Es noticia
Menú
Los bufetes ponen deberes a las universidades: idiomas, práctica y oratoria
  1. Jurídico
INFORME 'UNIVERSIDADES Y DESPACHOS 2022'

Los bufetes ponen deberes a las universidades: idiomas, práctica y oratoria

Los bufetes demandan a los centros de fuera de Madrid y Barcelona una comunicación más fluida para identificar buenos candidatos de otras regiones

Foto: Graduación en la Universidad de Yale. (iStock)
Graduación en la Universidad de Yale. (iStock)

Las universidades aún tienen mucho que mejorar en la formación que ofrecen a los estudiantes de Derecho. En concreto, en lo que respecta a los idiomas —y, especialmente, el inglés—, las habilidades de expresión oral y escrita y en la aplicación del Derecho a la práctica. Así lo revela el informe 'Universidades y despachos 2022', un estudio elaborado por El Confidencial que muestra qué instituciones académicas son las preferidas por los grandes bufetes para fichar nuevo talento.

Entre otros datos, el estudio incluye una encuesta a los responsables de RRHH de 17 de las principales firmas españolas en la que puntúan la calidad de la enseñanza de los centros. Y los resultados no son demasiado alentadores: en general, el grado de satisfacción de los bufetes se sitúa en un tres sobre cinco; lo que equivaldría a un notable bajo. El aspecto en el que las organizaciones muestran más descontento es la formación en idiomas con un enfoque profesional, donde puntúan a las universidades con un 2,9 a pesar de tratarse de uno de los factores que más importancia dan.

"El idioma inglés sigue siendo una asignatura pendiente. Es cierto que cada vez más estudiantes hablan el idioma, pero nos cuesta encontrar candidatos que lo dominen", señala en este sentido Nerea de Antonio, Responsable de Recursos Humanos de Freshfields Bruckhaus Deringer. Asimismo, los centros todavía deben mejorar, según la opinión de las firmas, sus enseñanzas sobre expresión oral y escrita, que califican con un 3,1 y un 3, respectivamente.

[Si quiere acceder al 'ranking' completo, puede hacerlo pinchando aquí].

Por otro lado, los bufetes identifican ciertas carencias en la enseñanza que prestan los centros en habilidades relacionales (3,1), como el trabajo en equipo o la capacidad comercial, en cómo hacer una aplicación práctica del Derecho y en nuevas tecnologías (2,3 sobre 5). "Se hace muy necesario incorporar al aprendizaje habilidades no puramente jurídicas, como tecnología, digitalización o la capacidad de hablar en público. Pero también a otras igualmente valiosas, como la creatividad, el arte de la negociación, la curiosidad o el tan necesario pensamiento crítico", indica Estefanía Caballero, Responsable de Recursos Humanos en KPMG Abogados.

Más allá va su homónima en Gómez-Acebo & Pombo, Cristina Santos, que ve necesario que los centros presten una mejor orientación a los alumnos de cara al futuro. "Muchos de ellos llegan al máster de acceso sin saber lo que quieren hacer y sin conocer las posibles de salidas que tienen y, lo que es más importante, no saben cuáles son sus fortalezas y lo que se les da bien. Esto los lleva muchas veces a tomar la decisión influenciados o por sus familias o por el entorno", lamenta. En este sentido, sugiere a las facultades que introduzcan talleres para orientar y guiar a los alumnos en sus carreras profesionales, ayudándoles a conocerse a sí mismos y al sector.

Foto: La biblioteca de la Universidad de Leuven, en Bélgica. (iStock)

Las carencias que ven los despachos no se limitan únicamente a la formación en sentido estricto (habilidades y conocimientos). También identifican una falta de información sobre cómo funcionan los grandes bufetes. Así, las firmas muestran una baja satisfacción (2,6 sobre cinco) sobre la enseñanza que dan estos centros a los estudiantes sobre su modelo de negocio, el tipo de trabajo que realizan (clientes, asuntos, etcétera), el modelo de carrera sobre el cual se estructuran y la alta disponibilidad que requieren a los abogados.

Ahora bien, no todo es negativo. Desde Linklaters, la responsable de RRHH Adela García de Tuñón celebra el avance en términos formativos que han experimentado las universidades. "Estamos observando cómo las universidades trabajan en diseñar programas que ofrezcan a sus alumnos una formación más práctica para adaptarse a los cambios y necesidades del mercado, involucrando a abogados en ejercicio y otros profesionales de despachos. Poco a poco, también vemos cómo se van introduciendo en las aulas las habilidades digitales, algo fundamental", subraya.

Foto: Foto: IStock.

En la misma línea se pronuncia Carolina Banegas, de Herbert Smith Freehills. "Hemos notado que las universidades están haciendo un enorme esfuerzo por adaptarse a las nuevas tendencias y necesidades de los despachos y es justo reconocérselo", asevera. No obstante, sí confiesa echar de menos una mayor formación en la capacidad para procesar y entender textos complejos y un mayor conocimiento y entendimiento del sector.

Más implicación a los centros fuera de Madrid

Al analizar la región en la que se sitúan las universidades de donde provienen los estudiantes de Derecho hay un claro ganador: Madrid. Casi la mitad de los alumnos que se incorporan a estas entidades cursaron el grado en centros de estas ciudades, mientras que en el máster el porcentaje supera el 60%. En segundo lugar se encuentra Barcelona, que aporta el 15% de los alumnos que entran a trabajar a los bufetes de la élite.

Foto: Dos alumnas en la Universidad Carlos III de Madrid.

Esta aparente predilección por el alumnado madrileño y barcelonés, sin embargo, es, según los despachos, casi obligada. De acuerdo con los resultados del estudio, los responsables de RRHH niegan priorizar a los estudiantes de estas regiones, pero sí consideran que hay muy poca información por parte de las facultades localizadas en otras Comunidades Autónomas. Admiten, incluso, que habría más diversidad geográfica sería mayor con una mejor comunicación por parte de los centros.

Las universidades aún tienen mucho que mejorar en la formación que ofrecen a los estudiantes de Derecho. En concreto, en lo que respecta a los idiomas —y, especialmente, el inglés—, las habilidades de expresión oral y escrita y en la aplicación del Derecho a la práctica. Así lo revela el informe 'Universidades y despachos 2022', un estudio elaborado por El Confidencial que muestra qué instituciones académicas son las preferidas por los grandes bufetes para fichar nuevo talento.

Universidades Despachos Abogados
El redactor recomienda