Es noticia
Menú
Hacienda acelera en inteligencia artificial para cazar multinacionales y ricos expatriados
  1. Empresas
MÁS USO DE HERRAMIENTAS TECNOLÓGICAS

Hacienda acelera en inteligencia artificial para cazar multinacionales y ricos expatriados

El Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2022 recoge más presión para grandes patrimonios, multinacionales por precios de transferencia o criptos

Foto: María Jesús Montero, ministra de Hacienda y Función Pública. (EFE/Zipi)
María Jesús Montero, ministra de Hacienda y Función Pública. (EFE/Zipi)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Ministerio de Hacienda desveló este lunes las líneas maestras de su actuación para evitar el fraude. El Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2022 muestra que habrá un mayor uso de las nuevas tecnologías para perseguir conductas perjudiciales para la recaudación de multinacionales o grandes patrimonios, además de exigir ya información fiscal sobre la tenencia de criptoactivos.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) incluyó este lunes la publicación de la hoja de ruta para este año. El texto desvela una tendencia creciente de Hacienda de dotar a la Agencia Tributaria de más capacidades tecnológicas. A través de la inteligencia artificial o el 'big data', elevará el cerco sobre prácticas de elusión fiscal y defraudadores.

Siguiendo los principios de la OCDE conocidos como ‘behavioural inisights’, Hacienda quiere facilitar el cumplimiento fiscal por parte de los contribuyentes. Para ello, ha adoptado nuevas técnicas de trabajo, “más eficientes y menos gravosas para el obligado tributario”, basadas en el análisis 'big data' de sectores en que detecta riesgos de fraude o elusión fiscal.

Foto: María Jesús Montero y Cristóbal Montoro, ministra y exministro de Hacienda. (EFE/Ballesteros)

Así, Hacienda focalizará en ellos visitas y el envío de cartas de aviso. Es decir, el análisis de datos facilitará la labor de la Inspección, pero previamente se trata de fomentar que haya un cumplimiento voluntario. Son medidas enfocadas a “sectores elegidos que incurran en determinados parámetros de riesgo de incumplimiento cuando se observe que dichos parámetros se vienen manteniendo de forma continuada a lo largo de los últimos ejercicios”.

La idea es que la tecnología haga más eficiente la Inspección, premisa que también se aplica a la Unidad Central de Coordinación del Control de Patrimonios Relevantes (UCCCPR), creada en el seno de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF). Esta división continuará con la investigación directa sobre los mayores patrimonios (los 'high net worth individuals', HNWI, y los ‘ultra high net worth individuals’, o UHNWI). Sobre el modelo 720, no hay referencias tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que tumbó la no prescripción y el modelo sancionador, pero sí a que se busca tener información y analizar por distintas vías los activos en el extranjero de los grandes patrimonios.

La UCCCPR trabajará en “el diseño e implementación de herramientas informáticas de procesamiento de información de última generación para la detección de riesgos fiscales asociados a este tipo de contribuyentes y la traslación de dichos riesgos” a la Inspección. Dicha unidad también colaborará con los inspectores para trabajar en riesgos asociados a fraude fiscal complejo o sofisticado recurrente “basado en negocios anómalos” con sociedades instrumentales, en opacidad o por el uso abusivo de regímenes fiscales preferentes.

Asimismo, Hacienda hace hincapié en la búsqueda y uso de nuevas fuentes de información que se puedan usar de forma masiva con técnicas de gestión de datos y mejorar las herramientas actuales. Es decir, tanto la ONIF como la unidad UCCCPR pondrán el foco en mejorar el uso actual del 'big data' para cercar a los grandes patrimonios que quieran reducir su tributación. En este sentido, Hacienda destaca la explotación masiva de la nueva información procedente del Consejo General del Notariado y la segunda fase de la herramienta automatizada de titulares reales de sociedades opacas residentes en España que tienen activos inmobiliarios residenciales “de alto nivel”. Esto es, los 'ultimate beneficial owners', UBO.

Foto: María Jesús Montero, ministra de Hacienda. (EFE)

Estas herramientas también servirán a la Agencia Tributaria para incrementar la presión sobre grandes patrimonios deslocalizados, persiguiendo a los que simulan su residencia fiscal. En los últimos años, han aumentado las inspecciones a fortunas que se han movido a Portugal o Andorra, dentro de ventajas fiscales algo mayores a las que tiene España con la ley Beckham.

