EXASESOR DE LA PRESIDENTA

M.A.R., el azote en la sombra del PP que amenaza a Aguado, Garrido y Telemadrid

Asegura que sus polémicas palabras son a título personal, aunque dice "lo que piensan muchos dentro del PP". Entre sus objetivos, están claramente Ciudadanos y la cadena pública

Foto: Miguel Ángel Rodríguez. (EFE)
Miguel Ángel Rodríguez. (EFE)

No se corta ni un pelo. "Digo lo que pienso", señala a El Confidencial. Aunque en el momento político que vivimos, sea arriesgado ser sincero. Ese momento es el inicio de un Gobierno inédito en la Comunidad de Madrid, un Ejecutivo de coalición entre dos socios que tienen que ir fraguando poco a poco una relación de confianza y un proyecto duradero para una legislatura que se antoja complicada. Por eso, las contundentes y polémicas palabras de Miguel Ángel Rodríguez en su cuenta de Twitter, asesor de Isabel Díaz Ayuso durante la pasada campaña, no dejan indiferente. M.A.R. ha vuelto. Si alguna vez se fue.

¿Es M.A.R. el encargado de decir públicamente lo que Ayuso y otros muchos dirigentes del PP, por su posición, no pueden decir? "Para nada", sentencia Rodríguez. "Mi relación profesional con Díaz Ayuso terminó el día de su investidura. Nadie me dice lo que tengo que decir. Digo lo que pienso", señala, asegurando que no trabaja ni para la Comunidad de Madrid ni para el PP madrileño. "Lo que pasa es que seguramente digo lo que piensa mucha gente del partido", concluye. ¿Y qué dice? Basta con echar un vistazo a las redes sociales para identificar a sus nuevos enemigos: Ciudadanos y Telemadrid.

"Se equivoca: el tránsfuga Garrido no fue candidato del PP por algunas cosillas. Irán saliendo... A ver si el coleccionista de tránsfugas, el señor Rivera, sigue dando lecciones de ética política. Y le anuncio: tengo para mañana cosita interesante sobre Aguado, 'el Desleal", contestaba M.A.R. este lunes a un usuario de Twitter. De un plumazo, un repaso léxico a dos de sus fijaciones: el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, y el nuevo consejero de Transportes, Ángel Garrido, que dejó el PP para fichar por los naranjas.

¿Qué cosillas irán saliendo sobre Garrido?, se le pregunta. "Habrá que estar atento a mi Twitter", señala Rodríguez sin dar más detalles. M.A.R. no perdona que Ciudadanos haya decidido apoyar la comisión de investigación en la Asamblea sobre Avalmadrid, por mucho que Ignacio Aguado haya intentado calmar los ánimos en sus declaraciones y haya pasado del "caiga quien caiga" a "no toleraremos una caza personal contra Ayuso". Rodríguez no perdona y ha puesto en su diana mediática a Ángel Garrido y a su nuevo jefe de filas, Aguado, al que ahora apoda 'el Desleal'.

En el PP no ha sentado nada bien la comisión de investigación de Avalmadrid, que puede durar un año. Se da por descontado que la oposición va a querer entrar de lleno en el crédito que se llevó una empresa de la que el padre de Ayuso era accionista. Por eso, entre las filas populares, hay un gran malestar por el apoyo de Ciudadanos a la comisión parlamentaria, difícil de controlar. Fuentes de Cs creen que Rodríguez actúa en la sombra en nombre de Ayuso, el encargado de lanzar sus incendiarios tuits, mensajes que ningún otro dirigente popular podría decir. Al fin y al cabo, M.A.R. es solo ya un exasesor. La posición perfecta. "Ya no es asesor. Terminó con la campaña", sentencia un portavoz de la presidenta regional.

Lo que está claro es que Miguel Ángel Rodríguez, portavoz y secretario de Estado de Comunicación en el primer Gabinete de José María Aznar, está repartiendo a diestro y siniestro. También ha tenido palabras para el padre de Aguado, empresario, que licitó y ganó un contrato en la Asamblea de Madrid en 2011, cuando el líder naranja ni siquiera estaba en política. Rodríguez ha pedido que se investigue este contrato igual que se quiere investigar el aval concedido a la empresa del padre de Ayuso.

Otro de los objetivos de Rodríguez es Telemadrid y su actual equipo directivo. La relación se torció en la etapa final de Cristina Cifuentes, cuando entre las filas populares llegaron a bautizar a la cadena pública madrileña como 'La Sextilla', ya que a juicio del PP había girado demasiado a la izquierda. "Hombre! El jefe de información del PSOE de Extremadura aterriza en Telemadrid!!! Ya estamos todas! Imparcialidad y objetividad y austeridad dándole un buen sueldito", señalaba M.A.R. hace unos días para criticar la llegada de un nuevo presentador.

Ayuso ha lanzado también mensajes sobre la cadena autonómica. Ha anunciado que pedirá "austeridad" a sus dirigentes, ya que "no es un servicio público esencial". El Gobierno de Ayuso quiere fiscalizar más de cerca las cuentas, el funcionamiento y las audiencias de Telemadrid. Mientras, su exasesor Rodríguez dispara con pólvora y ya habla incluso en las redes sociales de presuntas tramas. "El director general y el de Informativos de Telemadrid forman parte de una trama de contratos irregulares que arrancó cuando presidía el tránsfuga Garrido. Se les ponen difíciles las cosas. A los tres". Nuevamente, sus fijaciones resumidas en 140 caracteres: Ciudadanos y Telemadrid.

"Ayuso no quiere cerrar Telemadrid, quiere controlarla, como hizo Aguirre en su momento. El objetivo es cargarse a la actual dirección y poner a otra más afín, que no sea tan independiente como esta", coinciden en señalar diputados del PSOE y de Más Madrid. ¿A qué trama se refiere Rodríguez? "Hay una inspección de trabajo abierta, que puede acabar en sanción", asegura el exasesor de Ayuso. Un portavoz de Telemadrid señala que esa inspección ya ha concluido "sin levantar acta de sanción, al no considerar que proceda su imposición. No ha habido mala praxis".

Lo que sí tendrá que hacer Telemadrid es abonar 387.655 euros en concepto de cuotas atrasadas de la Seguridad Social por la contratación de presentadores y tertulianos de la cadena. Trabajadores que fueron contratados como autónomos y que según la Seguridad Social deberían haberlo sido como personal laboral. "Este tipo de contratación de colaboradores y presentadores se ha venido desempeñando de esta manera en Telemadrid a lo largo de toda su historia, como también se hace en otras cadenas públicas de ámbito nacional y autonómico".

De hecho, la dirección general ha señalado a la Comisión de Control de la Asamblea "la necesidad de reformar el artículo 34 de la Ley de Telemadrid para adaptar la norma al funcionamiento ordinario de una empresa de comunicación que tiene naturaleza jurídica de sociedad anónima y, por ello, necesita ser competitiva en el contexto mercantil".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios