Es noticia
Menú
El Cuerpo del Disco: “No podemos con los puristas de los géneros musicales”
  1. España
  2. Madrid
música

El Cuerpo del Disco: “No podemos con los puristas de los géneros musicales”

El dúo gallego, abanderado de los sonidos más cálidos y brillantes, vuelve a las pistas del Berlin Club este fin de semana

Foto: Planazo de finde en el Café Berlín. (El Cuerpo del Disco)
Planazo de finde en el Café Berlín. (El Cuerpo del Disco)

Cuando Yayo y Eloi decidieron crear El Cuerpo del Disco lo hicieron por pura necesidad. “En ese momento no había tanta gente que pinchara música disco”, comentan los dos hermanos al unísono, como excusándose ante un hecho que hace ocho años marcó su camino. El dúo de pinchadiscos, siempre inquietos y moviéndose sin ningún tipo de miedo entre innumerables géneros, están o han estado detrás de innumerables fiestas: El cuerpo oscuro, San Junípero, La casa del ácido, Total, Un sueño, Cuerpo Dorado, On Air, Fantasma, Roller Disco…

Los Vázquez Codesido estarán esta noche en el que es uno de los clubes que mejor les trata, el Café Berlín en su versión más bailable. La discoteca, ubicada en el número veinte de Costanilla de los Ángeles, a escasos metros de la plaza del Callao, es uno de los referentes más importantes de la escena nocturna madrileña. El sector, que ha sufrido como pocos los ataques del covid, estando cerrado a cal y canto durante meses, vuelve a respirar mirando de soslayo el incremento de contagios.

placeholder Los dos hermanos pinchando. (El Cuerpo del Disco)
Los dos hermanos pinchando. (El Cuerpo del Disco)

“No ha sido fácil gestionar todo lo que le ha pasado a la noche durante la pandemia. Sin embargo, nosotros hemos seguido haciendo las fiestas que se nos permitían. Llegamos a poner discos, dentro del festival Tomavistas, cuando se empezó a abrir un poco la mano, con la mayoría de asistentes sentados”, recuerda Yayo, el más joven de los dos, sobre uno de los momentos más surrealistas que se vivieron en la llamada nueva normalidad. Aquello fue en septiembre de 2020, no hace tanto. Por eso, ahora, ven lo que sucede con mucha más perspectiva.

El resurgir de la escena madrileña

La noche del 27 de julio de 2013 representó el final de una era para Malasaña. También para una parte del público más noctámbulo de la capital. “Cuando el Nasti cerró muchos nos quedamos perdidos. Al principio nos costó un poco, pero en seguida vimos que si queríamos hacer algo debíamos de comenzar a montar nuestras propias fiestas. Estábamos en terreno de nadie, porque no formábamos parte de la escena electrónica, ni tampoco estábamos vinculados a lo que era el ambiente más pop”, comenta Eloi, que venía de poner música en aquel Nasti que se encargó de regenerar y cambiarle el pulso musical a una zona de Madrid gobernada mayormente por el rock.

placeholder “No ha sido fácil gestionar todo lo que le ha pasado a la noche durante la pandemia'. (El Cuerpo del Disco)
“No ha sido fácil gestionar todo lo que le ha pasado a la noche durante la pandemia'. (El Cuerpo del Disco)

Tras un periodo de inestabilidad, Yayo y Eloi comenzaron a montar fiestas en multitud de lugares. Probablemente una de las que les posicionó rápidamente fue la Sesión Roller de Chamartín. Allí, junto a Linda Mirada, Arturo Expósito y otros invitados, lograron que los ritmos más cálidos y vibrantes de la década de los setentas y ochentas tuvieran sentido. No había otra manera de bailar que enfundarse unos patines y salir a la pista de patinaje.

El 7 de mayo de 2016 debutaron sobre el escenario del Café Berlín

Durante los tres años posteriores, El Cuerpo del Disco se encargará de mover su fiesta por innumerables salas de Madrid (Limbo, Moroder, Siroco, Lucy In The Sky) y Barcelona (Razzmatazz). “Todo cambió cuando se inauguró el Berlín. Necesitábamos estar allí. E hicimos todo lo posible por conseguir que nos escucharan”, recuerdan los dos hermanos, que no pararon de insistir y de hacer propuestas hasta que el 7 de mayo de 2016 debutaron sobre su escenario. “Fue increíble. Para ese día invitamos a Bawrut y dio la casualidad de que se encontraba en la ciudad Adrián Younge, por lo que también se animó a subir y poner viejos singles de soul”.

placeholder Cartel de San Junipero. (El Cuerpo del Disco)
Cartel de San Junipero. (El Cuerpo del Disco)

El Berlín se convirtió de la noche a la mañana en el espacio al que todo el mundo que quisiera bailar buen house, disco y boogie debía de acudir. Era el complemento perfecto a otras noches que tenían lugar en Siroco, Chachá o Mondo. “Nos dimos cuenta enseguida de que la gente que venía a nuestras fiestas lo hacía por la música y el ambiente”, confiesan con orgullo. Al lado de El Cuerpo del Disco otros promotores y Dj madrileños terminaron de definir el estilo y la manera de hacer del club. De este modo, gente como Gaspar Antuña, Nacho Larache, Discoteca o el encargado de organizar todo en esos años, Ezequiel Brid, consiguieron hacer de las noches de Madrid lo que antaño fueron.

La selección de El Cuerpo del Disco tampoco tiene miedo a echar la vista al pasado

“De todos modos, yo no recuerdo una programación mejor que en estos últimos dos años. Antes de la pandemia, claro”, añade Yayo. No le falta razón, por la cabina del Berlín han pasado las figuras más influyentes del disco contemporáneo: Hunee, Antal, Marvin & Guy, Motor City Drum Ensemble, Tornado Wallace…

La selección de El Cuerpo del Disco tampoco tiene miedo a echar la vista al pasado. Clásicos y oscuros temas de sellos como Prelude, Casablanca o Salsoul, se entremezclan con lo mejor del nuevo sonido napolitano como Periodica o Early Sound. “Y también estamos muy obsesionados con Quality Records y el Spanish house. Todo Raúl Orellana, remixes de Azúcar Moreno, Madrid Groove, Rebeldes Sin Pausa, especialmente su versión de Caballo Negro o Corre Caminos”, insiste Yayo V. Codesido.

placeholder Flyer de El Cuerpo del Disco en Café Berlín. (El Cuerpo del Disco)
Flyer de El Cuerpo del Disco en Café Berlín. (El Cuerpo del Disco)

Galicia como cuna de su sonido

La formación de los dos hermanos, con una diferencia de edad de seis años, se fraguó en Touro, a pocos kilómetros de Santiago de Compostela. “Nuestro tío tenía una discoteca donde iban miles de personas todos los fines de semana. Se llamaba Dona Dana. Yo recuerdo ir con diez años a primera hora y ponerme a escuchar los maxis que habían comprado. En aquella época, eran las salas quienes compraban la música que debían poner los pinchadiscos”, apunta Eloi de unos años, finales de los ochenta y principios de los noventa, que ayudaron a forjar su cultura musical.

“Por eso no nos gusta cerrarnos a ningún género. Y es el motivo de que creemos tantas fiestas diferentes, siempre con ayuda de amigos y colaborando con la gente que tenemos cercana”, afirma Yayo. De esta forma tienen en otros lugares como El Sol, San Junípero, su party más festiva y pop, dedicada en exclusiva por completo al año que quieran homenajear en ese momento. O Un sueño, en la sala sótano, enfocada a sonidos oscuros y tranceros de los noventa.

placeholder Sus nombres están asociados a fiestas privadas como la del fin de rodaje de Madres Paralelas. (El Cuerpo del Disco)
Sus nombres están asociados a fiestas privadas como la del fin de rodaje de Madres Paralelas. (El Cuerpo del Disco)

Sus nombres también están asociados a eventos de marcas como Gucci, Absolut o Carolina Herrera, o a fiestas privadas como la del fin de rodaje de Madres Paralelas. “Para esa sesión nos lo trabajamos mucho. Hicimos una playlist muy enfocada a los gustos de Pedro Almodóvar y a toda su filmografia. Sonó Tim Maia, Chico Buarque, temas latinos, boleros. Lo pasamos estupendamente”.

¿Es difícil pinchar tantos géneros diferentes? “Tenemos mucho callo y no tenemos problema en mezclar estilos mientras consideremos que son buenos. No podemos con los puristas del techno, del house o de cualquier cosa”, sentencia Eloi, que siempre lleva en su maleta algún tema de reggaeton. “Así nunca hay fallo”.

Cuando Yayo y Eloi decidieron crear El Cuerpo del Disco lo hicieron por pura necesidad. “En ese momento no había tanta gente que pinchara música disco”, comentan los dos hermanos al unísono, como excusándose ante un hecho que hace ocho años marcó su camino. El dúo de pinchadiscos, siempre inquietos y moviéndose sin ningún tipo de miedo entre innumerables géneros, están o han estado detrás de innumerables fiestas: El cuerpo oscuro, San Junípero, La casa del ácido, Total, Un sueño, Cuerpo Dorado, On Air, Fantasma, Roller Disco…

Música Pandemia Referentes Santiago de Compostela