El PP desembarca en Sol y muestra su respaldo a Ayuso tras la tensión por el Rey
  1. España
  2. Madrid
"LOS MADRILEÑOS DEFENDEREMOS LA LIBERTAD"

El PP desembarca en Sol y muestra su respaldo a Ayuso tras la tensión por el Rey

La presidenta fue investida este viernes y ha sido este sábado cuando ha tomado oficialmente posesión del cargo. Lo ha hecho frente a la plana mayor de su partido

placeholder Foto: Mañueco, Moreno, Díaz Ayuso, Casado, Feijoó y López Miras. (EFE)
Mañueco, Moreno, Díaz Ayuso, Casado, Feijoó y López Miras. (EFE)

El PP desembarcó en la Puerta del Sol este sábado. La ocasión lo merecía. Isabel Díaz Ayuso tomaba posesión del cargo de manera oficial tras haber sido investida presidenta de nuevo y el partido acudió con todo a la Real Casa de Correos, con Pablo Casado al frente y con sus presidentes regionales. La gran ganadora en las pasadas elecciones del 4 de mayo recibió así un respaldo sin fisuras por parte de su formación tras haber protagonizado tensiones con sus compañeros a cuenta de sus declaraciones por el papel del Rey en la firma de los indultos a los presos del 'procés'. Fue una jornada plácida y de halagos a su figura.

Con la jefa del Ejecutivo madrileño en el centro del escenario, el partido se desplegó casi al completo para hacer ver que la victoria del pasado 4-M es también la suya. Pese a que en los últimos días han tenido numerosas diferencias públicas entre sus dirigentes, los populares dejaron un lado las distancias para darse un abrazo frente a las cámaras y simbolizar que todos reman juntos en el cambio de etapa política que vislumbran en el país.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (c). (EFE)

Casado se sentó a su lado y la abrazó hasta que prácticamente tomó la palabra. Como también hicieron Alberto Núñez Feijóo, Juanma Moreno Bonilla, Fernando López Miras y Alfonso Fernández Mañueco. A ellos se dirigió la presidenta para afirmar que el desafío que todos han sufrido “nos ha hecho enamorarnos para siempre de nuestro cometido”. El PP decidió no escatimar en el despliegue porque además de ser el colofón del 4-M (la primera gran alegría electoral que se llevó Casado), en la cúpula nacional reconocen que “después de tanta penuria, hay que celebrar mucho cada victoria”.

La jornada dejó imágenes fuera del alcance de las cámaras, como una prolongada charla entre Casado y el jefe de gabinete de Díaz Ayuso, Miguel Ángel Rodríguez, que caminaron juntos varios metros mientras intercambiaban palabras. Pero para la presidenta destacó sobre el resto que estuvieran presentes sus predecesores en el cargo: Alberto Ruiz Gallardón, Cristina Cifuentes, Esperanza Aguirre y Ángel Garrido, que presidió la región antes de dar el salto a Ciudadanos. Se produjo, de nuevo, la ausencia de Ignacio González.

Aguirre, de hecho, se convirtió en una de las estrellas de la jornada, acaparando la aclamación de los políticos presentes. La también excandidata fallida a la Alcaldía de Madrid ya arropó a Díaz Ayuso durante la campaña y en la constitución de la Asamblea, dejando clara su debilidad por la actual presidenta.

La expresidenta no solo atrajo a sus compañeros del PP, sino también a los representantes de Vox, Rocío Monasterio e Iván Espinosa de los Monteros. Los que están llamados a ser socios preferentes del Gobierno madrileño confirmaron este sábado la buena sintonía entre las dos siglas en la región y aliviaron la velada dulce de la jefa del Ejecutivo al dar marcha atrás en un movimiento que podía haber incomodado a los populares. Monasterio deslizó que no apoyarán la comisión de investigación sobre residencias de la izquierda, haciendo imposible que prospere.

Foto: Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

De quien no hubo un fuerte despliegue fue de Ciudadanos, que solo acudió con la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, visibilizando que se trata de la última primera espada del partido en la región. La también coordinadora de Cs en la Comunidad de Madrid charló largo y tendido con una excompañera, Marta Rivera de la Cruz, exconsejera de Cultura que volverá al cargo tras haber abandonado a los naranjas. Tampoco hubo una gran presencia del Gobierno central, de quien solo se dejó ver Mercedes González, la delegada en Madrid.

Díaz Ayuso afrontaba la toma de posesión tras haber protagonizado la polémica de la semana por sus palabras sobre el Rey y su rol a la hora de firmar los indultos a los presos del 'procés', lo que le valió la desautorización pública por parte de Casado y la reprobación del presidente andaluz, que señaló claramente que al monarca había que dejarlo fuera de las disputas políticas. "Felipe VI siempre ha estado con los madrileños y los españoles. Madrid, España y Monarquía son inseparables", zanjó la popular este sábado. La casualidad quiso que en el séptimo aniversario de la proclamación del jefe de Estado la popular volviera a coronarse en Madrid.

Hizo un discurso muy distinto al protagonizado en la Asamblea de Madrid en los dos últimos días, alejado de la confrontación y dibujando un Madrid de oportunidades y con proyección internacional. "Los madrileños nunca hemos tenido miedo a la libertad; al contrario: solo hemos temido perderla, y por ella hemos luchado y lucharemos siempre", aseveró la popular, que intervino con un tono más pausado y alejado de las batallas políticas y de la disputa con el Gobierno central. Netamente institucional.

placeholder Ayuso abraza a López Miras antes de hacer lo propio con Juanma Moreno. (EFE)
Ayuso abraza a López Miras antes de hacer lo propio con Juanma Moreno. (EFE)

La figura emergente del PP apuntó una vez más que presidir la región "es el reto más apasionante" de su vida, pero sus seguidores la enmendaron minutos después. Una vez finalizado el acto oficial, decidió salir de la Real Casa de Correos para saludar a un centenar de seguidores que se encontraban en la Puerta del Sol mezclados con manifestantes por la liberación del Sáhara Occidental. Fue entonces cuando pidieron a gritos a Díaz Ayuso que no se quedara en Sol y fuera más allá. "A por la Moncloa, presidenta", clamó un señor de avanzada edad que trataba de activar la cámara de su 'smartphone'.

Díaz Ayuso incidió ante los presentes en la importancia de la comunidad que dirige. "Sentimos el peso de la Historia a cada paso. Madrid ha vuelto a ser protagonista por abrir los teatros en pandemia. Ha brillado nuestra forma de vivir, que siempre ha estado aquí. Lo que ha hecho mi Gobierno es respetarlo y protegerlo", aseguró la presidenta delante de los nueve consejeros que compondrán su gabinete, alguno de los cuales se enteró por la prensa este viernes del área que le tocaría gestionar. La protagonista del día estuvo visiblemente emocionada, sin querer poner la vista en su familia para evitar las lágrimas y sabedora de que tras días de rifirrafes políticos este sábado era el momento de vivir un momento plácido y sin complicaciones.

Isabel Díaz Ayuso Partido Popular (PP)
El redactor recomienda