altas temperaturas

Cómo sobrevivir a una ola de calor: descansa, bebe (pero no alcohol) y cierra las ventanas

Esta semana se instalan en gran parte de la península Ibérica y en Baleares altas temperaturas que pueden alcanzar o incluso superar los 40 grados

Foto: Altas temperaturas en toda España. (EFE)
Altas temperaturas en toda España. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura5 min

El calor ya había hecho su aparición antes de iniciarse el verano, pero como cada año acecha un periodo de temperaturas (aún) más altas de lo habitual: esta semana llega la primera ola de calor importante, con aire procedente de África que hará que se superen los 35 grados en muchas zonas del país. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha advertido de que "es bastante probable" que incluso se alcance o superen los 40 grados en "áreas del centro, interior de la mitad sur y cuadrante nordeste del país", por lo que es importante prepararse para esta situación. Las recomendaciones y consejos para momentos de calores tan fuertes como los de los próximos días siempre son bastante similares, y van desde hidratarse y beber agua de manera constante a evitar las horas más peligrosas.

Ola de calor récord: atención si vives en estas provincias, temperaturas por encima de 40º

La ola de calor está prevista, según la Aemet, al menos hasta el próximo 1 de julio, y supondrá altas temperaturas incluso por la noche. Las mínimas se mantendrán por encima de los 20 grados en amplias zonas, y "podrían no bajar de los 25 grados en el interior de la mitad sur y centro peninsular, valle del Ebro y área mediterránea". Precisamente por esto, la agencia ha considerado este episodio "excepcionalmente adverso".

Turistas y vecinos se refrescan en la Playa América en Nigrán (Pontevedra), en 2018. (EFE)
Turistas y vecinos se refrescan en la Playa América en Nigrán (Pontevedra), en 2018. (EFE)

Siendo esta la primera ola de calor, hay que tener en cuenta que el cuerpo no está todavía acostumbrado a las altas temperaturas, por eso hay que seguir algunas recomendaciones para evitar los daños derivados del calor. Lo principal es beber: hay que mantenerse hidratado constantemente y beber grandes cantidades de agua, incluso aunque no se tenga sed, o también zumos de frutas, pero se debe evitar en la medida de lo posible la ingestión de bebidas alcohólicas y bebidas que contengan cafeína, ya que aumentan la pérdida de líquidos, y también las bebidas azucaradas.

¿No tienes aire acondicionado? Ideas para refrescar tu casa

Además, es recomendable bajar las persianas de casa y cerrar las ventanas durante el día para impedir que el sol entre directamente en la vivienda durante los puntos de máximo calor, y permanecer en las áreas más frescas del edificio. Otro de los consejos es tratar de descansar lo máximo, sobre todo si se tiene previsto realizar alguna actividad al aire libre, y hacerlo en lugares de sombra y lo más frescos posible.

¿Qué ropa debo ponerme?

Otra cuestión a tener en cuenta no solo en una ola de calor, sino en periodos de altas temperaturas generalizadas, es la ropa que se utiliza: es recomendable utilizar ropa ligera y de colores claros, y a ser posible de algodón, ya que permite la transpiración y evaporación adecuada del sudor. Además, se puede optar por peinados más frescos para poder superar el calor y que el pelo no se convierta en un enemigo durante estos días.

Un termómetro marca 45 grados en Ourense durante el verano de 2014. (EFE)
Un termómetro marca 45 grados en Ourense durante el verano de 2014. (EFE)

Además, hay que sacar los complementos de verano (y algunos de invierno), como sombreros o gorras con visera para proteger el rostro y la cabeza del sol, las gafas de sol e incluso los paraguas para ir por la calle, especialmente en horas peligrosas. Y algo vital para mantener la salud de los pies es utilizar un buen calzado, fresco, cómodo y transpirable. Si vas a salir a la calle en horas de sol o tienes la idea de exponerte directamente al mismo, hay que utilizar una protección adecuada: existen diferentes tipos de crema para el sol en función del tipo de piel, y también protectores solares concretos específicos para niños.

Las siete mejores cremas solares para 2019, según la OCU

El protector solar hay que echárselo siempre media hora antes de exponerse al sol, de manera generosa, y renovarlo regularmente, especialmente cuando hay baños en la piscina o en el mar de por medio.

Trucos caseros contra el calor

Además de todos estos consejos, se pueden tomar medidas algo más originales para que todo sea más refrescante (y pierda menos su sabor, por ejemplo) en casa o para sobrellevar algunos efectos del calor y las altas temperaturas. Estos son algunos de ellos:

Congelar uvas para el vino o café... Echarle piedras de hielo al vino no es algo muy recomendable —por cómo nos miraría la gente de hacerlo— así que la mejor opción es limpiar y congelar unas pocas uvas y echarlas en la copa para mantener el vino fresco sin que se agüe. Con el café ocurre exactamente lo mismo: no es igual echar dos cubitos de hielo a un café solo en febrero que hacerlo en pleno agosto: con unas piedras de café congelado se enfría el café sin perder el sabor.

Se pueden hacer cubitos de café helado para echar en el café
Se pueden hacer cubitos de café helado para echar en el café

Congelar áloe vera para las quemaduras: para los días de piscina o playa con más presencia del astro rey, nunca está de más tener a mano un poco de áloe vera, que ayuda a restablecer la piel de los daños provocados por el sol. Si congelas gel de áloe vera como si fueran cubitos de hielo, además de ayudar a tu piel lo harás refrescándola, por lo que el alivio será doble.

► Ya que nos ponemos a congelar... ¡congela una esponja! ¿Para qué? Puede ser de utilidad para un montón de cosas: una esponja empapada y congelada en una bolsa hermética puede servir como bloque de hielo para la nevera portátil, pero también para colocar delante de un ventilador o simplemente pasártela por la piel para refrescarla de vez en cuando.

► ¡Cómo olvidar el agua congelada! Si tienes que salir a la calle por la razón que sea, lleva siempre a mano una botella de agua. Si antes de salir la congelas, aguantará el fresco durante más tiempo. Y aunque no es recomendable el consumo de alcohol en momentos de máxima temperatura, si lo que te apetece es una cerveza bien fría y no tiene la temperatura adecuada, también existen diferentes trucos para enfriar la cerveza muy rápidamente, como envolver las latas o botellas en un pedazo de papel de cocina empapado en agua y al congelador: esto hace que bajen los grados a mayor velocidad.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios