movilización independentista en el país vasco

Rufián protagoniza la cadena humana soberanista en el País Vasco con PNV y Bildu

El dirigente de ERC acapara el protagonismo de la iniciativa de la ANC vasca, que ha mostrado su solidaridad con el desafío soberanista catalán o apoyado a los agresores de dos guardias civiles

Foto: Rufián se hace un selfie con una fan antes de participar en la cadena humana soberanista en San Sebastián. (EFE)
Rufián se hace un selfie con una fan antes de participar en la cadena humana soberanista en San Sebastián. (EFE)

Ataviado con el ‘kit completo’ –camiseta del referéndum independentista del 1 de octubre de 2017 en Cataluña, chapa por la “libertad de los presos políticos” catalanes y pañuelo del movimiento soberanista vasco–, Gabriel Rufián ha gozado de estatus de estrella a escasos metros de donde en septiembre tiene lugar el Festival de Cine de San Sebastián. Selfies, fotografías, abrazos, apretones de mano, mensajes de fuerza, palabras de ánimo… El diputado de ERC ha centrado toda la atención en el inicio de la cadena humana por el derecho a decidir organizada por la plataforma Gure Esku Dago, la considerada Asamblea Nacional Catalana (ANC) vasca.

El dirigente de ERC ha protagonizado el comienzo de una cadena humana que ha tratado de unir las tres capitales vascas a través de 202 kilómetros y que ha contado con la participación de la plana mayor del PNV y de EH Bildu. La defensa del derecho a decidir era el motor, pero la iniciativa ha dado cauce a todas las reivindicaciones nacionalistas: apoyo a los políticos catalanes encarcelados por el desafío independentista del Govern, a los presos de ETA, a los ocho jóvenes de Alsasua condenados a penas de entre dos y 13 años de cárcel por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua… No han faltado tampoco las demandas de los pensionistas en defensa de unas retribuciones "justas" o del movimiento feminista en una cadena humana que ha unido a más de 100.000 personas, según la organización.

Andoni Ortuzar abandera la amplia representación política e institucional del PNV, que ha clamado por el derecho a decidir del pueblo vasco

Ha sido una cadena de imágenes. La de Rufián en plan estrella, la de los líderes del PNV, con Andoni Ortuzar a la cabeza, entrelazando y elevando las manos por el derecho a decidir, la de los tres diputados generales y los tres alcaldes vascos gritando “gure esku dago (está en nuestras manos)”, la de los dirigentes de EH Bildu reclamando “democracia”, la de representantes de la CUP y las asociaciones independentistas catalanas Òmnium Cultural y ANC recibiendo el apoyo de numerosos lazos amarillos en Bilbao, la de la protesta por la condena a los jóvenes de Alsasua…

Rufián no ha sido el único representante catalán en una cadena humana que ha reservado su kilómetro 122, en Bilbao, en apoyo al proceso soberanista de Cataluña y para exigir la libertad de los políticos que permanecen en prisión. En estos mil metros han participado la dirigente de la CUP Mireia Boya, la integrante de Junts Per Catalunya Aurora Madaula y las representantes de Òmnium Cultural Ignasi Termes y ANC Elisenda Paluzie, quienes han estado arropadas por decenas de personas que portaban lazos amarillos. En el kilómetro posterior se han situado Ortuzar y el alcalde de la capital vizcaína, Juan Mari Aburto, dentro de una amplia representación del PNV, que ha elevado su discurso más soberanista con la presencia de sus primeros espadas políticos e institucionales a lo largo de todo su recorrido.

Ortuzar y otros cargos políticos e institucionales del PNV en su participación en Bilbao. (EFE)
Ortuzar y otros cargos políticos e institucionales del PNV en su participación en Bilbao. (EFE)

Para Gure Esku Dago, la iniciativa de hoy constituye un “nuevo hito” por el derecho a decidir cuatro años después de la cadena humana soberanista que organizó en 2014 entre Pamplona y Durango, a semejanza de la que había celebrado un año antes la ANC en Cataluña para reivindicar la independencia. Precisamente, esta primera cadena constituyó, según ha remarcado Rufián, un punto de “inflexión” de los procesos soberanistas de estos dos territorios ya que logró algo que “parecía imposible: rodear un país con su gente abrazada o de la mano”, lo que “nos dio muchas alas” para dar nuevos y más importantes pasos de cara a lograr la independencia, "como se ha visto". "Para nosotros es volver a lo que sucedió en Cataluña hace cinco años, la vía catalana", ha destacado el dirigente de ERC.

