Es noticia
Menú
Hacienda y Seguridad Social cruzarán datos para dar caza a las empresas defraudadoras
  1. Jurídico
Convenio entre ambos organismos

Hacienda y Seguridad Social cruzarán datos para dar caza a las empresas defraudadoras

También identificarán los perfiles de empresas más proclives a las irregularidades, y definirán los fraudes a la Seguridad Social que sean "indicadores adelantados" de evasión fiscal y viceversa

Foto: Las ministras de Trabajo y Hacienda, Yolanda Díaz y María Jesús Montero. (EFE/Fernando Villar)
Las ministras de Trabajo y Hacienda, Yolanda Díaz y María Jesús Montero. (EFE/Fernando Villar)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La Agencia Tributaria (AEAT) y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) se conjuran para dar caza a las empresas defraudadoras. Ambos organismos han suscrito un convenio de colaboración con el fin de que sus respectivos órganos encargados de la persecución del fraude intercambien información, definan áreas comunes de riesgo y diseñen planes de actuación y procedimientos de acción coordinada, según señala el texto publicado en el BOE del pasado 6 de agosto. Ninguna de las dos entidades precisa autorización de los interesados para el envío de los datos a la otra, puesto que la ley les habilita para ello, aunque el convenio precisa que los mismos solo podrán ser empleados para las finalidades descritas en su articulado.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz clic aquí.

El acuerdo concreta cuatro grandes líneas de actuación entre Hacienda y la ITSS. El primero es la identificación de los perfiles de los tipos de empresas que defraudan y el reconocimiento de las conductas irregulares que se manifiestan con mayor frecuencia en materia fiscal y de Seguridad Social, así como la adopción de medidas preventivas y de corrección necesarias. El segundo es la precisión de aquellos fraudes a la Seguridad Social que puedan ser definidos como "indicador adelantado de riesgo de fraude fiscal" y viceversa. El tercer eje es el diseño y la determinación de acciones para prevenir conductas fraudulentas respecto de las empresas de alto riesgo. Y el último es el diseño de planes de control y coordinación en la ejecución de los anteriores.

Con este nuevo acuerdo, la Agencia Tributaria y la ITSS actualizan las prestaciones del convenio suscrito el 18 de noviembre de 2011 y su adenda del 20 de julio de 2015. "A la vista de los resultados positivos derivados de la colaboración, que ha permitido incrementar la eficacia de las actuaciones y la eficiencia en la utilización de los recursos disponibles, las partes consideran que sería muy beneficioso para el cumplimiento de sus respectivos fines avanzar en el intercambio de información, ampliando la transmisión telemática de información entre las partes", señala el preámbulo del articulado, firmado por sus directoras generales, Soledad Fernández (AEAT) y Carmen Collado (ITSS).

Foto: Fachada de la Agencia Tributaria. (EFE)

El convenio subraya que, en todo caso, la información fluirá entre ambos organismos con respeto a los derechos al honor y la intimidad de los interesados, así como a la protección de datos personales. Los datos que puede ceder la Agencia Tributaria serán los declarados por los propios contribuyentes, sin previa verificación, salvo los contenidos en el modelo 190 (retenciones e ingresos a cuenta del IRPF), que sí deberán ser comprobados.

Alfredo Aspra, socio y fundador del bufete Labormatters, señala que "la relevancia de este tipo de convenios para combatir el fraude fiscal y a la Seguridad Social es máxima, por cuanto podrá permitir a la Inspección identificar patrones o perfiles de conductas susceptibles de considerarse fraudulentas en todo de tipo de sectores a fin de, en su caso, arbitrar campañas e implementar planes de control para prevenir las mismas".

Habilitación legal

El acuerdo suscrito se apoya en la habilitación que la ley hace a la AEAT y a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para intercambiar información para la persecución del fraude. Así, el artículo 94.1 de la Ley General Tributaria señala que las autoridades "estarán obligados a suministrar a la Administración Tributaria cuantos datos, informes y antecedentes con trascendencia tributaria recabe esta mediante disposiciones de carácter general o a través de requerimientos concretos, y a prestarle, a ella y a sus agentes, apoyo, concurso, auxilio y protección para el ejercicio de sus funciones".

El 95.1.c de la misma norma, por su parte, dispone el carácter reservado de la información que obtiene Hacienda, salvo, entre otras finalidades, para "la colaboración con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (...) en la lucha contra el fraude en la cotización y recaudación de las cuotas del sistema de Seguridad Social y contra el fraude en la obtención y disfrute de las prestaciones a cargo del sistema".

Foto: El coronavirus, la crisis que aumentará los concursos de acreedores en España.

Asimismo, el precepto 16.1 de la Ley Ordenadora del Sistema de Inspección de Trabajo y Seguridad Social también establece la obligación de las distintas administraciones de suministrar al organismo "cuantos datos, informes y antecedentes tengan trascendencia en el ámbito de sus competencias, así como a prestarle la colaboración que le sea solicitada para el ejercicio de la función inspectora". La normativa, asimismo, afirma que "la Administración Tributaria cederá sus datos y antecedentes a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social" y mandata configurar "programas de mutua correspondencia y de coordinación para el cumplimiento de sus fines".

Por último, el convenio publicado en el BOE establece el deber de sigilo de las autoridades, funcionarios y demás personal que accedan a los datos o información suministrada en virtud del mismo. "La violación de esta obligación implicará incurrir en las responsabilidades penales, administrativas y civiles que resulten procedentes", señala el texto, que mandata a la Administración a la que pertenezca el infractor exigirle la debida responsabilidad.

La Agencia Tributaria (AEAT) y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) se conjuran para dar caza a las empresas defraudadoras. Ambos organismos han suscrito un convenio de colaboración con el fin de que sus respectivos órganos encargados de la persecución del fraude intercambien información, definan áreas comunes de riesgo y diseñen planes de actuación y procedimientos de acción coordinada, según señala el texto publicado en el BOE del pasado 6 de agosto. Ninguna de las dos entidades precisa autorización de los interesados para el envío de los datos a la otra, puesto que la ley les habilita para ello, aunque el convenio precisa que los mismos solo podrán ser empleados para las finalidades descritas en su articulado.

Seguridad Social Empresas Ley Tributaria Inspección de Trabajo Boletín Oficial del Estado IRPF
El redactor recomienda