Filomena acerca a Moncloa y Madrid en la gestión de una nevada que desborda a todos
  1. España
  2. Madrid
POR AHORA, SIN REPROCHES

Filomena acerca a Moncloa y Madrid en la gestión de una nevada que desborda a todos

Filomena consiguió lo que no fue capaz la devastadora crisis del covid en muchos momentos de 2020: coordinación, llamadas continuas y apoyo sin descanso entre administraciones

placeholder Foto: Varias personas caminan junto a la Puerta de Alcalá de Madrid. (EFE)
Varias personas caminan junto a la Puerta de Alcalá de Madrid. (EFE)

La mayor nevada en Madrid desde hace 50 años, según los registros, y la mayor que recuerdan los ciudadanos más veteranos de la capital. Comenzó el viernes al mediodía y no paró hasta la tarde del sábado para dejar una ciudad cubierta de nieve, con calles irreconocibles, mobiliario urbano sepultado, trineos por El Retiro y miles de ciudadanos atrapados durante horas en sus carreteras. Aun así, hubo planificación y trabajo previo, coinciden todas las administraciones implicadas. "La dimensión de la borrasca superó todas las predicciones meteorológicas e hizo imposible una reacción mayor", aseguran a este diario distintos dirigentes madrileños.

Filomena consiguió lo que no fue capaz la devastadora crisis del covid en muchos momentos de 2020. Coordinar y unir al Gobierno central, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento capitalino. El presidente del Gobierno telefoneó a Isabel Díaz Ayuso y al alcalde, José Luis Martínez-Almeida, para conocer de primera mano la situación y las previsiones en Madrid. Una llamada que no se produjo prácticamente durante la pandemia, provocando críticas entre los principales dirigentes madrileños.

En esta ocasión, al menos por ahora, no hubo reproches mutuos y las llamadas entre equipos transcurrieron de forma continua. Especialmente entre la presidenta regional, el alcalde y los ministros de Defensa e Interior, Margarita Robles y Fernando Grande-Marlaska. Ya en la noche del viernes Madrid solicitó ayuda a la UME y casi 150 militares y 66 de sus vehículos trabajaron en la A-5, M-40 y otras carreteras. Almeida incluso agradeció en varias entrevistas televisivas el contacto del presidente.

El alcalde de la capital volvió a pedir colaboración al Ejército en la mañana del sábado para despejar de nieve las calles y vías de comunicación, recordando que la prioridad en cuanto acabe de nevar es liberar el espacio público con el riesgo que supondrá la conversión de la nieve en hielo por las bajas temperaturas que habrá a lo largo de la próxima semana. Tanto Ayuso como Almeida recibieron también una llamada del rey Felipe VI.

Foto: El alcalde de madrid visita el dispositivo del plan de emergencias invernales. (EFE)

"Coordinación absoluta desde el principio"

La UME también colaboró con el rescate de más de 1.300 personas entre el viernes por la noche y el sábado, y en las tareas de despejar las entradas a los hospitales de la ciudad. Muchos habían quedado prácticamente bloqueados. Fuentes del entorno de la presidenta reconocían la labor esencial de los efectivos del Ministerio de Defensa: "Ha funcionado muy bien. No podemos decir otra cosa", aseguran. Ayuso quedó con Sánchez en mantener el contacto.

También el ministro Marlaska compareció el sábado para dar cuenta de las actuaciones llevadas a cabo por su cartera, en compañía del titular de Transportes, José Luis Ábalos. Ninguno escatimó en repetir que todas las administraciones, incluidas la regional y la municipal, estaban poniendo "todos los medios en conjunto" para satisfacer las necesidades y demandas por la borrasca, recordando que hubo advertencia de la Aemet desde la semana pasada. También la Comunidad de Madrid llevaba días advirtiendo a los ciudadanos de lo que iba a venir.