Todos los mensajes han coincidido en señalar que el de hoy es un “día histórico” para el proceso de “emancipación, liberación o autodeterminación” que vive el pueblo vasco. “Mano con mano, codo con codo, podemos conseguir muchas más cosas de las que nos imaginamos”, ha remarcado el portavoz del PNV en el Parlamento Vasco y exponente de ala más independentista, Joseba Egibar. “La cadena humana demuestra que existe un pueblo activo que quiere decidir libre y democráticamente su futuro”, ha ensalzado la presidenta de la Cámara de Vitoria, la ‘jeltzale’ Bakartxo Tejería. “Queremos mandar un mensaje muy claro a la comunidad internacional, a la Unión Europea y, sobre todo, a los estados español y francés. Esta vieja nación quiere decidir libre y democráticamente su futuro. Queremos decidir nuestro sistema económico, nuestro sistema social, si queremos ser independientes o no. Queremos decidirlo todo", ha añadido”, ha aseverado el líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi.

Inicio de la cadena humana en el paseo de La Concha de San Sebastián con una gran ikurriña. (EFE)
Inicio de la cadena humana en el paseo de La Concha de San Sebastián con una gran ikurriña. (EFE)

La cadena humana ha terminado de forma simbólica a las puertas del Parlamento Vasco ya que es en este espacio donde reside el poder legislativo y donde se puede “canalizar la voluntad de la ciudadanía” vasca. “El ejercicio del derecho a decidir será clave en el próximo ciclo porque es un instrumento fundamental para garantizar la convivencia y permite defender todos los proyectos políticos en igualdad sin exclusiones”, ha afirmado ante la Cámara el portavoz de Gure Esku Dago, Ángel Oyarbide. Su discurso ha sido asumido por el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, que ha proclamado que “el pueblo vasco tiene derecho a decidir su futuro con total libertad”.

Participantes en la cadena humana. (EFE)
Participantes en la cadena humana. (EFE)

La decisión del PNV de 'ir con todo' a la cadena humana ha sido denunciado por el PSE y el PP. El secretario de Organización de los socialistas vascos, Miguel Ángel Morales, ha censurado que la presencia de alcaldes o diputados generales en la cadena humana supone representar "un papel que no les corresponde", ya que "se deben a reivindicaciones útiles para mejorar la vida de todos los ciudadanos y no a movilizaciones de parte". Por su parte, la secretaria general de los populares vascos, Amaya Fernández, ha responsabilizado al PNV de "avivar la ruptura social" en el País Vasco "apoyando de un modo irresponsable" la iniciativa organizada por la plataforma soberanista. "Es una temeridad", ha criticado.

Como colofón al acto soberanista de esta mañana, que entre los apoyos ha obtenido la adhesión del Athletic, –se ha "unido a la reivindicación social del derecho a decidir" a través de su cuenta oficial de Twitter–, Gure Esku Dago ha presentado un documento que recoge 2.019 razones que han evidenciado los ciudadanos vascos para demandar el derecho a decidir. “Estamos constatando la capacidad que tenemos como pueblo. Queremos decidir aquí, la cadena humana es el punto de todas las reivindicaciones. Solo el trabajo en común nos permitirá dar pasos significativos”, ha señalado su portavoz.

"No esperamos mucho de Sánchez"

En los prolegómenos de la cadena humana, preguntado por los periodistas, Rufián ha aludido al diálogo que ha prometido el Gobierno de Pedro Sánchez para abordar una salida al 'conflicto catalán', si bien ha dicho "no esperar mucho" del nuevo Ejecutivo de España, que tiene "gente tan reaccionaria con procesos como el que vive Cataluña como Josep Borrell, Fernando Grande-Marlaska o Carmen Calvo". "No esperamos mucho pero bienvenido sea todo lo que sea cambiar el discurso de Rajoy y Zoido", ha señalado el dirigente de ERC, que ha recordado que el apoyo de su partido a la moción de censura "no era un sí a Sánchez sino un no a Rajoy".

País Vasco
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios