Cuatrecasas rompe el tabú y plantea dos días de teletrabajo, uno de ellos el viernes
  1. Jurídico
Una apuesta valiente... y arriesgada

Cuatrecasas rompe el tabú y plantea dos días de teletrabajo, uno de ellos el viernes

Frente al temor de otros bufetes de que los abogados anticipen el fin de semana, la firma que dirige Jorge Badía implanta el viernes en remoto y el segundo día, martes o miércoles

Foto: Imagen del interior de una de las sedes de Cuatrecasas.
Imagen del interior de una de las sedes de Cuatrecasas.

Tras meses de consultas y deliberación interna, Cuatrecasas ha definido ya cuál será su modelo de trabajo en la pospandemia. Según ha expuesto estos días la dirección del despacho a sus profesionales, quien se acoja al plan Cuatrecasas Smartwork tendrá dos días de teletrabajo semanales: uno de ellos será obligatoriamente el viernes y el otro deberá escogerse entre los martes y los miércoles. El sistema, que operará a través de jornadas laborales completas (es decir, cuando se esté en remoto será todo el día, no de manera parcial), empezará a funcionar el próximo 15 de noviembre y se ofertará a la práctica totalidad de la plantilla, lo que incluye también a los profesionales de soporte.

La propuesta de Cuatrecasas es novedosa porque va a contracorriente en una cuestión que ha resultado innegociable para la cúpula de otros bufetes: la de teletrabajar los viernes. El temor a que las plantillas aprovecharan esa opción para anticipar el fin de semana y planear un descanso de tres días ha llevado a que en algunas firmas se acotara la posibilidad de teletrabajar a los días centrales de la semana —martes, miércoles y jueves—, excluyendo viernes y, en algunos casos, también los lunes.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz clic aquí

Fuentes internas del despacho relatan que, según explicó el propio Jorge Badía en una charla retransmitida a toda la organización, el nuevo modelo pivotará sobre la distribución de las tareas en función de si se está presencialmente en la oficina o en remoto. Así, los socios encargados de organizar los equipos y los propios letrados deberán concentrar en los dos días de teletrabajo (viernes y martes o miércoles) las tareas que puedan realizarse de forma individual, mientras que las reuniones con compañeros o clientes, las formaciones y las dinámicas de grupo se programarán los días que deben asistir de forma presencial a las sedes (lunes o jueves). El sistema exigirá un esfuerzo extra de precisión a socios y abogados en el diseño y distribución del trabajo.

Foto: Sede de DLA Piper en Madrid, en el paseo de la Castellana 35.

Con la excepción de algunos colectivos puntuales, el programa se ofertará a todos los profesionales, abogados y no abogados. No obstante, para evitar las dificultades formativas y de adquisición de la cultura corporativa que plantea el desempeño en remoto, la firma ha decidido que las nuevas incorporaciones solo tengan un día de teletrabajo: los viernes.

Firmará el acuerdo de teletrabajo

El nuevo régimen del bufete no lleva asociada una reducción de oficinas ni espacio, por lo que todos los profesionales mantendrán sus puestos de trabajo en las oficinas. Asimismo, al optar por dos días de teletrabajo a la semana —más del 30% de la jornada—, la dirección de la firma deberá suscribir un acuerdo con quienes se adhieran al plan Cuatrecasas Smartwork que incluya la compensación de los gastos en que incurran por desarrollar dos de sus jornadas laborales en remoto, tal y como requiere la nueva normativa. Este punto también ha sido controvertido en otras organizaciones, que admitían haber fijado un tiempo máximo de desempeño en remoto que les permitiera esquivar la suscripción del acuerdo.

El plan de Cuatrecasas se configura como uno de los más ambiciosos y detallados del sector, descendiendo a la distribución de tareas en los propios equipos e involucrando a toda la plantilla de forma coordinada en el reparto del trabajo presencial o en remoto. Una apuesta valiente, pero no exenta de riesgos. No solo internos (el mantenimiento de la cohesión y la cultura es la gran preocupación de las cúpulas de los bufetes, por encima incluso de la productividad), sino también de cara al cliente y a su percepción de disponibilidad y rendimiento de sus abogados. Consciente de ello, el propio Badía remarcó en la charla ante la plantilla que si la dirección detectaba que el nuevo modelo tenía algún efecto contraproducente, no dudarían en dar marcha atrás en las medidas de flexibilidad adoptadas.

Foto: Sede de Cuatrecasas en Madrid.

Hasta que a partir del 15 de noviembre empiece a funcionar el nuevo modelo, Cuatrecasas mantendrá el sistema de turnos obligatorios implantado el pasado mes de junio (hasta esa fecha, la presencialidad era voluntaria). Cuatrecasas Smartwork es la culminación de un programa participativo, puesto en funcionamiento en abril, que pretendía analizar y desarrollar una política de trabajo flexible, en el que han intervenido representantes de todos los colectivos del despacho. En el mismo, se incluía una encuesta a la plantilla y un estudio de los requisitos técnicos y las posibilidades que daban las sedes para formular un nuevo modelo de trabajo. El objetivo, según explicó la organización en aquel momento, era determinar qué actividades debían llevarse a cabo necesariamente en las oficinas y cuáles podían realizarse en remoto.

La previsión era que el plan resultante de dicho proceso entrara en funcionamiento en enero de 2022; sin embargo, la dirección del despacho ha decidido adelantar su implementación a dentro de cuatro semanas.

Tras meses de consultas y deliberación interna, Cuatrecasas ha definido ya cuál será su modelo de trabajo en la pospandemia. Según ha expuesto estos días la dirección del despacho a sus profesionales, quien se acoja al plan Cuatrecasas Smartwork tendrá dos días de teletrabajo semanales: uno de ellos será obligatoriamente el viernes y el otro deberá escogerse entre los martes y los miércoles. El sistema, que operará a través de jornadas laborales completas (es decir, cuando se esté en remoto será todo el día, no de manera parcial), empezará a funcionar el próximo 15 de noviembre y se ofertará a la práctica totalidad de la plantilla, lo que incluye también a los profesionales de soporte.

Despachos Abogados Cuatrecasas Trabajo Oficinas
El redactor recomienda