comienza hoy a difundir un 'spot'

El PP vasco lanza una campaña para exhibir su 'rol útil' tras la debacle en Cataluña

Consumada la irrelevancia política del partido en Cataluña, los populares vascos buscan ser imprescindibles en la gobernabilidad tras su apoyo a las cuentas de Urkullu y la reforma fiscal pactada

Foto: Alfonso Alonso en un acto del PP vasco en San Sebastián. (EFE)
Alfonso Alonso en un acto del PP vasco en San Sebastián. (EFE)

La debacle electoral del PP en Cataluña hace que los populares sean la fuerza con menos representación parlamentaria en las dos comunidades con aspiraciones independentistas (en el País Vasco Ciudadanos no tiene representación en la Cámara). La realidad de los datos es la misma en ambos territorios pero, a efectos prácticos, la realidad es radicalmente opuesta. Mientras el partido está condenado a un papel irrelevante en Cataluña los próximos cuatro años, en el País Vasco está jugando un papel clave en esta legislatura de cara a la gobernabilidad. La composición del Parlamento de Vitoria hace que los nueve escaños del PP sean clave en un hemiciclo de 75 asientos dividido en dos bloques (PNV-PSE y EH Bildu-Podemos).

Consumada la irrelevancia en Cataluña, el PP busca ser imprescindible en el País Vasco. Los populares vascos, que acaban de posibilitar nuevamente que los presupuestos de Iñigo Urkullu salgan adelante, van a llevar a cabo una campaña esta Navidad para proyectar una imagen de utilidad.

El PP vasco lanza una campaña para exhibir su 'rol útil' tras la debacle en Cataluña

Así, apenas 24 horas después de la hecatombe del partido en Cataluña, la formación liderada por Alfonso Alonso va a comenzar este sábado a difundir un vídeo en internet y las redes sociales para trasladar a la opinión pública su papel útil en el País Vasco. La campaña, según apuntan fuentes del partido, ya estaba diseñada y aprobada antes de las elecciones catalanas.

El 'spot' presenta al ciudadano como protagonista de la política a través de los deseos de una víctima del terrorismo, un emprendedor, un parado y una madre de dos hijos

El 'spot' presenta al ciudadano como protagonista de la política en el País Vasco a través de los deseos de una víctima del terrorismo, un emprendedor, un parado de larga duración y una madre de dos hijos que espera a su tercer vástago. "Tus sueños, nuestros objetivos para 2018", sostiene el vídeo como mensaje. No hay ni rastro de las cuestiones identitarias, ya que la pieza recoge "los problemas reales" de los ciudadanos. "Ojala este año el relato sobre el terrorismo sea veraz", "Me gustaría tener más facilidades para montar un negocio", "Por un 2018 en el que pueda encontrar un trabajo" y "Una educación de calidad y sin manipulaciones" son las peticiones que plantean en persona a cuatro dirigentes del PP vasco, quienes a su vez trasladan estos problemas en grupo a Alonso de cara a trabajar para su resolución.

Ninguno de los dirigentes políticos del PP que participan en el vídeo (Amaya Fernández, Raquel González, Borja Sémper, Iñaki Oyarzabal y Alonso) habla. Tampoco salen sus nombres ni sus cargos con la pretensión de trasladar el mensaje de que "los políticos no son lo importante sino las personas y su situación", según apuntan las mismas fuentes. "La mejor manera de evidenciar que los protagonistas reales son las personas y sus problemas es no tener voz en el vídeo", remarcan.

Con esta campaña, los populares vascos pretenden proyectar una imagen de cercanía y de utilidad para resolver las "verdaderas preocupaciones" de los vascos y que "no tienen nada que ver" con cuestiones identitarias. En la actualidad, las aspiraciones soberanistas de la sociedad vasca están en mínimos históricos después de que el 'procés' catalán haya acentuado el rechazo al independentismo entre la ciudadanía, según acaban de coincidir dos encuestas realizadas por la Universidad de Deusto y la Universidad del País Vasco (UPV-EHU).

PNV, Bildu y Podemos han acordado que el derecho a decidir se aborde en el Parlamento en la ponencia sobre autogobierno con el rechazo del PSE y el PP

La sociedad vasca 'pasa' de la independencia pero el desafío soberanista de Cataluña está haciendo que las cuestiones identitarias eclipsen buena parte el debate político en el Parlamento Vasco, que acaba de decidir con los votos de PNV, EH Bildu y Podemos que el derecho a decidir se aborde en la ponencia sobre autogobierno que elaborará una propuesta de modificación del Estatuto de Autonomía de Gernika con el rechazo frontal del PSE (socio del Gobierno de Urkullu) y el PP. En previsión de un posible impulso soberanista a nivel institucional, el PP vasco se presenta como la "garantía" de la defensa constitucional y la "legalidad" en España. "Si el PP no estuviera en el País Vasco Urkullu tendría que a sucumbir a las exigencias de Bildu o Podemos", apuntan desde el partido.

El PP vasco alude a los hechos. Y los hechos dicen que el partido está jugando un papel relevante en esta legislatura, en la que está exprimiendo al máximo el valor de sus nueve parlamentarios (es la quinta y última fuerza en la Cámara de Vitoria, donde ocupa el 12% de los escaños). Los populares han posibilitado que Urkullu vuelva a sacar adelante su plan económico para 2018 (apoyaron las cuentas de 2017) a cambio de introducir enmiendas al proyecto por valor de 30 millones de euros, que han destinado a iniciativas en materia de sanidad, educación y empleo. Igualmente, acaban de pactar con PNV y PSE una reforma fiscal que baja el tipo nominal del Impuesto de Sociedades del 28% al 24% con vistas a que el País Vasco sea un territorio atractivo para el emprendimiento. Además, el PP vasco ha avalado el acuerdo del Cupo en Madrid con una encendida defensa del Concierto Económico y del autogobierno vasco ante la crítica de otras comunidades 'populares' y otras fuerzas políticas. A este respecto, Alonso se ha esforzado en desligar la cuestión del Cupo de la cuestión identitaria.

Con estos acuerdos como aval, el PP pretende ser un actor fundamental en lo que resta de legislatura en el País Vasco, y más ahora que los populares catalanes van a tener un rol residual en Cataluña, donde se han hundido con su peor resultado electoral al perder ocho de sus once representantes en el Parlament. La campaña que hoy comienza se enmarca dentro del objetivo de los populares vascos de poner en valor esta eficacia política. El 'spot', realizado por Iñaki Arteta, el director vetado por el nacionalismo vasco, incide en cuatro ámbitos en los que el PP vasco está poniendo gran énfasis a través de los deseos para 2018 de los ciudadanos: el relato del terrorismo (el Gobierno de Urkullu acaba de causar una gran polémica con su informe sobre las torturas durante medio siglo que da 'cobertura legal' a todas las denuncias presentadas), el desempleo (el País Vasco está a la cabeza en España en parados de larga duración), la educación (a la cola según el informe PISA) o el emprendimiento. "Con nosotros es posible", finaliza el 'spot'.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios