¿Es legal el despido a Antonio David Flores de Mediaset?
  1. Jurídico
hay que analizar si existe vínculo laboral

¿Es legal el despido a Antonio David Flores de Mediaset?

El excolaborador podría impugnar la expulsión ante los tribunales si prueba la existencia de una relación laboral e, incluso, solicitar una indemnización por vulneración su honor

placeholder Foto: Antonio David Flores, en 'Supervivientes 2020'. (Mediaset España)
Antonio David Flores, en 'Supervivientes 2020'. (Mediaset España)

Hace unas horas, Mediaset remitió un comunicado en el que anunciaba que iba a prescindir de Antonio David Flores como colaborador de sus programas. La decisión vino a raíz de las declaraciones realizadas horas antes por su exmujer, Rocío Carrasco, en las que le acusaba de haberla maltratado tanto psicológica como físicamente durante su relación y el proceso de divorcio. Pero ¿es legal este despido? ¿Podría el ahora excolaborador impugnar la expulsión ante los tribunales?

Para resolver estos interrogantes, lo principal es analizar si existe un vínculo laboral entre el colaborador y la cadena. Una determinación que no es en absoluto sencilla de realizar. Principalmente, porque Flores es tertuliano en televisión, “por lo que seguramente esté dado de alta como autónomo”, apunta el jurista Robert Gutiérrez. No obstante, el propio comunicado declara textualmente el “cese de la vinculación laboral” con el colaborador, por lo que “admite de forma implícita la existencia de un vínculo de trabajo”, subraya.

Esta descripción, matiza José Manuel Raya, abogado en el bufete DMS, no implica un reconocimiento automático, por lo que, en caso de celebrarse un hipotético juicio, Mediaset podría alegar una equivocación en el mensaje e intentar probar que el colaborador no tiene una relación laboral. De hacerlo, “la expulsión sería lícita”, advierte.

Foto: Antonio David Flores en su último 'Sálvame'. (Mediaset España)

En este sentido, es importante señalar que los jueces ya han discutido en varias ocasiones el vínculo entre colaboradores y sus cadenas, y tienden a reconocerlos como empleados. Así lo hizo el Tribunal Supremo en 2014 cuando declaró la relación laboral de un tertuliano de la Cadena Ser a pesar de que este cobraba a través de facturas. Aunque los magistrados reconocieron que se trataba de un terreno “difuso”, consideraron que se cumplían varias de las características propias de los trabajadores por cuenta ajena, como es la ajenidad y la dependencia, ya que la propia radio le comunicaba el tema a debatir cada semana y le indicaba el día y la hora de sus intervenciones.

Del mismo modo, la Inspección de Trabajo ha calificado de falsos autónomos a colaboradores si estos contaban con una aparición periódica, un horario fijo y una retribución mensual. De hecho, cadenas como Radio Televisión de Madrid o la EiTB (la cadena autonómica vasca) han sido sancionadas por este motivo.

Derecho al honor

Una vez probada la existencia de un vínculo laboral, Raya considera que Antonio David Flores podría solicitar la nulidad del despido alegando una vulneración de su derecho al honor. “Al fin y al cabo, ha sido expulsado de sus funciones por unas acusaciones cuya veracidad no ha sido probada”, subraya. De hecho, recuerda que el colaborador ya tuvo que enfrentarse a una denuncia por este motivo hace unos años y fue absuelto.

Foto: Antonio David Flores. (Cordon Press)

En caso de anularse el cese, agrega el letrado, Mediaset estaría obligada a reincorporar al extertuliano y abonarle los salarios que debería haber percibido en ese tiempo, “además de una indemnización por lesión de derechos fundamentales”, agrega. En estos casos, la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social (LISOS) fija compensaciones que superan los 187.000 euros.

Mediaset estaría obligada a reincorporarlo y abonarle los salarios que debería haber percibido, además de una indemnización

Se trata, sin embargo, de un escenario más complejo. Así, el Tribunal Supremo descartó en 2014 anular la expulsión de un abogado del Banco Sabadell que fue destituido tras su imputación por blanqueo de capitales en la operación Emperador. En su lugar, declaró el despido de improcedente, revocando la sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid que vio el caso con anterioridad y sí consideró la nulidad. La diferencia entre ambas calificaciones es que, mientras que la primera únicamente implica una indemnización, la segunda obliga a la compañía a readmitir al empleado.

Por su parte, Pere Vidal, abogado laboralista en Augusta Abogados, opina que el cese podría ser declarado nulo “porque vulnera la presunción de inocencia del excolaborador” (artículo 24 de la CE).

Despidos Mediaset Antonio David Flores Tribunal Supremo Rocío Carrasco
El redactor recomienda