Es noticia
Menú
La división de la izquierda y el rechazo de Cs entierran la moción de censura a Almeida
  1. España
  2. Madrid
TRAMA DE ESPIONAJE

La división de la izquierda y el rechazo de Cs entierran la moción de censura a Almeida

El pleno monográfico celebrado este viernes no ha servido para arrojar luz sobre la participación del Ayuntamiento en la trama de espionaje a Ayuso, pero sí para alejar el fantasma de un gobierno alternativo

Foto: El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, durante la sesión extraordinaria y urgente del Pleno municipal celebrada este viernes. (EFE/Javier Lizón)
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, durante la sesión extraordinaria y urgente del Pleno municipal celebrada este viernes. (EFE/Javier Lizón)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, no tendrá que enfrentarse a una moción de censura, según coinciden en señalar la mayoría de los grupos municipales. Esta posibilidad se puso sobre la mesa tras la publicación por parte de este diario de la trama de espionaje contra la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, y la posterior dimisión del coordinador general de la Alcaldía, Ángel Carromero, por su supuesta implicación en los hechos. Una semana después de dichas informaciones, la moción de censura es ya solo un espejismo.

El pleno extraordinario celebrado este viernes no ha servido para arrojar luz sobre el asunto, pero sí para alejar el fantasma de la moción. Si no dan un vuelco los hechos con nuevas revelaciones, el rechazo de Ciudadanos a explorar esta vía, que debería unir sus votos a la izquierda para que saliese adelante, y la división entre los grupos de la oposición aseguran la continuidad de Almeida. Desde Más Madrid, PSOE y el grupo Mixto integrado por los concejales carmenistas de Recupera Madrid se miran con recelo y se acusan mutuamente de falta de interés para promover la moción.

Foto: El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. (EFE/Víctor Lerena)

La conclusión de todos ellos es que no hay nada sobre la mesa y que, por el rechazo de Ciudadanos, los números no dan. Este viernes, solo la portavoz de Recupera Madrid, Marta Higueras, animó desde la tribuna a dar el paso. Concluido el pleno, el portavoz adjunto y exconcejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, volvió a lanzar un llamamiento para acordar "un gobierno alternativo" encabezado por la actual vicealcaldesa Begoña Villacís. No hubo respuesta.

En el principal partido de la oposición, Más Madrid, explican que están dispuestos a hablar con todos, pero no son optimistas porque creen que ni Ciudadanos ni PSOE "tengan valentía para hacerlo". "Madrid va mal porque no tiene alcalde, pero no dan los números", señalan resignadas estas mismas fuentes. En el PSOE, por su parte, descargan la responsabilidad en la negativa de Ciudadanos.

"No está sobre la mesa ninguna moción de censura en el Ayuntamiento de Madrid", indican fuentes socialistas. Los naranjas, como en el 2019 cuando se les ofreció un pacto con la izquierda para gobernar sin el PP, siguen apostando por mantener su acuerdo con Almeida aun apoyando la comisión de investigación para dilucidar la trama de espionaje.

Otras fuentes socialistas ponen en duda de que Más Madrid esté realmente interesado en promover un cambio de gobierno. Primero, porque estaría cómodo como principal partido de la oposición y, segundo, porque tampoco tendrían claras las ventajas de cambiar a un alcalde del PP por una alcaldesa de Ciudadanos. Más allá de los recelos entre unos y otros y la inviabilidad de la moción de censura a día de hoy, hay otro trasfondo estratégico: por las dudas de que Vox y el PP puedan crecer en la oposición ante la posibilidad de un ejecutivo débil con el sostén de las fuerzas de izquierda.

"Nadie, excepto nosotros, parece tener el menor interés"

Desde Recuperar Madrid, quienes a su vez ven dudas tanto en PSOE como en Más Madrid, entienden que la clave está en convencer a Ciudadanos. "Si diesen el paso, no podrían oponerse", explican fuentes del partido ante la falta de interés que achacan al resto de la izquierda. "Nadie, excepto nosotros, parece tener el menor interés", añaden estas mismas fuentes. Sin esconder su resignación, avanzan que seguirán promoviendo esta salida.

La dirección nacional de Ciudadanos ha querido enterrar el debate sobre la posibilidad de una moción de censura en la capital. “No va a haber moción de censura, que quede la cosa clara”, aseguraba esta semana en una rueda de prensa en el Congreso el portavoz parlamentario y vicesecretario general de Ciudadanos, Edmundo Bal. La cúpula naranja cerraba así filas con la posición de la vicealcaldesa. El argumento de Bal fue que "las guarrerías entre distintos compañeros del PP de Madrid no la van a pagar los madrileños".

Foto: José Luis Martínez-Almeida en el último pleno en Cibeles. (EFE/Chema Moya)

El alcalde madrileño volvía a negar en el pleno monográfico celebrado este viernes cualquier tipo de implicación del Ayuntamiento de Madrid en la trama de espionaje, como ya hizo durante su comparecencia pública la semana pasada tras revelarse estas informaciones. Entonces, argumentó que "una vez hechas las averiguaciones, concluimos que el detective niega la reunión, que el trabajador niega la reunión, que no hay ningún contrato y no se ha podido producir ningún encargo ni ningún pago con dinero público del Ayuntamiento para obtener información de esa naturaleza".

La única novedad es que ha asegurado que pedirá a su dimitido coordinador general de la Alcaldía a que acuda a comparecer a la comisión de investigación. Sin embargo, se trata de una decisión de los propios comparecientes acudir o no a declarar, y Carromero se ha dado de baja también del PP. Ni la comisión de investigación, ni mucho menos la moción de censura, tienen visos de llegar a buen puerto.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, no tendrá que enfrentarse a una moción de censura, según coinciden en señalar la mayoría de los grupos municipales. Esta posibilidad se puso sobre la mesa tras la publicación por parte de este diario de la trama de espionaje contra la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, y la posterior dimisión del coordinador general de la Alcaldía, Ángel Carromero, por su supuesta implicación en los hechos. Una semana después de dichas informaciones, la moción de censura es ya solo un espejismo.

Ayuntamiento de Madrid Más Madrid PSOE
El redactor recomienda