Es noticia
Menú
40 días de huelga y 74 involucrados: protestas en seis centros de atención a la infancia
  1. España
  2. Madrid
este jueves se sentarán a hablar

40 días de huelga y 74 involucrados: protestas en seis centros de atención a la infancia

Reclaman que sus contratos estén ligados al convenio laboral que consideran que les pertenece y mayor flexibilidad en las jornadas. Aseguran que los servicios mínimos son abusivos y que el sistema se resentirá si el paro continúa hasta septiembre

Foto: Protesta de los trabajadores de los centros. (Cedida)
Protesta de los trabajadores de los centros. (Cedida)

Algunos de los centros que prestan ayuda y orientación a las niñas, niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad en la ciudad de Madrid afrontan una huelga que ya supera los 40 días. En total, 74 trabajadores están llamados día tras día a unos paros indefinidos mediante los que la plantilla de la empresa Grupo 5 pretende mejorar sus condiciones salariales, muy por debajo de las demás empresas que prestan los mismos servicios al Consistorio madrileño.

Además, demandan medidas reales de conciliación para que las familias usuarias del servicio municipal no vean agravada la calidad del mismo debido a las condiciones laborales de los asalariados. La compañía, por su parte, asegura que su “interés máximo es el desbloqueo de esta situación”.

Foto: Mostrador de Ryanair. (EFE/Fernando Villar)

El 8 de julio las plantillas que prestan servicio en los Centros de Atención a la Infancia de los distritos de Vicálvaro, Moratalaz, Carabanchel, Retiro, Salamanca y Chamberí, junto con los compañeros de los Programas de Atención a la Infancia en el Entorno Familiar de los distritos de Arganzuela, Centro, Ciudad Lineal, Hortaleza y Usera, dijeron basta.

Ellos, o ellas más bien al ser un sector altamente feminizado, son las que se dedican a realizar las valoraciones de riesgo y protección de menores en el municipio, así como el seguimiento de aquellos que se encuentran en situación de acogimiento por parte de otros familiares cuando sus padres no tienen la posibilidad de cuidarlos.

Foto: Camiones en el puerto de Bilbao. (EFE/Miguel Toña)

Todos ellos gestionados por la empresa Grupo 5, constituyen la mitad de la red de centros que hay en total en la capital, a los que habría que sumar seis centros de atención a la infancia más, tres de ellos de gestión directa municipal. La trabajadora social Estíbaliz Carrascosa, presidenta del comité de empresa que representa a la plantilla y miembro del comité de huelga, asegura que “desde que en 2017 un fondo de capital riesgo, un fondo buitre, compró Grupo 5, la empresa se ha convertido en la que peores condiciones laborales tiene de toda la red de centros de la capital”.

Los salarios más bajos

Según sus cálculos, los salarios de las trabajadoras del Grupo 5 están un 45% por debajo en comparación con sus compañeras funcionarias que prestan sus servicios en los tres centros de atención a la infancia gestionados directamente por el Ayuntamiento. Si se comparan las cifras con el resto de entidades privadas que también gestionan estos centros, el salario es como mínimo un 20% inferior. En los dos casos, tanto unas como otras desempeñan el mismo trabajo que las trabajadoras ahora en huelga.

placeholder Otra fotografía de la protesta de los trabajadores. (Cedida)
Otra fotografía de la protesta de los trabajadores. (Cedida)

“Antes se nos aplicaba el convenio de intervención social, pero desde que entró el fondo buitre nos aplican el convenio de reforma juvenil y protección de menores, que es paupérrimo, y nosotras defendemos que no nos corresponde”, añade Carrascosa. Tal es la situación, que desde el Área de Familias del Ayuntamiento han acelerado los trámites para que la nueva licitación de contratos por este servicio se realice cuanto antes. Fuentes internas del Consistorio afirman que se llevará a cabo a mediados de 2023, y que desde entonces tendrá que aplicarse el convenio de intervención social.

Pese a que la representante de los trabajadores dice que “Grupo 5 no incurre en ilegalidades”, sí apunta que desde el 2016 el Ayuntamiento introdujo en los pliegos de licitación un complemento que mejora el salario de las plantillas y que “a día de hoy no se está aplicando”.

Unas condiciones laborales precarias

A todo ello se suman otras demandas encaminadas tanto a su propio bienestar como a la calidad del servicio prestado a la ciudadanía, receptora última del propio servicio municipal gestionado a través de una empresa privada. “Planteamos la flexibilidad horaria porque hay jornadas de hasta 11 horas dos días a la semana. Aquí lo único que podemos hacer es reducir la jornada para poder conciliar, lo que implica una reducción también de salario y precarizar mucho más la situación”, explica Carrascosa, quien a sus espaldas tiene 23 años de experiencia en el sector y una docena en Grupo 5.

Foto: Sanitarios protestando en el Hospital Gregorio Marañón. (EFE/Víctor Casado)

Ante este extremo, desde la compañía responden que la “plantilla cuenta con un Plan de igualdad y conciliación que fue adoptado a finales de 2019 y se elaboró y aprobó tanto por la empresa como por todos los comités de empresa”. Dicha máxima también es rebatida por la presidenta del comité de empresa que tilda de “ilegal” ese plan de igualdad al no encontrarse actualizado a los últimos reales decretos sobre la temática.

El seguimiento de la huelga en los seis centros llamados al paro está cerca de un 85%, y en la mayoría de ellos es del 100%

Según la sindicalista, se trata de personal especializado, con una formación por encima de la media que para entrar en un centro de atención a la infancia debe demostrar más de dos años de experiencia, “y si al final reducimos la jornada nos quedamos en un salario de 1.000 euros”, en sus propios términos. En este sentido, entre sus demandas también se encuentra el pago de la totalidad del salario durante las bajas por incapacidad temporales “al ser un trabajo con muchísimo requerimiento emocional, lo que provoca muchas bajas generadas por estos aspectos psicosociales”, defiende Carrascosa.

Ellas son las que, al fin y al cabo, trabajan con niñas, niños y adolescentes muy vulnerables que han vivido situaciones de maltrato y altamente traumatizables. Por eso, la precariedad en la que se encuentran, tal y como reivindican, implica una altísima movilidad y rotación de profesionales, lo que les impide crear una relación óptima con los menores.

Seguimiento de la huelga

Por otra parte, la huelga indefinida que comenzó este 8 de julio no fue el inicio de su lucha. Desde hace cuatro años dirigen solicitudes a la empresa, que no responden, y desde hace dos años realizan huelgas parciales, según enuncia Carrascosa. Ella misma cifra que el seguimiento de la huelga en los seis centros llamados al paro está cerca de un 85%, y en la mayoría de ellos es del 100%. Estos números distan mucho de los aportados desde Grupo 5, que ubica una media de siete los profesionales que están secundando el paro. La trabajadora social explica su postura: “Hay que tener en cuenta que en muchos centros estamos al 40% por las vacaciones y los servicios mínimos son del 50%, o sea que ni siquiera se pueden cubrir. Además, la media de huelguistas en julio estaba entre los 12-14 trabajadores”.

Foto: Un niño en una escuela infantil de Madrid. (EFE/David Fernández)

El Área de Familias del Ayuntamiento, dependiente de la Concejalía de Bienestar Social, está intentando facilitar la resolución del conflicto. El pasado 16 de agosto se convocó una reunión entre las partes que finalmente no se llevó a cabo. Así lo explican desde el propio Área: “Grupo 5 no se presentó. Pidió que fuera online y se dijo que no porque ya sabían que estaba convocada de manera presencial. Incluso el delegado del Área interrumpió sus vacaciones para acudir a la reunión”. La empresa, por su parte, alega que informaron “al Ayuntamiento de la asistencia de forma telemática de tres de sus directivos y hasta el mismo día de ayer estuvo en contacto con el Consistorio”.

Continúan las negociaciones

Desde Grupo 5 aseguran que sí acudirán al encuentro previsto para el 18 de agosto, en el que se celebrará la pertinente mediación en el Instituto Laboral. “Será en dicha sede donde presentaremos la tercera propuesta de mejora de condiciones que estará en vigor hasta los próximos pliegos con las nuevas condiciones que elaborará el Ayuntamiento”, añaden.

La entidad apunta que ya han realizado “dos propuestas de mejoras salariales previas al inicio del paro que fueron rechazadas"

Asimismo, la entidad apunta que ya han realizado “dos propuestas de mejoras salariales previas al inicio del paro que fueron rechazadas por el Comité de Empresa”. Carrascosa, en este sentido, concretiza que aquellas propuestas se llevaron a cabo en la mediación obligatoria previa a la convocatoria de la huelga. “Proponían una subida de 13 euros a partir de septiembre y en enero otra de máximo 50 para aquellas con peores condiciones, lo que es un 1% y un 3% de subida salarial. En la segunda ocasión propusieron lo mismo, pero aplicándolo en julio”, en sus propios términos.

Los ánimos de las huelguistas no decaen. Preparadas para seguir aguantando en los paros, no cejarán en su empeño hasta conseguir lo que creen que es justo: “Nuestro servicio se resiente desde el momento en que somos parte de la red municipal de atención a la infancia y nos dedicamos a la detección de situaciones de riesgo, y no tenemos las condiciones óptimas para ello. En Carabanchel, por ejemplo, cada profesional atiende a 30 familias, y eso es una barbaridad”, desarrolla la presidenta del comité de empresa. Ella misma concluye al afirmar que si la huelga continúa hasta septiembre, aumentarán las derivaciones por parte de colegios, Policía, Fiscalía y hospitales y los servicios, al 50%, se resentirán mucho más.

Algunos de los centros que prestan ayuda y orientación a las niñas, niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad en la ciudad de Madrid afrontan una huelga que ya supera los 40 días. En total, 74 trabajadores están llamados día tras día a unos paros indefinidos mediante los que la plantilla de la empresa Grupo 5 pretende mejorar sus condiciones salariales, muy por debajo de las demás empresas que prestan los mismos servicios al Consistorio madrileño.

Ayuntamiento de Madrid Conciliación Infancia Madrid