Es noticia
Menú
Ayuso pasa al ataque en la crisis sanitaria, pero choca de nuevo con los médicos
  1. España
  2. Madrid
Huelga de atención primaria

Ayuso pasa al ataque en la crisis sanitaria, pero choca de nuevo con los médicos

El sindicato Amyts rechaza las medidas anunciadas por la Comunidad de Madrid, consideradas como un "batiburrillo" de actuaciones incumplidas o mal enfocadas. La huelga indefinida sigue

Foto: Manifestación en apoyo de los médicos de familia y pediatras. (EFE/Fernando Villar)
Manifestación en apoyo de los médicos de familia y pediatras. (EFE/Fernando Villar)

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha pasado al ataque para tomar la delantera ante los médicos y controlar los tiempos de la crisis sanitaria. Pero el plan para contrarrestar el desgaste por la huelga está lejos de disuadir a Amyts, el sindicato convocante, que mantendrá la presión sobre la Consejería de Sanidad. Ninguna de las medidas anunciadas este miércoles les convence y los paros indefinidos en la Atención Primaria se mantienen.

Isabel Díaz Ayuso compareció tras el Consejo de Gobierno, algo inusual en la inmensa mayoría de los casos, para mover ficha ante una problemática que se ha enquistado tras diez días de huelga. La presidenta autonómica fue con todo. Primero utilizó el altavoz institucional del Sol para atacar al Ejecutivo de Pedro Sánchez tras las polémicas en el Congreso, acusándole de "destruir la democracia", y después pasó a las medidas para la Atención Primaria. Su puesta en escena, junto a los consejeros Enrique Ruiz Escudero y Enrique Ossorio, no era para nada casual. La dirigente popular ni siquiera presentó sus presupuestos hace semanas, pero la situación en la región obliga a una nueva estrategia. "La sanidad es una prioridad de este Gobierno", dijo la también líder del PP de Madrid.

Foto: Enrique Ossorio, Isabel Díaz Ayuso y Enrique Ruiz Escudero durante su comparecencia tras el Consejo de Gobierno. (CAM)

El Ejecutivo regional anunció una batería de medidas para frenar la huelga. La presidenta de la Comunidad de Madrid prometió que se van a adjudicar este mes de diciembre casi 1.000 plazas fijas para los médicos de familia (609) y para pediatría 355), enmarcados en una campaña para acabar con la eventualidad de los profesionales sanitarios, que pasarán a ser estructurales a partir de 2022 y con 2024 en el horizonte. La nueva política, además, estará basada en un sistema de incentivos para los puestos con menor interés y para retener a los MIR.

Foto: Concentración de los médicos frente a la Gerencia de Atención Primaria. (EFE/Fernando Villar)

La oferta, sin embargo, chocó una vez con los médicos. Desde Amyts, que esperan que la Consejería de Sanidad les cite para una nueva reunión, consideran que las medidas son un "batiburrillo" de anuncios que ya se plantearon y que no se cumplieron. "Parece más una contraprogramación que nada nuevo. En cualquier caso, esas medidas donde corresponde anunciarlas, si quiere terminar con la huelga, es al comité de huelga", dijo la secretaria general del sindicato, Ángela Hernández, en alusión a la manifestación convocada a la misma hora que la rueda de prensa frente a la sede del Ejecutivo regional. Este jueves, coincidiendo con el Pleno en la Asamblea, la organización hará lo propio frente a la Asamblea de Madrid a partir de las 11:00 horas.

Plan de incentivos

El plan presentado por Ayuso y Escudero se centra fundamentalmente en la mejora de la atención primaria, la madre del cordero de la problemática que afecta a la asistencia en la Comunidad de Madrid, y en acabar con la eventualidad de la plantilla. La estrategia se extiende hasta el año 2024, cuando se prevé que haya otras 22.390 plazas fijas en el sistema, lo que supondrá el 86% del total de trabajadores. Así, según informan desde la Consejería de Sanidad, antes de que acabe este 2022 habrá 10.000 nuevos profesionales fijos en el Servicio Madrileño de Salud (Sermas).

Las medidas anunciadas prevén también un nuevo sistema de incentivos para los médicos y un programa de fidelización para los MIR. Respecto a la primera cuestión, la pretensión es elevar el atractivo de las plazas de difícil cobertura en el turno de tarde que no se hayan cubierto en los últimos tres meses. Y, sobre la segunda, la idea es desarrollar una campaña específica para residentes en Familia y Pediatría de Atención Primaria, con una oferta de tres años de trabajo desde que acabe su formación, habida cuenta de que la experiencia hasta la fecha señala que son especialidades deficitarias.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha pasado al ataque para tomar la delantera ante los médicos y controlar los tiempos de la crisis sanitaria. Pero el plan para contrarrestar el desgaste por la huelga está lejos de disuadir a Amyts, el sindicato convocante, que mantendrá la presión sobre la Consejería de Sanidad. Ninguna de las medidas anunciadas este miércoles les convence y los paros indefinidos en la Atención Primaria se mantienen.

Isabel Díaz Ayuso Madrid