POR LOS POLÉMICOS NOMBRAMIENTOS

El PSOE-M traslada a Ferraz la papeleta de la expulsión de la alcaldesa de Móstoles

La dirección regional demanda a la cúpula de Sánchez que tramite la suspensión de militancia de la regidora. Posse pide disculpas a la federación madrileña y solicita la baja para poder defenderse

Foto: Noelia Posse, cuando tomó posesión como alcaldesa de Móstoles en junio de este año. (EC)
Noelia Posse, cuando tomó posesión como alcaldesa de Móstoles en junio de este año. (EC)

La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, tiene ya un pie fuera del PSOE por los polémicos enchufes a familiares y amigos. La ejecutiva regional del partido, reunida este martes, decidió trasladar a la dirección federal de Pedro Sánchez la petición de suspensión cautelar de militancia de la regidora. Lo hace así porque es Ferraz el único órgano competente para resolver estas cuestiones orgánicas.

También fuentes del PSOE-M informaron de que Posse envió a la ejecutiva regional una carta en la que pide "disculpas por el posible daño ocasionado" y en la que también solicita la "suspensión cautelar de militancia para poder defenderse y no dañar más al partido". Pero ella se aferra al cargo y no dimite, pese a que está gobernando en minoría tras el abandono de sus socios de Más Madrid.

Era la crónica de una caída anunciada. Posse había perdido la confianza de la dirección del PSOE-M, liderada por José Manuel Franco, pero también de Ferraz y de la Moncloa. Tras mandarle varios mensajes de presión a través de los medios, que no surtieron efecto, la ejecutiva autonómica aceleró el proceso de expulsión de la regidora. Lo hacía justo después de que Sánchez dejara en manos del PSOE-M la adopción de medidas para provocar su salida del partido. Así, Franco anunció el pasado martes que llevaba su caso a la comisión de ética del PSOE-M. "He dicho bastante cuando digo que los cargos políticos deben asumir la responsabilidad y también digo mucho con que la confianza del partido en Madrid en la alcaldesa se ha visto seriamente mermada", aseguró el jefe del PSOE-M, que advertía de que reclamarle su acta sería "un brindis al sol", porque "el acta es personal y no del partido".

Posse seguirá ejerciendo como alcaldesa pese a tener un pie fuera del PSOE y pese a que su Gobierno local se ha quedado en minoría


La presión arrecia sobre Posse pero ella no se inmuta. Este lunes, la alcaldesa se quedó en minoría después de que los dos concejales de uno de sus socios de Gobierno, Más Madrid Ganar Móstoles, registraran su salida del Ejecutivo local y la retirada del apoyo de esos dos ediles, Gabriel Ortega, hasta ahora responsable de Cultura y Políticas Medioambientales, y Susana García Millán, portavoz del grupo. Ambos pedían al PSOE-M que dejase de "arrastrar los pies" y "saque las manos de los bolsillos". Para Ortega, Posse demostró no tener "la más mínima noción de ética política, tener ausencia de convicciones y una profunda irresponsabilidad poniendo de forma disparatada y autoritaria sus intereses por delante de los de la segunda ciudad más importante de la Comunidad de Madrid", después de la propia capital. Tiene cerca de 210.000 habitantes.

"No condicionará la ciudad"

Podemos Móstoles, en cambio, adoptó otra actitud. Hasta el pasado lunes, había evitado pedir la dimisión de la alcaldesa. Pero ayer instó al PSOE a "facilitar" que Posse "de un paso al lado", aunque la formación morada no compartía la "abrupta salida" de Más Madrid por poner "en peligro la mayoría progresista actual", informa EFE. El Gabinete local se sustenta ahora en los diez concejales socialistas y dos de Podemos.

