"todo apunta a estar en una fase de meseta"

Euskadi ve alcanzado el pico con el bajón de positivos y la caída en la UCI de Txagorritxu

El Gobierno vasco se muestra "esperanzado" tras la estabilización de casos en cuatro días, con un notable descenso en 48 horas, y porque el 70% del "alto número de pruebas" realizadas da negativo

Foto: La consejera vasca de Sanidad, Nekane Murga. (EFE)
La consejera vasca de Sanidad, Nekane Murga. (EFE)

Sin dejar de lado el discurso de "prudencia", el Gobierno vasco considera que se ha alcanzado el pico de la incidencia del coronavirus en el País Vasco debido a la estabilización de los contagios registrados durante los cuatro últimos días, con notables descensos en los positivos en 48 horas -han caído a la mitad-, y a los resultados negativos en el "alto número de pruebas" de detección de la patología que se realizan a las personas que presentan síntomas de la enfermedad, con siete de cada diez pruebas que descartan el Covid-19.

"Euskadi ha entrado en una meseta, rompiendo la tendencia al alza de aumento de casos", ha resaltado en las redes sociales el Servicio vasco de Salud, Osakidetza, en una valoración que ha asumido con posterioridad la consejera de Sanidad, Nekane Murga, en la comparecencia diaria del Gobierno vasco para dar cuenta de la incidencia del coronavirus en Euskadi. "Todo apunta a que podríamos estar en una fase de meseta", ha aseverado, amparada en la "secuencia diaria" de contagios y los resultados del alto número de test realizados. Si hace poco más de una semana, las pruebas realizadas daban positivo en más de la mitad de los casos, ahora el porcentaje se ha reducido al 30%.

Por primera vez desde que se declaró la emergencia sanitaria, el número de altas supera al de ingresos en la UCI del hospital de Txagorritxu (de 41 a 39)

Las "esperanzadoras" perspectivas también se justifican en el hecho de que en la última jornada, por primera vez desde que se declaró la emergencia sanitaria por la imparable proyección del coronavirus, el número de altas ha superado al de ingresos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital de Txagorritxu de Vitoria, la localidad que fue uno de los primeros y principales focos de propagación de la pandemia en España. Si el domingo estaban ingresadas en esta unidad 41 personas, ayer lo eran 39. La cifra de ingresos en el conjunto de las UCI vascas se mantiene prácticamente similar a la de la jornada anterior, con un ligero incremento, al pasar de 200 ingresados el domingo a 204 el día de ayer.

Osakidetza no duda en hablar de "cambio de tendencia" después de que los nuevos positivos hayan caído a su nivel más bajo desde el día 19

Los datos recabados hasta las 20.00 horas de este lunes reflejan que por segundo día consecutivo los contagios han descendido de forma importante en Euskadi. Si el sábado se registraron 604 nuevos positivos, el domingo descendieron a 317 y en las últimas horas los casos han caído a 263, lo que supone la cifra más baja de contagios desde el pasado 19 de marzo. Así, Murga no duda en hablar de "cambio de tendencia". En total, la cifra de infectados se eleva a 6.320 en el País Vasco, que, pese a este descenso-estabilización de los datos en las últimas jornadas, sigue siendo la tercera comunidad española más afectada tras Madrid y Cataluña. En cuanto al número de fallecimientos, la cifra se sitúa en 325 tras las 28 muertes registradas en la jornada de ayer, cuatro menos que el domingo.

Destaca, sobremanera, el espectacular descenso en las últimas 48 horas de los positivos contabilizados en Álava, donde la pandemia hizo estragos en los primeros momentos, siendo este territorio uno de los focos más importantes del Covid-19 en el conjunto de España en los primeros compases de la crisis sanitaria. De los 172 nuevos positivos registrados en las jornadas del viernes y el sábado se ha pasado a 95 el domingo y 57 el día de ayer. En estos momentos, Álava registra el 33% de los contagios en el País Vasco, cuando en las primeras semanas de incidencia de la patología representaba el 75-80%. Vizcaya es desde el pasado día 22 el territorio vasco más afectado por la patología y, en la actualidad, alberga la mitad de los contagios, con 3.102 positivos. Por su parte, Guipúzcoa contabiliza el 17% de los casos, con 1.113 personas infectadas.

Los enfermos con Covid-19 que permanecen en la UCI suponen el 10,1% de las 2.011 personas que, a día de hoy, están ingresadas en los complejos sanitarios vascos. A este respecto, Murga ha puesto en valor que la situación en las UCIs es "de mayor estabilidad que en los días y semanas previas" toda vez que las cámas críticas ocupadas aumentan "en menor medida que en días previos". Por ello, ha vuelto a insistir en el llamamiento a la "tranquilidad", ya que, a diferencia de lo que puede ocurrir en otras comunidades, donde la saturación de las UCIs hace que el Ministerio de Sanidad no descarte en algún momento trasladar a pacientes de unos territorios a otro, "está en condiciones de dar respuesta a las necesidades de las personas que precisan ser ingresadas en las unidades de cuidados intensivos".

La situación en las UCIs es "de mayor estabilidad que en días y semanas previas": la cifra de ingresos en las unidades aumentó solo en cuatro casos ayer

Para ello, Osakidetza ha habilitado diferentes estancias de los complejos sanitarios y tiene en cartera otras instalaciones que podría readaptar dentro de un plan que, según ha resaltado, permitiría duplicar el habitual número de camas críticas, para llegar a superar las 550, en el peor de los escenarios. En la actualidad etapa de incidencia del coronavirus, la capacidad del País Vasco, como ha detallado Murga, "asciende a 356 camas de UCI, de las cuales están ocupadas 281, y, en concreto, de éstas, 204 están ocupadas por personas que están infectadas por Covid-19". De este modo, Euskadi dispone "en este momento de 75 camas con la dotación de personas y los recursos necesarios que se encuentra en stand-by para poder ocuparlas si hay personas que lo necesitan". Además, la consejera de Sanidad ha precisado que se podrían habilitar "otras 53 camas en pocas horas para poder estar preparados si viéramos la necesidad".

La valoración del Gobierno vasco de que se ha entrado en "una meseta" se fundamenta, entre otros factores, en que en la última jornada ha sido una de las que más pruebas de detección del Covid-19 se han realizado a posibles enfermos, del orden del millar de test, y que han arrojado un resultado de negativo en el 70% de los casos, cuando hace poco más de una semana las pruebas daban positivo en más de la mitad de los casos. En todo caso, Murga ha querido dejar claro que esta valoración se debe tomar con "prudencia" ya que habrá que esperar "a los próximos días" para la "confirmación" de este escenario. En todo caso, si bien no ha descartado que se pueda producir un "repunte" de casos en los próximos días, con una "variabilidad" de cifras si se compara el día a día, los datos de los últimos días sí "destacan un cambio de tendencia" en la evolución del coronavirus en la comunidad.

"Estamos realizando un alto número de pruebas, pero menos personas están infectadas. Esto, junto a la estabilización observada en los últimos cuatro días en el número de casos positivos, nos permite estar esperanzados en que las medidas que se tomaron hace dos semanas [con el confinamiento de la población tras decretarse el estado de alarma] están teniendo sus resultados", ha remarcado Murga.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios