Sortu carga contra los colectivos de víctimas de ETA: "Deben justificar las ingentes ayudas"
  1. España
  2. País Vasco
EN LA REVISTA QUE EDITA DIRIGIDA A LOS PRESOS

Sortu carga contra los colectivos de víctimas de ETA: "Deben justificar las ingentes ayudas"

Denuncia en 'Kalera.info' que "se prodigan en querellas que nada tienen que ver con el respeto a las víctimas" y arremete contra el Gobierno vasco, PNV y Podemos por su "seguidismo ciego"

placeholder Foto: Protesta ante la Universidad del País Vasco por la charla de López de Abetxuko. (EFE)
Protesta ante la Universidad del País Vasco por la charla de López de Abetxuko. (EFE)

“Siempre hay un colectivo, el que sea, obligado a proyectar su presencia en los medios de comunicación, o al menos la de su portavocía, y dispuesto al numerito o el escándalo. Este puede cambiar de nombre, llamarse AVT, Dignidad y Justicia o Covite, pero siempre en posiciones de denunciante, acusación particular o provocación continuada”. Sortu ha arremetido duramente contra las asociaciones de víctimas del terrorismo en la revista que edita dirigida a los presos de ETA, ‘Kalera.info’, por “prodigarse en peticiones judiciales y querellas” que, según denuncia, “nada tienen que ver con el respeto a las víctimas” y que se realizan para justificar las “ingentes” subvenciones públicas que reciben.

Además, las duras críticas vertidas hacia estos colectivos las hace extensibles al Gobierno vasco y al PNV y Podemos por su “seguidismo ciego” hacia estos colectivos cuando denuncian actos que implican a presos o exreclusos de ETA. “La ceguera como el seguidismo no tiene limites, una y otra vez todos los portavoces de algo o alguien se ven en la obligación de sumarse al coro cuando los agentes de la provocación de la reacción española y españolista salen a luz encendiendo fuegos en medio del desierto de las propuestas políticas de paz, de resolución o de mera convivencia”, denuncia.

Foto: López de Abetxuko, a la izquierda, y Txema Matanzas, durante la charla en el campus de Vitoria de la UPV-EHU. (EFE)

Sortu carga contra todos ellos en un artículo que se publica en el último número de esta revista trimestral propagandística de los presos de ETA, correspondiente al periodo de invierno de 2019, a raíz de sus reacciones de protesta a la exposición que organizó en octubre el ayuntamiento de Galdakao (Vizcaya) con obras del etarra Jon Bienzobas y, más recientemente, a la charla que ofreció el expreso José Ramón López de Abetxuko en la Universidad del País Vasco (UPV-EHU) para denunciar la situación de los presos etarras con enfermedades graves.

La respuesta a la conferencia que organizó la red de apoyo a los presos Sare el pasado 10 de diciembre en el campus universitario de Álava con la participación de López de Abetxuko y el abogado condenado por integración en el frente de cárceles de ETA Txema Matanzas es, según censura el artículo, la “última mecha encendida” en contra de los reclusos de la banda terrorista, a quienes “unos, desde su condición de enemigos jurados de lo vasco y, otros, desde su condición de títeres y marionetas del españolismo que mueve los hilos” pretenden llevar al “ostracismo y a la exclusión social como castigo a través de la inhabilitación pública”.

"Los enemigos jurados de lo vasco y los títeres del españolismo que mueve los hilos pretenden llevar al ostracismo y a la exclusión social a los presos"

La polémica charla de quien recobró la libertad el pasado año tras cumplir una condena de 30 años por los asesinatos en 1980 del jefe de la Policía Municipal de Vitoria Eugenio Lázaro y del responsable del cuerpo de Miñones de Álava Jesús Velasco, motivó el rechazo mayoritario entre el arco político e institucional vasco: el Gobierno de Iñigo Urkullu y el PNV cuestionaron su celebración desde el punto de vista “ético”, el portavoz de Podemos, Lander Martínez, criticó que Sare no estaba siendo “todo lo sensible que debería” con las víctimas de ETA, o la líder del PSE, Idoia Mendia, lamentó que la conferencia fue un “paso atrás en la convivencia”. Además, la protesta se evidenció en la calle con una concentración en Vitoria a las puertas del aulario del campus de Álava de la UPV-EHU a la que acudieron víctimas de ETA, familiares de los asesinados por López de Abetxuko y partidos como el PP o Ciudadanos.

Ante estas y otras reacciones políticas e institucionales, el partido heredero de Batasuna que domina la coalición ‘abertzale’ EH Bildu replica que “lo ético no puede no puede situarse en eliminar el derecho de expresión, de palabra o la censura de las obras o méritos de presos o expresos”. Por contra, subraya que el “imperativo moral ha de situarse en, “mediante acciones concretas, alcanzar la paz, la convivencia y garantizar la no repetición”, lo que “pasa ineludiblemente por eliminar el sufrimiento todavía existente y por la empatía hacia todos los lados del sufrimiento”. Y, en este sentido, responde que “no se pueden eludir las responsabilidades en la situación de ‘no solución’ sumándose a quienes nunca han apostado ni apostaran por soluciones democráticas, el respeto de la voluntad mayoritaria de la sociedad vasca y se dedican a la provocación continua y continuada”. “Lo vemos continuamente, basta que cuatro provocadores enciendan un fuego para que los medios de comunicación de su cuerda hagan de un hecho trivial un problema de estado. Y, una vez encendido, políticos mediocres, acomplejados y portavoces necesitados del tiempo mediático siempre están prestos para echar más leña”, denuncia el artículo, titulado 'El ostracismo y seguidismo ciego'.

"Políticos mediocres, acomplejados y portavoces necesitados del tiempo mediático siempre están prestos para echar más leña", censura el artículo

En sus continuas embestidas contra todos aquellos que se posicionan en contra de los "derechos" de los presos de ETA, asegura que el hecho de que la ley de Reconocimiento y Protección Integral a las victimas del terrorismo posibilite el derecho a la asistencia jurídica gratuita a las víctimas lleva a que “todas estas asociaciones se prodigan en peticiones judiciales y querellas que nada tienen que ver con el respeto a las víctimas”. Y entre estos casos, sitúa el intento por prohibir la muestra en la casa de cultura de Galdakao con obras de Bienzobas, condenado por el asesinato en 1996 del expresidente del Tribunal Constitucional Francisco Tomás y Valiente.

“No puede ser entendible que una exposición se acabe haciendo pasar por un ataque o un agravio a las víctimas”, sostiene. Por ello, carga contra Covite por su “infundada” petición a la Audiencia Nacional para prohibir la muestra, “como tantas otras veces en las que buscan enaltecimiento donde no lo hay o necesitan buscar la foto y el necesitado titular que justifique las ingentes cantidades provenientes de las arcas del Estado o el Gobierno vasco en forma de subvenciones”.

Foto: Alfonso Alonso, junto a las dirigentes del PP Amaya Fernández y Raquel González, observa el panel sobre las "herramientas de trabajo" de Bienzobas de la contramuestra organizada por el PP en Galdakao. (EFE)

Pero lo “preocupante”, según subraya, no fue la petición formulada por la asociación que preside Consuelo Ordóñez, la AVT, el PP o VOX, sino el hecho de que el Gobierno vasco se “sumara a la ola” y pidiera públicamente su “cancelación como un imperativo ético y humano vinculado con la sensibilidad que demandan las víctimas” por boca de su portavoz, Josu Erkoreka. Algo que, según censura, no es “nada nuevo” en el Ejecutivo de Vitoria, que –como deja constancia– se posiciona en contra de los ‘ongi etorris’ a los expresos de ETA.

“En todas y cada una de las ocasiones en que un preso o expreso es el blanco, siempre con el mismo argumento de irreverencia a las victimas, la idea censora parte siempre del mismo infatigable ámbito contra la paz y la convivencia. Y, en Euskal Herria, en el jelkidismo o en la pretendida izquierda, siempre encuentran al tonto o la tonta útil dispuesta a avivar en los medios de comunicación el fuego prendido por un mechero con el toro en la rojigualda”, subraya. “Una y otra vez las mismas polémicas y una y otra vez los mismos comentarios esteriotipados ausentes de voluntad de soluciones. Lo que se pretende hacer censurable es la condición presente o pasada de los artistas, intelectuales o profesionales que afean su increíble, estático e intransigente discurso deshumanizador que quiere proyectar únicamente un relato de monstruos terroristas”, prosigue en sus críticas.

Sortu acusa de "acomplejados seguidistas" a los dirigentes del PNV y Podemos por su "interés en crear alarma social sobre cuestiones nimias"

En el artículo publicado en el que es el número 11 de la revista, Sortu insiste en sus acusaciones de “acomplejados seguidistas” a los dirigentes del PNV y Podemos por su “interés en crear alarma social sobre cuestiones nimias” y por “su impulso por volver a condenar al ostracismo social a los presos y expresos” de ETA. “¿Nadie de todos estos aguerridos portavoces tenía ni tiene nada que decir hasta que los pirómanos de extrema derecha incendian la pradera? (…) ¿Por qué cuestiones que no tienen mayor trascendencia que lo local son aireadas a nivel nacional o estatal y presentadas como ataques, agresiones u ofensas? ¿Cuál es el interés de los “frentepopulistas” y “nacionalistas” en sumarse al coro y echar más gasolina al fuego?”, se pregunta Sortu en el artículo, en el que no hay ningún atisbo de autocrítica por la postura mantenida ante el terrorismo o la negativa a los etarras a condenar sus acciones violentas.

Por contra, emplaza a ambos partidos a “no hacer seguidismo de la extrema derecha y sus franquicias” porque, según advierte, “una preocupación activa y efectiva por la verdadera convivencia lleva ineludiblemente un cambio radical de actitudes” y a tener la “determinación política de levantar la excepcionalidad sangrante que viven los presos y sus familiares”.

Presos etarras Covite (Colectivo de Víctimas de Terrorismo del País Vasco) ETA (banda terrorista) AVT Audiencia Nacional Terrorismo Sortu Víctimas del terrorismo PNV Noticias de Podemos Bildu
El redactor recomienda