Expertos urgen a actuar ya contra la 'mediterranización' de la crisis climática
  1. Medioambiente
  2. Agua
noches tórridas y mar más caliente

Expertos urgen a actuar ya contra la 'mediterranización' de la crisis climática

Investigadores de la Universitat de València y la de Alicante avisan de que hacen falta más medidas para evitar que los españoles nos convirtamos en los primeros refugiados climáticos de la Unión Europea

placeholder Foto: Que la temperatura no baje de los 25 ºC por la noche y que el mar se caliente tanto son signos de la denominada 'mediterranización'. (EFE)
Que la temperatura no baje de los 25 ºC por la noche y que el mar se caliente tanto son signos de la denominada 'mediterranización'. (EFE)

Expertos de la Universitat de València (UV) y la de Alicante (UA) urgen a actuar contra la 'mediterranización' del cambio climático, de manera ambiciosa y sin más dilación, ante los efectos que ya están ahí: las noches de verano cada vez más tórridas sin bajar de 25 grados, el calentamiento del agua del mar y el aumento de temperaturas de hasta 2,5 grados en zonas de montaña.

Esta es la principal advertencia que lanzan los catedráticos Mª José Estrela, Mª José López y Jorge Olcina en el libro 'Cambio climático en el Mediterráneo', presentado en el Jardí Botànic como el último informe científico de este proceso en la Comunitat Valenciana, en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente.

"Tenemos que empezar a adaptarnos al cambio climático desde ya, no solo mitigarlo"

Una de sus conclusiones es que el Mediterráneo se calienta entre dos y tres veces más que el conjunto de los océanos en el ámbito global, sobre todo en verano, como revelan las imágenes por satélite de los últimos 35 años, con una subida acumulada de un grado.

Como consecuencia, "el verano se adelanta, dura más y es más intenso", ha constatado Mª José López, catedrática de Geografía Física, para lamentar que sigamos viendo el mar como proveedor de recursos y un lugar donde tirar desechos cuando ocupa el 70% del planeta.

Esto supone que junio ya se considera como veraniego, con una subida de hasta 2,5 grados en las zonas más altas de interior, y hasta tres en las de montaña como el Penyagolosa. Mientras tanto, se registra una pérdida de las precipitaciones en las cuencas interiores y en las cabeceras del Segura y el Júcar, algo especialmente grave en este último río, con una bajada anual del 20%. Son datos "de extraordinaria importancia" para las políticas hídricas de la Comunitat Valenciana y Murcia.

Foto: Inundaciones en Murcia (EFE) Opinión

Los expertos también ponen el foco en el riesgo "muy elevado" de desaparición de zonas con gran valor ambiental y de sus especies vegetales, como los parques naturales de la Font Roja y la Serra de Mariola. Otras consecuencias son la pérdida de confort térmico, el aumento del nivel del mar, los patrones de circulación oceánica o la distribución de animales y plantas marinos.

La última generación capaz de ponerle freno

"Ya está pasando, no son proyecciones. Si no ponemos remedio, vamos a una situación muy dramática", ha advertido Mª José Estrela, también de Geografía Física. Sin querer ser alarmista, ha recordado que la generación actual puede ser la última capaz de poner freno al cambio climático.

En este escenario, los especialistas reclaman políticas decididas para llegar a la próxima década en mejores condiciones, además de hacer ver a la sociedad que el cambio climático ya no es cuestión de creencias.

placeholder Los españoles podemos ser los primeros refugiados climáticos de Europa. (EFE)
Los españoles podemos ser los primeros refugiados climáticos de Europa. (EFE)

Uno de los retos más urgentes es adaptar mejor las ciudades a este proceso, ya que por ejemplo en la Comunitat Valenciana no están preparadas para las lluvias torrenciales ni para los temporales de gran oleaje. "Tenemos un mar que vigilar", ha suplicado Jorge Olcina, catedrático de Análisis Geográfico Regional.

Los expertos coinciden en rechazar los mensajes catastrofistas sobre el cambio climático para que la gente no se sienta engañada si no se cumplen las predicciones, por lo que abogan por comunicar siempre con datos y de manera progresiva. También ponen en valor el aumento de la concienciación desde los años ochenta, como ha constatado Joan Romero, catedrático de Geografía Humana y 'alma mater' del libro, en su participación por videoconferencia.

Ley de Cambio Climático

En clave valenciana, destacan la Ley de Cambio Climático —en fase de exposición pública— como un ejemplo positivo y más ambicioso que la de España, aprobada hace unas semanas. "Va un poco más allá: tenemos que empezar a adaptarnos al cambio climático desde ya, no solo mitigarlo", ha reivindicado el catedrático de la UA.

Como 'consellera' de Emergencia Climática, Mireia Mollà ha lamentado que la burocracia alarga la aprobación de la ley de la Generalitat y ha advertido de que mientras tanto hay sentencias judiciales contra algunos países por su inacción climática. "Preferiríamos no ser un Gobierno condenado por no tener en cuenta estos elementos", ha recalcado, exigiendo no seguir otro interés que no sea el público.

"Podemos ser los primeros refugiados climáticos de Europa", ha reiterado, insistiendo en que todos los gobiernos están obligados a tomar decisiones "valientes" contra el cambio climático.

Foto: Foto: Unsplash/@parradesign

Y el vicealcalde segundo de Valencia, Sergi Campillo, ha prometido que el ayuntamiento hará "todo lo posible" por que las administraciones vayan todas a una y ha advertido de que Valencia puede ser un "cóctel explosivo" del cambio climático, además de apelar a la concienciación porque "ya no es una cosa de osos polares".

Campillo, también de Compromís y concejal de Ecología Urbana, ha alabado a la ciencia, recordando que hasta hace poco un negacionista gobernaba Estados Unidos, y ha defendido las últimas políticas municipales: "Cuando peatonalizamos plazas y calles, estamos mitigando el cambio climático".

Y el investigador Jaime Güemes, director del Botànic, ha coincidido en que el mundo afronta un momento crítico que puede tener consecuencias irreversibles en los espacios protegidos, "el paisaje centenario que forma parte de nuestra cultura, identidad y vivencia".

El jardín participa esta semana en la iniciativa València Canvia pel Clima, con una campaña para potenciar la alimentación de proximidad y unos talleres de huerta ecológica, junto a una jornada de puertas abiertas este sábado 5. Acoge además la exposición 'Terres i temps. Terres de país i variacions de temps', un conjunto de pinturas sobre paisajes valencianos de Esteve Adam.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Cambio climático
El redactor recomienda