La intensa ola de calor sobre España llegará al punto más álgido entre viernes y domingo
  1. España
temperaturas inusuales para la época

La intensa ola de calor sobre España llegará al punto más álgido entre viernes y domingo

En ese periodo, se podrían superar los 44 grados de día y los 25 de noche en algunas zonas y dispararse el riesgo de incendios y los índices de radiación ultravioleta

placeholder Foto: Una familia se protege del sol en el Retiro, ya cerrado por la ola de calor. (EFE)
Una familia se protege del sol en el Retiro, ya cerrado por la ola de calor. (EFE)

Cielos turbios por la presencia de polvo en suspensión y una jornada muy calurosa en buena parte del país —superándose ya los 22 grados a las seis de la mañana de ayer en muchas ciudades y los 24 en Sevilla, Murcia, Alicante o Palma de Mallorca— han dado el pistoletazo de salida durante esta segunda semana del mes de agosto a la que es, por "extensión, duración e intensidad", la primera ola de calor del verano en 2021, de acuerdo con lo que explica el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo. Se trata de un episodio de calor "muy adverso", pues se prevé que se registren temperaturas "muy altas, inusuales y extremas" para esta época del año tanto de día como de noche.

A pesar de que en julio, un mes que ha destacado por su carácter "fresco" en general, se dieron episodios sumamente cálidos, el hecho de que fueran de corta duración impedía que se cumpliesen los criterios necesarios que la agencia española tiene en cuenta para alertar de una ola de calor, parámetros que ya se dan desde este miércoles, 11 de agosto, y continúan a lo largo de esta jornada debido a un ascenso de las temperaturas que se inició el domingo y que tendrá continuidad durante las próximas jornadas al verse favorecido por una masa de aire muy cálida procedente del norte de África que hará que se superen los 44 grados de día y los 25 de noche en su punto álgido, entre el viernes y el domingo.

Así, hasta al menos comienzos de la próxima semana —la Aemet estima que debido a cierta nubosidad y al polvo en suspensión hay algo de "incertidumbre" en el pronóstico de las temperaturas, por lo que se cree que el calor no remitirá simultáneamente en todas las zonas del país—, la subida de los termómetros "será general y progresiva" y, unida a la fuerte insolación propia de estas fechas, provocará que el calor sea muy intenso "en buena parte de la Península y de las islas Baleares tanto de día como de noche", razón por la que el mapa de la geografía española se tiñe de avisos de color naranja y amarillo por altas temperaturas máximas este miércoles. Dada la situación, la Aemet ha actualizado a la par el aviso especial de fenómenos adversos por ola de calor que emitió el lunes para advertir de la llegada a la Península de una ola de calor que tendrá "repercusiones en la salud de las personas" y aumentará "mucho" el riesgo de incendios forestales en el país, con la excepción del área cantábrica y buena parte de Galicia. A su vez, habrá que tener cuidado con el índice de radiación ultravioleta, que en estas fechas alcanzará valores extremos en casi todo el país.

Debido a que "las temperaturas, máximas y mínimas, registrarán valores muy por encima de los normales para esta época del año en gran parte del país y las islas Baleares", para este jueves, día 12, se encontrarán en alerta roja por riesgo extremo las regiones catalanas del Pirineo de Lleida y la depresión central de Lleida, así como la ribera del Ebro de Zaragoza, tal y como se puede ver reflejado en el mapa de próximos avisos meteorológicos. Para el viernes, serán la campiña sevillana y cordobesa las zonas que se encuentren en alerta roja.

Ya desde este miércoles, se han superado los 40 grados en amplias zonas del este, centro y sur de la Península, así como en puntos de Baleares, una situación que permanecerá en activo hasta el domingo o lunes. "El jueves, probablemente se llegue hasta los 42 grados en puntos del nordeste, sobre todo en el valle del Ebro y el interior de Cataluña, y en las jornadas álgidas de la ola de calor, viernes, sábado y domingo, en el valle del Guadalquivir se podrían incluso rondar o superar los 44 grados", concreta a este respecto Rubén del Campo.

"Las temperaturas van a ser muy altas durante al menos cinco o seis días e, incluso, no se descarta que se pueda batir algún récord de temperatura", advierte asimismo Del Campo. A pesar de que cuando se produce un episodio extremo no suele haber una única causa, "el principal motivo de este aumento de las temperaturas se debe a una dorsal [un área de altas presiones en niveles mayores y altos de la troposfera asociada generalmente a aire muy caliente] que se encuentra ubicada sobre el norte de África y el Mediterráneo central y que se ha acercado hasta nuestro territorio", provocando la entrada a través del sur peninsular de una masa de aire de procedencia africana que ya es muy cálida en origen.

Recomendaciones para la ola de calor. (Atlas)

A la par, a este movimiento se sumará el hecho de que "la dorsal estabilizará la atmósfera", por lo que brillará el sol con más intensidad y "calentará la superficie terrestre con fuerza". Por si fuera poco, la situación meteorológica tan estable "dificultará" la formación de nubes con precipitaciones muy escasas —no obstante, es posible que crezcan algunas nubes de evolución en puntos del interior, que incluso podrían desembocar en tormentas, aunque dejarán pocas precipitaciones o vendrán secas— y en general habrá poco viento, con escasa ventilación para que el aire cálido tenga oportunidad de dispersarse. "La masa de aire caído procedente del norte de África llegará cargada de polvo en suspensión", añade el portavoz de la Aemet. Esto se debe al gran recorrido que ha efectuado por el desierto del Sáhara antes de penetrar en la Península y en Baleares. Por esta razón, es probable que empeore la calidad del aire.

Foto: Arranca la ola de calor que superará los 44 grados de día y los 25 de noche. (EFE)

Calor extremo de día y noches "tórridas"

En consecuencia, las altas temperaturas serán persistentes tanto de día como de noche, con madrugadas también muy calurosas en muchas zonas del país. "Por la noche, es posible que se registren noches tórridas, un concepto que hace referencia a aquellas madrugadas en que las temperaturas mínimas no bajan de 25 grados. Esto ocurrirá, principalmente, en la cuenca del Ebro, zona centro y mitad sur de la Península y, especialmente, en grandes ciudades", apunta el portavoz de la Aemet.

Las únicas partes del país que quedarán al margen del calor extremo diurno y nocturno serán, en un principio, las islas Canarias —el archipiélago quedará al margen de la ola de calor hasta el fin de semana, pues se registrarán durante todo el fin de semana temperaturas muy elevadas, con más de 35 grados en muchos puntos de las islas y mínimas también muy calurosas— y el extremo norte peninsular, sobre todo el norte de Galicia, puntos de Asturias y Cantabria. Aun así, el próximo fin de semana también podría apretar el calor en dicha zona, sobre todo en el Cantábrico oriental.

Las temperaturas serán más extremas a partir del miércoles y lo peor de la ola de calor se dará entre el viernes y el domingo

Desde este jueves hasta el domingo, las temperaturas máximas estarán por encima de los 35 grados de forma generalizada en la Península y en Baleares, con las excepciones ya mencionadas, y se superarán los 40 grados en amplias zonas del sur y centro peninsular, así como también en el valle del Ebro. No se descarta que se puedan rozar los 44 grados en algunos puntos de la mitad sur. Por ende, los días de mayor intensidad de la ola de calor se darán entre el viernes y el domingo, y, en principio, se espera que a partir del lunes, día 16, se inicie un descenso de temperaturas por el noroeste peninsular.

Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) Meteorología Tiempo Calor
El redactor recomienda