placeholder Operarios trabajan para retirar nieve y mejorar la circulación en la Puerta del Sol en Madrid. (EFE)
Operarios trabajan para retirar nieve y mejorar la circulación en la Puerta del Sol en Madrid. (EFE)

¿Se quedaron cortos? Todos. Tanto dirigentes regionales como los ministros reconocían que a todas luces la realidad superó las previsiones meteorológicas. En el equipo de Ayuso aseguran que los expertos que trabajan con la Comunidad confirmaron que la nevada "fue tres veces superior a lo que habían pronosticado". También Ábalos reconoció que se trabajó hasta el último momento para mantener abierta una pista en Barajas y fue imposible. "No es como una carretera. Exige muchas garantías y no se podían tener", zanjó.

Marlaska volvió a repetir ante las preguntas de los medios sobre la coordinación con el Gobierno regional que "no se pasaban la pelota de unos a otros porque el trabajo es coordinado, hubo previsión, hay medios y hay mucho trabajo y coordinación". Palabras contundentes que confirman en la consejería de Interior que dirige Enrique López, hombre fuerte del Gobierno madrileño: "La coordinación ha sido absoluta desde el primer momento".

Alcaldes de la Comunidad también insistían en las dificultades de haber hecho una mayor planificación: "Teníamos trabajo adelantado y máquinas para nevadas grandes, pero para las nevadas que puede haber en Madrid. Esto ha sido una nevada del este de Europa o de Canadá. Era imposible contar con los medios suficientes. Sería absurdo tener en municipios del oeste de Madrid cincuenta quitanieves cada año". Hasta las diez de la noche de este sábado, el servicio de emergencias 112 gestionó 2.453 alteraciones de tráfico y 279 accidentes. La preocupación ahora, insisten desde el Gobierno regional, pasa por atender a las cerca de 500 personas que tuvieron que pernoctar en dependencias municipales y que son conductores y pasajeros de vehículos rescatados.

Foto: Evolución de las temperaturas en las últimas horas. (Windy)

Metro 24 horas con incidencias

A causa del hielo y la nieve acumulados, se mantiene suspendido el servicio de la Línea 1 de Metro de Madrid entre las estaciones de Virgen del Cortijo y Las Tablas, así como en Metro Ligero Oeste en las líneas ML2 (Aravaca-Colonia Jardín) y ML3 (Puerta de Boadilla-Colonia Jardín). En la Línea 10, sin servicio entre las estaciones de Tribunal y Casa de Campo, debido en este caso a la acumulación de nieve en los árboles cercanos al tendido del tramo Lago-Casa de Campo.

La red de Metro funcionó de forma ininterrumpida durante toda la noche entre el sábado y el domingo para facilitar la movilidad en transporte público y los desplazamientos imprescindibles. A petición del Ayuntamiento de Madrid, Metro habilita las estaciones de Latina, Ópera, Tirso de Molina y Estación del Arte para que Samur Social pueda atender en ellas a las personas sin hogar que lo necesiten.

Los autobuses urbanos e interurbanos del Consorcio Regional de Transportes y los autobuses de la EMT no prestan servicio debido al temporal.

La mayor nevada en Madrid desde hace 50 años, según los registros, y la mayor que recuerdan los ciudadanos más veteranos de la capital. Comenzó el viernes al mediodía y no paró hasta la tarde del sábado para dejar una ciudad cubierta de nieve, con calles irreconocibles, mobiliario urbano sepultado, trineos por El Retiro y miles de ciudadanos atrapados durante horas en sus carreteras. Aun así, hubo planificación y trabajo previo, coinciden todas las administraciones implicadas. "La dimensión de la borrasca superó todas las predicciones meteorológicas e hizo imposible una reacción mayor", aseguran a este diario distintos dirigentes madrileños.

Isabel Díaz Ayuso Fernando Grande-Marlaska Ministerio de Defensa Nieve José Luis Martínez-Almeida Margarita Robles Pedro Sánchez
El redactor recomienda