Almeida retrasa su Madrid Central para incluir a los carmenistas 'in extremis'
  1. España
  2. Madrid
TRAMITACIÓN AGÓNICA

Almeida retrasa su Madrid Central para incluir a los carmenistas 'in extremis'

El alcalde aplaza sus planes para aprobar la ordenanza de Movilidad después de que la Justicia haya avalado el grupo mixto para los carmenistas, que serán sus socios en principio

placeholder Foto: El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (c). (EFE)
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (c). (EFE)

El nuevo Madrid Central vuelve a aplazarse en el último momento. Tras varias semanas de retraso conforme a las estimaciones iniciales, el Ayuntamiento de Madrid ha vuelto a alterar sus planes cuando todo hacía indicar que la ajustada votación llegaría esta misma semana. El motivo tras este movimiento es la resolución judicial, a la que tuvo acceso El Confidencial, que este lunes avaló la creación del grupo mixto para los cuatro concejales críticos de Más Madrid. Son los que están llamados a ser los socios de PP y Ciudadanos para la nueva ordenanza de Movilidad y el hecho de que se reconozca su autonomía allana su tramitación. El consistorio tenía programado el pleno definitivo para este viernes, pero será reagendado a la próxima semana para incluirles y que puedan presentar sus enmiendas y votar sin problemas.

Tras la suspensión inmediata del grupo mixto decretada el pasado martes, y que ahora se levanta, por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 30 de la capital, este medio ya informó de que se abrían dos escenarios: uno en el que la suspensión se mantenía y José Luis Martínez-Almeida iba al pleno tras introducir por cauces extraoficiales las enmiendas de los autodenominados carmenistas; y otro en el que la Justicia permitía la autonomía de los cuatro ediles y se retrasaba el calendario para introducirles en el funcionamiento del consistorio. Finalmente, se ha dado la segunda opción.

Foto: Los cuatro ediles críticos de Más Madrid. (EFE)

El alcalde y el área de Movilidad recibieron la noticia, adelantada por la Cadena SER este lunes, con los brazos abiertos, pero sabiendo que les haría alterar su ruta. En principio, tenían convocada este mismo martes la comisión de la ordenanza, donde los díscolos no podrían estar salvo que tuvieran reconocido el grupo mixto. La decisión judicial de este lunes frenó los planes y les hizo evaluar los posibles escenarios. Finalmente, fuentes municipales informaron avanzada la tarde de que anulaban la comisión.

Esto hace que, según estas fuentes, el nuevo itinerario pase por celebrar un pleno extraordinario (convocado de urgencia para este martes) para oficializar el grupo mixto de Recupera Madrid. Luego, con ellos ya en el funcionamiento municipal, retomarían esa comisión para presentar las enmiendas al texto, algo que tendría lugar el próximo viernes 10 de septiembre, fecha en la que se preveía la aprobación de la nueva regulación de Madrid 360. Ese pleno definitivo se llevaría ahora al lunes o martes de la siguiente semana, entre los días 13 y 14.

Foto: Martínez Almeida. (EFE)

Los cuatro de Recupera Madrid son, salvo giro drástico de los acontecimientos, los únicos que se han abierto a apoyar al Gobierno local tras la negativa de Vox, Más Madrid y PSOE, por lo que el consistorio depende en gran medida de ellos.

Pisar sobre seguro

La decisión de aplazar la comisión y el pleno para reconocer primero su autonomía, un movimiento que avanzó el propio Almeida este lunes en la SER, implica también una mayor seguridad a la hora de garantizarse su apoyo. Sin la creación del grupo mixto, los cuatro ediles no tendrían opción a presentar enmiendas por vías oficiales y tampoco derecho a voto en el pleno si se atiende a la norma general, ya que en Cibeles el voto está delegado en la práctica en los portavoces.

Fuentes del equipo de gobierno defendían en las últimas horas que podrían forzar que los concejales del hemiciclo votaran individualmente. "Con que lo pida un concejal basta", aseguraban estas fuentes, en referencia al artículo 69 del reglamento, que reconoce que el voto de los ediles es indelegable. Pero en el resto del plenario, el movimiento no estaba tan claro. Fuentes de los propios carmenistas admitían que tenían muchas dudas de la validez de esta fórmula y aseguraban que prevalecería el artículo 71.2, por el que se necesita que un portavoz proponga el voto nominal y que una mayoría simple lo respalde. También fuentes de Más Madrid apuntaban a esta opción, lo que hacía presagiar una nueva batalla jurídica si esto se hubiese llegado a producir.

Foto: El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. (EFE)

A la espera de que los cuatro concejales lleguen a un acuerdo con PP y Cs, todo apunta a que la corporación sacará adelante la ordenanza este mes de septiembre. Los plazos son especialmente relevantes, ya que el consistorio está a la espera de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid solicite la ejecución de la sentencia que tumbó Madrid Central en mayo, lo que dejaría la ciudad sin estas limitaciones medioambientales en caso de no estar ya vigente el nuevo plan.

La batalla judicial entre los herederos de Manuela Carmena se ha colado de lleno en la aritmética de Cibeles para aprobar el texto. El caso se remonta al pasado mes de abril, cuando los cuatro críticos confirmaron su ruptura con Rita Maestre y los suyos y pidieron un grupo mixto para ellos, lo que les garantizaba más recursos y visibilidad que si pasaban a no adscritos, opción por la que se decantaban en Vox y Más Madrid. Cibeles les concedió la solicitud.

Maestre recurrió y paralizó el nuevo grupo hasta agosto, cuando el ayuntamiento volvió a dar luz verde en contra del criterio del órgano consultivo de la Comunidad de Madrid. Más Madrid apeló entonces ante la Justicia, que atendió su petición de cautelarísimas y lo suspendió de inmediato. Hasta este lunes, cuando la magistrada Carmen Casado Guijarro levantó esa decisión al considerar que, si la hubiera mantenido, "ello equivaldría a prejuzgar sobre el fondo del asunto, lo cual no procede efectuar en la presente pieza [de medidas cautelares]". Entiende, además, que la creación del grupo mixto no implica un perjuicio irreparable para Más Madrid.

José Luis Martínez-Almeida Más Madrid
El redactor recomienda