Madrid, sin zonas de baño en plena ola de calor: las (pocas) piscinas a las que se puede ir
  1. España
  2. Madrid
las naturales, casi todas cerradas

Madrid, sin zonas de baño en plena ola de calor: las (pocas) piscinas a las que se puede ir

Madrid cuenta con varias piscinas municipales, aunque no suficientes para todos los madrileños. A esto se le suma que muchas áreas de baño naturales de la comunidad están cerradas

Foto: Piscina municipal de la Casa de Campo, en Madrid, el pasado mes de mayo (EFE)
Piscina municipal de la Casa de Campo, en Madrid, el pasado mes de mayo (EFE)

La misma semana en la que la Organización Meteorológica Mundial (OMM) advertía de la situación de calentamiento global a la que está sometida el planeta, con una alerta de "código rojo para la humanidad", España se prepara para la que será la primera ola de calor de la temporada veraniega, que durará en torno a cinco días, con temperaturas por encima de los 35ºC y en algunas zonas, incluso por encima de los 40ºC. Los expertos advierten, además, de que estos eventos climáticos son cada vez de mayor intensidad y duración —las olas de calor duran más días— y, pese a que muchos se empeñan en negarlo, es el cambio climático el que está detrás de ello.

Recorremos Madrid con un termómetro en plena ola de calor

En estos momentos de máximas temperaturas, es normal buscar maneras de refrescarse —amén de seguir las recomendaciones para evitar golpes de calor o insolaciones— pero también lo es tratar de localizar zonas en las que poder bajar un poco la temperatura corporal. Madrid se enfrenta a alertas amarillas los próximos días, con temperaturas por encima de los 38ºC, así que los madrileños también serán de esos que busquen cómo escapar de ese 'infierno'. Las piscinas siempre son una opción, aunque no siempre uno tiene la suerte de vivir en una urbanización que disponga de ella, o de tener algún amigo que tenga piscina en su casa.

La siguiente opción, especialmente para los que viven en la capital, son las piscinas municipales, abiertas, aunque con restricciones, desde el pasado mes de mayo. Mientras que las comunitarias deben cumplir la normativa regional, las municipales recreativas tienen un aforo máximo del 60% debido a la situación de pandemia, aunque las deportivas no tendrán límite de capacidad. Ahora bien, no todo Madrid dispone de piscinas municipales públicas: de los 21 distritos que componen la capital hay seis que no cuentan con este servicio, mientras que en otros tres algunas de sus piscinas permanecen cerradas el verano de 2021: este año hay un total de 19 piscinas públicas para 3,2 millones de habitantes.

Foto: Una mujer en un flotador en la antigua piscina de Lago. (Archivo de Madrid)

También existen varias piscinas que dependen del Gobierno regional y no del Ayuntamiento, con una tarifa algo superior —las municipales cuestan, en su tarifa más cara, poco más de dos euros—, de cinco euros, y para las que es necesario reserva previa. De las cuatro piscinas que dependen de la Comunidad —Puerta de Hierro, Canal de Isabel II, San Vicente de Paúl y Mundial 86— solo una tiene un aforo considerable, de 2.700 personas y más de 300.000 metros cuadrados de espacio.

Otra opción es tirar de piscinas privadas abiertas al público, aunque las tarifas suelen ser bastante más altas que los poco más de 2 euros que cuesta entrar a las municipales. Una opción, más económica que las de los hoteles, es la piscina universitaria de la Complutense, aunque su acceso es bastante restringido: solo pueden entrar estudiantes, trabajadores o exalumnos de la Universidad Complutense de Madrid, o también no vinculados al centro educativo, siempre que vayan acompañados de alguien que sí forma parte de este grupo.

Asimismo, hay algunos hoteles en la capital que permiten el acceso a sus vasos sin necesidad de estar alojados en ellos, aunque sus tarifas se pueden ir un poco 'de madre': el hotel Nyx, ubicado en Aviador Zorita, dispone de una piscina en su azotea a la que puede acceder cualquier visitante por un módico precio de 30 euros que incluye toalla, crema y "trago de bienvenida", o también ofrece la opción de alquilar una cama balinesa para dos personas por 120 euros, con toalla, champán y tabla de frutas.

Hay hoteles que permiten acceso a la piscina para visitantes, pero a un precio más alto

Otra opción es la del Hotel Emperador, con piscina abierta de 10:00 a 21:00. Aunque se da prioridad a los clientes alojados, también se permite la entrada a visitantes, si bien no se hacen reservas para entrar y solo se pueden comprar las entradas en recepción en caso de que queden hamacas disponibles. El precio varía, de los 45 euros que cuesta de lunes a jueves a los 63 de fines de semana y festivos, siempre con una toalla, una tumbona y una copa de Möet Ice. La opción de reserva sí existe para las camas balinesas, que incluyen además de la misma una botella de Möet Ice y un plato de fruta de temporada y cuyo precio varía de los 170 a los 220 euros (de lunes a jueves o en fin de semana y festivo, respectivamente) la de dos personas, o entre 270 y 320 euros la de cuatro personas.

¿Qué pasa con las piscinas naturales?

placeholder Zonas acotadas en el pantano de San Juan en la localidad madrileña de San Martín de Valdeiglesias (EFE)
Zonas acotadas en el pantano de San Juan en la localidad madrileña de San Martín de Valdeiglesias (EFE)

Fuera de la ciudad, sin embargo, suele haber multitud de zonas de baño, mucho más frescas y en medio de la naturaleza. Aunque existen muchas piscinas naturales en la Comunidad de Madrid, aunque el covid está limitando mucho su uso. De las cuatro zonas de baño censadas por la Comunidad —Las Presillas, en Rascafría; Los Villares, en Estremera; el Muro y Virgen de la Nueva, en San Martín de Valdeiglesias y Playa del Aberche, en Aldea del Fresno— solo está autorizado el baño en 2021 en la playa Virgen de la Nueva, en la zona del pantano de San Juan, mientras que en todos los demás está prohibido.

Piscina
El redactor recomienda