La regidora se defiende: no se irá porque "no ha cometido ninguna ilegalidad, ha reconocido sus errores, ha pedido perdón y ha rectificado"

Tras la salida del Ejecutivo local de los dos ediles, Posse se reafirmó en su idea de "no dimitir". No se va, decía el Ayuntamiento de Móstoles en un comunicado, porque "no ha cometido ninguna ilegalidad, ha reconocido sus errores, ha pedido perdón y ha rectificado". Una nota en la que además se despachaba contra sus antiguos socios. "El mal resultado" de Más Madrid Ganar Móstoles, que pasó de seis concejales a dos en las últimas municipales, "no va a condicionar el Gobierno de la ciudad". Este mismo martes, fuentes del Consistorio indicaron a EFE que la propia Posse se había dirigido a la ejecutiva federal por la mañana para no perjudicar al partido y añadieron que "seguirá ejerciendo sus funciones como alcaldesa".

El PSOE-M traslada a Ferraz la papeleta de la expulsión de la alcaldesa de Móstoles

La primera edil lleva en el ojo del huracán desde hace un mes, cuando se conoció que había enchufado como coordinadora de Redes Sociales del Ayuntamiento de Móstoles a su propia hermana. La presión de sus vecinos y del partido hizo que diera marcha atrás y revocara su nombramiento. Pero tras esa primera noticia saltaron otras tantas más: hasta siete nombramientos quedaron bajo sospecha. Uno de ellos, el de Jesús Miguel Espelosín, hijo de un histórico dirigente socialista, fue revocado por el juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 5 de Madrid, por no atesorar la experiencia requerida para el cargo. El fichaje se había hecho en el pasado mandato.

"Sorpresa y disgusto" en Ferraz

Pero no solo eso. La alcaldesa podría ser investigada por haber engañado en una declaración judicial. Según adelantó este lunes el diario 'La Vanguardia', el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Móstoles, Pablo Ruz, remitió a otro juzgado el caso por si ella pudiera haber cometido el delito de falso testimonio. El origen está en una denuncia que presentó el exdirector de Hacienda del ayuntamiento ante la Fiscalía Anticorrución, que trajo consigo una denuncia, en enero de este año, del Ministerio Público por los supuestos delitos de falsedad en documento oficial, prevaricación y malversación de caudales públicos. Después de conocerse el caso, la regidora convocó una reunión a la que acudió el denunciante y en la que fue agredido. Él denunció los hechos y el juez tomó la declaración a varios testigos, entre ellos la propia Posse, que según relataba el periódico, dio una serie de datos a la instrucción que pudieron ser falsos.

La alcaldesa ha sido acusada de nepotismo, y uno de los nombramientos fue revocado por el juez. Ella podría ser investigada por falso testimonio

La Fiscalía se opuso a investigar a la alcaldesa. En ese dato se apoyó ella en su defensa: "El propio Ministerio Fiscal no aprecia indicio alguno de delito y se opone a la apertura de estas nuevas diligencias", recalcaban desde el consistorio. Se trata únicamente, decían, "de un auto en el que el magistrado acuerda remitir a otro juzgado las actuaciones judiciales", informa EFE.

La situación se ha ido enredando más y más y ha subido hasta las alturas de Ferraz. Porque la polémica por el nepotismo de la alcaldesa no cesa y encima está previsto el pleno extraordinario de reprobación para el 21 de octubre, a las puertas de la campaña de las generales del 10-N. La vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra, señalaba el pasado lunes, en 'Los desayunos de TVE', que en el partido están "sorprendidos y disgustados" por la actitud de Posse y los nombramientos de familiares y amigos para cargos de confianza. La número dos manifestó "todo el respaldo y confianza" al PSOE-M y ante la pregunta de si la primera edil debería dimitir, respondió que es una "decisión que ella debe asumir". Pero "la responsabilidad política tiene un camino". Con eso estaba diciendo todo.

Posse llegó a la alcaldía el año pasado, tras la dimisión del socialista David Lucas, en enero de 2018. Entonces sí era la elegida por el aparato. En las municipales del pasado mayo, el PSOE, con ella de cabeza de lista, pasó de siete a 10 concejales, y se convirtió en primera fuerza en la ciudad, con 10.000 votos más.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios