Es noticia
Menú
Madrid, frente a otras CCAA: IRPF más bajo y sin impuestos propios, por los 15 de Cataluña
  1. España
  2. Madrid
Comparativa de la fiscalidad

Madrid, frente a otras CCAA: IRPF más bajo y sin impuestos propios, por los 15 de Cataluña

Las rebajas aprobadas por Isabel Díaz Ayuso plantean para el próximo año una distancia aún mayor entre la carga impositiva de la Comunidad de Madrid y el resto de regiones

Foto: La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. (Comunidad de Madrid)
La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. (Comunidad de Madrid)

Las rebajas fiscales aprobadas por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ampliarán aún más las diferencias impositivas entre Madrid y el resto de comunidades autónomas. La región eliminará por completo los tres tributos propios todavía existentes (sobre la instalación de máquinas recreativas en establecimientos de hostelería autorizados, depósito de residuos y recargo sobre el de actividades económicas), en claro contraste con otras como Cataluña, que cuenta hasta la fecha con 15, la cifra más alta. Pero no solo eso. Si la Asamblea refrenda finalmente los dos proyectos de ley presentados, tras la rebaja del medio punto de IRPF en todos los tramos autonómicos, tendrá también los tipos más bajos de España, especialmente el mínimo.

La bajada del IRPF fue una de las promesas electorales de Ayuso, planteada nuevamente tras su victoria el 4-M y confirmada definitivamente en el último Consejo de Gobierno. La presidenta regional presumió durante su presentación de continuar con la política fiscal de sus predecesores, justo en mitad de la tormenta por el control del PP de Madrid, con la trigesimoséptima rebaja de impuestos en 17 años y la quinta respecto al impuesto sobre la renta de las personas físicas. "Madrid está creciendo y va a seguir haciéndolo porque no aplicamos políticas socialistas", dijo la jefa del Ejecutivo, también en alusión a la negociación abierta por los presupuestos y la oferta del PSOE en las últimas horas.

Foto: Isabel Díaz Ayuso en la rueda de prensa. (Comunidad de Madrid)

Pero más allá de este discurso, la realidad es que el desfase entre Madrid y el resto de comunidades autónomas en régimen común es muy claro. El tipo mínimo en 2022 (hasta 12.450 euros) pasará del 9% actual al 8,5%, la escala más baja. La diferencia con otras regiones alcanza incluso los tres puntos y medio en la comparativa con Cataluña y uno y medio si se compara con la Comunidad Valenciana. Así, el impuesto sobre las rentas más bajas de la Comunidad de Madrid estará también por debajo de Andalucía (9,5%), Aragón (10%), Principado de Asturias (10%), Islas Baleares (9,5%), Islas Canarias (9%), Cantabria (9,5%), Castilla y León (9,5%), Castilla-La Mancha (9,5%), Extremadura (9,5%), Galicia (9,5%), La Rioja (9%) y la Región de Murcia (9,7%).

Desde la Comunidad de Madrid, sostienen que esta medida ayudará en su mayoría a las rentas más modestas, de modo que el 77% de los beneficiados está por debajo de la media. El ahorro medio, añaden, será de 476 euros si se compara con un contribuyente de Aragón y de 466 en el caso de que se mida con un catalán. En términos globales, según la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo, que dirige Javier Fernández-Lasquetty, la rebaja del IRPF afectará a cerca de tres millones y medio de madrileños y el ahorro total en el ejercicio será de más de 330 millones de euros.

La estimación es que el impacto en las rentas más bajas sea del 5,5% y en las más altas, del 2,4%. La comparación de los tramos autonómicos de este impuesto en el resto de escalones también es favorable a Madrid en la gran mayoría de los supuestos, si bien no todas las comunidades disponen de las mismas tablas. La región que preside Díaz Ayuso cuenta con cinco, mientras que el resto, salvo las dos Castillas —con las mismas—, tiene más. Esta comparación, no obstante, remite únicamente a las comunidades en régimen común y excluye a País Vasco y Navarra, en régimen foral.

Sea como fuere, la Comunidad de Madrid ya ejerce una menor presión fiscal de forma generalizada, y se agudizará aún más tras la rebaja de este medio punto en el IRPF. A partir de 2022, y siempre que la Cámara madrileña lo apruebe, el tipo máximo de la región será del 20,5% para las rentas de 53.407,20 euros en adelante, lejos del 23,5% de Valencia para ese rango (que sube al 29,5% a partir de 175.000 euros); el 23,5% de Canarias (26% para sueldos anuales de más de 120.000 euros), o Cataluña, con un tipo del 21,5% para el mismo montante que en Madrid (25,5% para más de 175.000 euros). Más parecida es, por ejemplo, Castilla y León, que mantiene un 21,5% en el tramo más elevado, correspondiente a la misma renta.

Foto: 'Skyline' de Madrid. (Reuters)

El Gobierno regional reiteró durante la presentación de los dos proyectos de ley que la recaudación no merma en ningún caso. "Es el camino que debemos seguir", insistió Ayuso, en sintonía con lo también manifestado por Lasquetty, que censuró las críticas de las fuerzas de izquierda a las bajadas de impuestos y su impacto en las arcas públicas: "No han entendido nada". Como informó El Confidencial, lo cierto es que la capacidad de Madrid no se ve aminorada, hasta el punto de que su capacidad supera en más de un 46% la media nacional. La clave está en las bonificaciones y exenciones, de las que se benefician las rentas más altas.

Impuestos propios

Las diferencias también son visibles en los impuestos propios de cada región. Si se cumple el objetivo de Díaz Ayuso, la Comunidad de Madrid será a partir del año que viene la única autonomía sin tributos propios, tras eliminar los tres vigentes. Si se compara de nuevo con todas las comunidades en régimen común, el resto se encuentran en una posición muy distinta. Cataluña tiene 15 impuestos de cuño propio, Andalucía otros ocho y Galicia, Asturias o Murcia, cuatro respectivamente. Quienes están por detrás de Madrid en este momento son Castilla-La Mancha y Castilla y León, con dos en ambas administraciones.

La viabilidad de estas medidas, salvo giro inesperado, dependerá de nuevo del apoyo de Vox. La presidenta regional tendió la mano el miércoles a la formación liderada por Rocío Monasterio, "sin líneas rojas", en paralelo a las negociaciones que mantiene para aprobar definitivamente los presupuestos de 2022, estrechamente relacionados con estos dos proyectos de ley. De momento, los de Monasterio insisten en derogar las leyes de género y LGTBI de Madrid e implantar la gratuidad en la educación de cero a tres años, Bachillerato y FP.

Las rebajas fiscales aprobadas por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ampliarán aún más las diferencias impositivas entre Madrid y el resto de comunidades autónomas. La región eliminará por completo los tres tributos propios todavía existentes (sobre la instalación de máquinas recreativas en establecimientos de hostelería autorizados, depósito de residuos y recargo sobre el de actividades económicas), en claro contraste con otras como Cataluña, que cuenta hasta la fecha con 15, la cifra más alta. Pero no solo eso. Si la Asamblea refrenda finalmente los dos proyectos de ley presentados, tras la rebaja del medio punto de IRPF en todos los tramos autonómicos, tendrá también los tipos más bajos de España, especialmente el mínimo.

Madrid Fiscalidad Cataluña
El redactor recomienda