Según el ministerio que dirige María Jesús Montero, son “conductas extremadamente lesivas para los intereses de la Hacienda Pública, relacionadas con la simulación de la residencia fiscal fuera del territorio español, especialmente en casos de personas físicas, con la principal finalidad de obtener una tributación efectiva inferior a la debida”. En algunas ocasiones, hay estructuras de ocultación u opacidad. La Oficina Nacional de Investigación del Fraude “realizará actuaciones de investigación de este tipo de fraude”.

Otro foco está en los artistas y deportistas extranjeros que residen en España. Hacienda quiere que tributen todas sus rentas, no solo los salarios, a través del impuesto sobre la renta de los no residentes. La Agencia Tributaria usará mecanismos de 'big data' en el IRPF para vigilar la tributación de estos profesionales.

Multinacionales

En el terreno de las empresas, un foco importante está en los precios de transferencia. Es decir, en vigilar que las multinacionales no eleven los costes de operaciones intragrupo por motivos fiscales, y que se realicen a precios de mercado. En los últimos tiempos, según fuentes jurídicas, Hacienda ha elevado la presión con más inspecciones y multas.

En realidad, se trata de una preocupación de las haciendas de todo el mundo occidental. La propia OCDE ha trabajado en ello, y España está a la vanguardia en tiempo para cerrar los casos abiertos, en el porcentaje de casos que están abiertos y en cooperación internacional. Hacienda quiere profundizar en esta tendencia de mejorar la vigilancia y evitar la elusión fiscal.

Foto: María Jesús Montero, ministra de Hacienda. (EFE)

Nuevamente, las herramientas de 'big data' juegan un papel central para análisis masivos de alta cantidad de información. “En 2022 se aplicará plenamente el nuevo sistema automatizado de análisis de riesgos en precios de transferencia basado en todo el conjunto de información disponible sobre operaciones vinculadas con el que actualmente cuenta la Administración tributaria, haciendo un uso efectivo tanto del conjunto de información obtenida internamente como de aquella a disposición de la Inspección como consecuencia del proyecto BEPS, tanto en el ámbito de la OCDE como en el de la Unión Europea”, explica Hacienda en el BOE.

En este sentido, Eduardo Gracia, socio de Ashurst y uno de los mayores expertos en precios de transferencia, resalta que Hacienda destaca “varias veces que cada vez tiene una base de datos más potente que se nutre de muchas fuentes de información para evaluar riesgos de los contribuyentes”. Asimismo, señala que son relevantes “las referencias positivas que se hacen a acuerdos previos de valoración a mercado y a procedimientos amistosos, que cada vez van a más”.

La Agencia Tributaria también continuará evolucionando en la presión a las empresas para evitar que reduzcan su tributación mediante IVA, intentando deducirse operaciones no permitidas. En este caso, lo hace con comprobaciones masivas del IVA deducido en los últimos cuatro años a través del análisis de datos con el sistema de suministro inmediato de información (SII), implementado en 2017.

Vigilancia a criptos

Entre las novedades del plan tributario también se encuentran las visitas para mejorar el censo empresarial. Dichas visitas se ampliarán a centros de trabajo como los ‘coworkings’, despachos o sedes para recibir correspondencia. “El censo de contribuyentes es un dato esencial”, asegura Hacienda, de cara a que la Agencia Tributaria sea más eficiente en sus actuaciones.

Foto: Bitcoins sobre dólares. (Reuters/Dado Ruvic)

Por otro lado, Hacienda ya ha desvelado una de las incógnitas que había en torno a los criptoactivos. A lo largo de este año se desarrollarán por reglamento las nuevas obligaciones de información sobre la tenencia de monedas virtuales como el bitcoin y el resto de criptodivisas. Para ello, se aprobarán órdenes ministeriales. El objetivo es que tenga disponible la primera información sobre estos activos virtuales en 2023 respecto al ejercicio 2022.

Además de lanzar un modelo, estrechará el cerco sobre los inversores que no declaren sus criptodivisas obteniendo información por otras vías. Así, habrá una “potenciación de las herramientas informáticas necesarias para facilitar las actuaciones de control de las transacciones con monedas virtuales”.

El Ministerio de Hacienda desveló este lunes las líneas maestras de su actuación para evitar el fraude. El Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2022 muestra que habrá un mayor uso de las nuevas tecnologías para perseguir conductas perjudiciales para la recaudación de multinacionales o grandes patrimonios, además de exigir ya información fiscal sobre la tenencia de criptoactivos.

Ministerio de Hacienda Inteligencia Artificial María Jesús Montero
El redactor recomienda