Dimite el alto cargo de Osakidetza que se saltó la reclusión para ir a Castro Urdiales
  1. España
  2. País Vasco
fue multado por acudir a su segunda vivienda

Dimite el alto cargo de Osakidetza que se saltó la reclusión para ir a Castro Urdiales

La decisión se produce horas después de que la consejera de Salud rechazara actuar contra el director de Emergencias al no tener "certezas" de los hechos entre las críticas de sindicatos y partidos

Foto: Dimite el alto cargo de Osakidetza que se saltó la reclusión para ir a Castro Urdiales
Dimite el alto cargo de Osakidetza que se saltó la reclusión para ir a Castro Urdiales

El director de Emergencias del Servicio vasco de Salud (Osakidetza), Jon Sánchez Ibarlucea, que fue multado en abril por saltarse el confinamiento y acudir a su segunda residencia ubicada en un municipio de Cantabria, ha presentado esta tarde su dimisión, según ha informado el Gobierno vasco, que "ha aceptado su renuncia". La decisión de dejar el cargo se produce horas después de que la consejera de Salud del Gobierno vasco, Nekane Murga, se hubiera resistido a adoptar medida alguna ante este presunto incumplimiento del confinamiento impuesto por el estado de alarma, amparada en que no tenía “certezas documentadas” para realizar una valoración de los hechos, entre las críticas de sindicatos y partidos.

Sánchez, que reside en Vizcaya, se encontraba en el ojo del huracán durante todo el día tras conocerse este martes que el pasado 21 de abril fue pillado por la Policía Local de Castro Urdiales en un piso que constituye su segunda residencia pese a estar prohibido este tipo de movimientos por el estado de alarma vigente para hacer frente al coronavirus, si bien el Gobierno vasco había rechazado emprender medidas contra su persona en una decisión no exenta de polémica. “No puedo hacer una valoración con los datos que tengo en este momento”, se había escudado Murga para rechazar adoptar a día de hoy cualquier medida por la actitud del ya exresponsable de Emergencias de Euskadi.

Sánchez "se defenderá por todas las vías legales y administrativas", pero asume que debía "seguir las recomendaciones, más siendo un cargo público"

La decisión de Sánchez de presentar su dimisión y la aceptación de la renuncia ha sido comunicada por el Gobierno vasco pasadas las 22.30 horas de este martes a través de una nota en la que se deja constancia que el afectado "ha asegurado que se defenderá por todas las vías legales y administrativas oportunas a pesar de no haber recibido aún la notificación de la denuncia". "Al mismo tiempo –prosigue el comunicado–, ha precisado que entiende que las normas son iguales para todos y que, en esta situación excepcional, es preciso seguir las recomendaciones, más si cabe siendo un cargo público". La nota finaliza con un "agradecimiento" del afectado a la "confianza puesta en él" y la puesta en valor de "la gran labor que realiza el conjunto de profesionales del servicio de Emergencias de Osakidetza".

Fueron los propios vecinos los que alertaron a las autoridades policiales de la llegada de Sánchez al piso ubicado en esta localidad cántabra situada a pocos kilómetros de Vizcaya y donde centenares de vascos cuentan con una segunda residencia dada esta cercanía. Los hechos ocurrieron el pasado 21 de abril, si bien se han conocido este martes tras publicar el diario ABC que la Policía Local impuso una multa al responsable de Emergencias del Servicio vasco de Salud por incumplir presuntamente el confinamiento decretado por el estado de alarma, y que prohíbe el traslado a segundas residencias.

La consejera había asegurado que Sánchez, con una larga trayectoria institucional con el PNV, decía que "podía explicar" su actitud, pero sin dar más detalles

Al ser interpelada por esta cuestión esta mañana en su comparecencia para dar cuenta de la evolución de la pandemia en Euskadi, la consejera de Sanidad había eludido pronunciarse sobre la posible continuidad en el cargo de Sánchez, que accedió a su puesto el 28 de diciembre de 2018. Ha justificado que tiene conocimiento de los hechos hace “48-72 horas” y que es preciso “esperar a tener certezas y documentadas” para hacer una valoración y, en su caso, “tomar decisiones”. Al respecto, ha señalado que el afectado, que acumula una larga trayectoria institucional dentro del PNV –ha sido concejal en Bilbao y juntero en Vizcaya–, ha asegurado que “puede explicar” su presencia en Castro Urdiales durante el confinamiento pero sin ofrecer más detalles.

Estas han sido sus vagas explicaciones en una primera intervención para eludir cualquier valoración del comportamiento del hasta entonces responsable de las Emergencias vascas y sus posibles consecuencias de cara a su continuidad al frente del área. Con posterioridad, Murga ha dejado la puerta abierta a cualquier escenario al dejar constancia de que “la ley está para que la cumplamos” y que “tendrá que tomar una decisión probablemente”. Pero no ha ido más allá al no contar con “certezas” sobre unos hechos que sucedieron hace dos semanas, dado que el propio afectado “dice que no ha recibido la denuncia”.

"No puedo hacer una valoración con los datos que tengo en este momento", se había escudado Murga, si bien asumía que "tendría que tomar una decisión"

“Hasta ahora –según ha señalado–, la explicación que él ha dicho es que tenía motivos justificados para estar en ese lugar y que no tenía para aportar la denuncia”. Al parecer, Sánchez esgrimió a los policías que acudieron al piso tras la alerta vecinal la noche anterior que se había desplazado hasta esta segunda residencia para permanecer un par de días porque no quería poner en riesgo a personas mayores con las que convive de forma habitual al estar pendiente de los resultados de la prueba de detección del coronavirus. Sin embargo, sus explicaciones no convencieron a los agentes, que le impusieron una multa por saltarse el confinamiento establecido con el estado de alarma. En este sentido, la Cadena COPE ha afirmado hoy que la Policía Local ha trasladado este martes la denuncia a la Delegación del Gobierno en Cantabria para su tramitación.

En sus explicaciones de esta mañana, Murga ha señalado que Sánchez “notificó que había ocurrido este suceso” a sus superiores antes de que ella conociera los hechos hace “48-72 horas”, si bien ha afirmado desconocer si el afectado ha puesto su cargo a disposición de la dirección a raíz de los hechos. “Tienen unas personas inmediatamente superiores a las que quizá es a las que se lo ponga. A mí no”, ha aseverado. “En este momento él dice que no ha recibido la denuncia y tenemos que esperar a tener certezas y que pueda estar documentado”, ha enfatizado la consejera de Salud para evitar pronunciarse sobre el comportamiento del responsable de Emergencias. “Opino cuando tengo hechos y documentación para opinar”, ha reiterado.

Foto: Vascos de 'puente festivo' por San José: vuelta para casa y 600 euros de multa en el equipaje

Antes de presentar su dimisión, los motivos “justificados” que alegaba el afectado ante sus superiores iban a ser confrontados con el contenido del “expediente sancionador o denuncia que le va a llegar en las próximas horas” de cara a “tomar las decisiones” que correspondan una vez se “analice qué es lo que ocurrió”. Por ello, Murga había subrayado que ella “no tiene que justificar” el comportamiento de Sánchez. “Hay una ley y él tiene que cumplirla. Habrá que ver ese expediente sancionador y la ley. Yo tengo que ver, con la ley que hay, si la ha cumplido o no la ha cumplido y, acorde a eso, con la documentación y las certezas que tenga, tendré que tomar una decisión probablemente”, había aseverado.

Sin embargo, sus explicaciones no han convencido a los sindicatos, que han exigido al Gobierno vasco que "investigue" lo sucedido y actúe en consecuencia contra Sánchez. En este sentido, ELA ha exigido que "se compruebe la veracidad de las informaciones" y "en el caso de que se confirmara que no ha respetado las normas relativas al confinamiento, pensadas para salvaguardar la salud de todos en esta alerta sanitaria, se depuren las correspondientes responsabilidades". En esta línea, LAB ha pedido a Sánchez que dé "explicaciones" por su comportamiento, que resulta "inaceptable teniendo en cuenta las medidas que ha tomado toda la sociedad y el personal de Emergencias de Osakidetza" ante la pandemia. Por su parte, CCOO ha criticado que la plantilla del Servicio vasco de Salud "está cumpliendo con creces con el esfuerzo que se le está exigiendo, pero sus direcciones no se están mostrando a la altura".

Los sindicatos habíam pedido que se investigara lo sucedido, el PP reclamaba el cese de Sánchez y EH Bildu denunciaba la "dejación de responsabilidades"

El desplazamiento de vascos a sus segundas residencias en Cantabria incumpliendo el confinamiento decretado es algo que se viene denunciando desde que entró en vigor el estado de alarma, produciéndose considerables atascos en la muga entre Vizcaya y esta comunidad durante los primeros días, tal y como se evidenciaron en las redes sociales. Precisamente, a través de Twitter, el candidato a lehendakari del PP, Carlos Iturgaiz, ha exigido el cese de Sánchez por “incumplir deliberadamente la normativa de confinamiento marchándose a Cantabria”. Por su parte, EH Bildu ha acusado a la consejera de Salud de "dejación de responsabilidades" por no abrirle un expediente al implicado por el presunto incumplimiento de las medidas de confinamiento.

Coronavirus Pandemia Bilbao PNV Vizcaya
El redactor recomienda