Auren factura 63,6 millones, un 4% menos, pero logra mantener el empleo
  1. Jurídico
Resultados

Auren factura 63,6 millones, un 4% menos, pero logra mantener el empleo

Tras un año "difícil", la firma que preside Mario Alonso confía en retomar el crecimiento con proyectos como su oficina para los fondos europeos o la asesoría de empresas rescatadas por el SEPI

placeholder Foto: Mario Alonso, presidente de Auren.
Mario Alonso, presidente de Auren.

La firma española de servicios profesionales Auren facturó 63,6 millones de euros el ejercicio pasado, lo que supone un 3,9% menos que en el anterior, cuando ingresó 66,2 millones. Un año “difícil”, según describe su presidente, Mario Alonso, del que, sin embargo, sale “satisfecho” porque la organización ha logrado uno de sus principales objetivos: transitar lo más crudo de la pandemia sin tener que llevar a cabo ajustes laborales. “Prácticamente hemos mantenido la facturación y, además, hemos conservado el 100% del empleo. Dado el contexto que hemos vivido, hacemos un balance positivo”, subraya.

Por divisiones, la que tuvo un mejor comportamiento fue la de abogados y asesores fiscales, área con más peso en la firma, que alcanzó los 27 millones de euros de facturación (un 1,5% más). Auditoría, por su parte, ingresó 16,8 millones (un 6,1% menos); consultoría, 17 millones (un 7,6% menos), y ‘corporate’, 2,8 millones (un 15,1% menos). “Desde marzo hasta nuestro cierre de ejercicio, que es el 31 de agosto, han sido meses muy complejos. Es normal que, con la paralización de la actividad, consultoría y ‘corporate’ sufrieran más, pero en general hemos salvado bien el año”, expone Alonso. El comportamiento de la red internacional de la firma, que cuenta con 59 oficinas en 11 países, ha sido bastante homogéneo.

Foto: Las cuatro torres de la Castellana. (EFE)

Para el presidente de Auren, haber evitado los despidos es clave para encarar 2021 con ambición. “Cuando hay ceses, el clima se deteriora, hay desmotivación… En una organización con una cultura humanista como la nuestra, conservar las relaciones personales y el ambiente laboral era un objetivo esencial”. Precisamente, mantener el contacto y la cercanía ha sido lo más difícil durante el confinamiento y los meses de teletrabajo, pero, a cambio, Alonso incide en que les ha permitido comprobar que contaban con una buena organización. “De un día para otro, nos fuimos para casa y todo siguió funcionando bien”. En todo caso, indica, sin presencia física, la formación de los jóvenes, la evaluación de desempeño y la venta de servicios se tornan, indiscutiblemente, tareas mucho más complejas.

Respecto de los clientes, el mensaje al comienzo de la pandemia fue estar más cerca de ellos que nunca. "Y lo hemos conseguido". ¿Están presionando para rebajar los honorarios? “Por ahora, y subrayo el por ahora, no. Aunque lo cierto es que el modelo de reducción de márgenes, en servicios legales, pero especialmente en la auditoría, viene de tiempo atrás. No creo que se haya acelerado con la pandemia”, reflexiona. Lo que sí prevé son retrasos en los pagos, especialmente, conforme desaparezcan las medidas de estímulo de la economía.

Ambición para 2021

A pesar de las dificultades vividas durante el ejercicio pasado, Auren encara con mucha ambición el nuevo curso. Destacan, entre todos los proyectos puestos en marcha, la oficina para la gestión de los fondos europeos (Auren Next Generation EU) y la inclusión de la firma entre los asesores legales y financieros de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), en donde Auren obtuvo la máxima puntuación. “En relación con los fondos, las ‘big four’ se han focalizado en las grandes empresas. Nosotros queremos dar un asesoramiento integral a las medianas y a las agrupaciones o confederaciones de empresarios”, asevera. Y recuerda que la firma cuenta con años de experiencia previa, gracias a su oficina de gestión de otras partidas europeas.

Foto: Vista desde las cuatro torres de Madrid.

No son las únicas iniciativas. La organización se ha embarcado de forma intensa en el pujante sector de los 'e-Sports', ha lanzado un proyecto de asesoramiento a ‘startups’ y ha puesto en marcha un plan de servicios 360, un sistema de atender los problemas de los clientes olvidando las clásicas divisiones de las firmas multidisciplinares (lo cual, a su vez, está obligando a rediseñar algunas estructuras internas, expone). Además, Auren mantendrá su política de crecimiento inorgánico con más integraciones. “Que nadie piense que 2021 será un año que pasemos al trantrán. No nos marcamos como objetivo un gran crecimiento, porque eso sería una temeridad, pero sí vamos a retomar la senda del incremento de ingresos. Si además conseguimos mantener el empleo y consolidamos los proyectos en curso, será un ejercicio francamente bueno”, concluye Alonso.

La firma española de servicios profesionales Auren facturó 63,6 millones de euros el ejercicio pasado, lo que supone un 3,9% menos que en el anterior, cuando ingresó 66,2 millones. Un año “difícil”, según describe su presidente, Mario Alonso, del que, sin embargo, sale “satisfecho” porque la organización ha logrado uno de sus principales objetivos: transitar lo más crudo de la pandemia sin tener que llevar a cabo ajustes laborales. “Prácticamente hemos mantenido la facturación y, además, hemos conservado el 100% del empleo. Dado el contexto que hemos vivido, hacemos un balance positivo”, subraya.

Auditoría Despachos Abogados Consultoría Pandemia Internacional
El redactor recomienda