ES EL SIGUIENTE EN ENTRAR EN LA ASAMBLEA

Juan Soler, 'el imputado diputado 34' que pondrá a prueba el pacto Ayuso-Aguado

La siguiente baja en la lista del PP supondrá su entrada en la Asamblea. El problema es que está imputado por corrupción, algo vetado por el pacto que han firmado Ayuso y Aguado

Foto: Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado, este martes en su primera rueda de prensa conjunta.
Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado, este martes en su primera rueda de prensa conjunta.

Un número y un nombre. El puesto 34 y Juan Soler-Espiauba Gallo, exsenador, ex diputado autonómico y exalcalde de Getafe. Los últimos movimientos políticos van a poner a prueba la solidez del pacto de Gobierno alcanzado entre PP y Ciudadanos en la Comunidad de Madrid. Por una sencilla razón. La lista electoral del PP en la Asamblea de Madrid corre tres puestos. Tres diputados dejan el Parlamento madrileño porque este martes han sido nombrados altos cargos del Ejecutivo regional. Esto conlleva que tres miembros de la candidatura popular que no fueron elegidos en las pasadas elecciones entrarán ahora en la Asamblea. Los números 31, 32 y 33.

El problema está en el 34: Juan Soler-Espiauba Gallo. El siguiente en la lista. Cualquier baja en la bancada del PP (quedan pendientes muchos más nombramientos en el Gobierno regional) provocará que Juan Soler regrese a la Cámara madrileña, donde ya fue parlamentario la pasada legislatura. El inconveniente es que un juez de Getafe le ha imputado en un caso de corrupción, el caso Teatro, y si Ayuso deja que sea elegido diputado pondrá a prueba el pacto de Gobierno alcanzado con su socio Ciudadanos, que en su punto 152 señala: "Cesaremos inmediatamente a cualquier miembro del Gobierno o alto cargo de la Comunidad de Madrid que esté siendo investigado por delitos de corrupción política".

La redacción del compromiso es importante y deja la puerta abierta a interpretaciones. La primera es que si Soler entra en la Asamblea no tendría por qué dimitir, ya que no es miembro del Gobierno ni alto cargo del Ejecutivo regional, pero varias fuentes de Ciudadanos consultadas señalan que lo lógico es que el PP obligara a Juan Soler a no recoger el acta y pasar al siguiente en la lista, Jaime González Taboada. El problema es que el acta de diputado es personal y Juan Soler podría, si quiere, recogerlo y tomar posesión. "Una situación incómoda", explican las fuentes antes consultadas.

De momento, mandan las matemáticas parlamentarias. El PP obtuvo 30 diputados en las pasadas elecciones. Pero tres de ellos han sido elegidos este martes miembros del nuevo Gobierno regional. Se trata de Yolanda Ibarrola (Viceconsejera de Justicia), Nadia Álvarez Padilla (Directora General de Administración Local) y Rocío Albert López-Ibor (Viceconsejera de Política Educativa). Las tres dejarán de ser diputadas, explican fuentes del grupo parlamentario popular, una vez que se han incorporado a la Administración. El PP solo permite compatibilizar el puesto de diputado a los consejeros, no a los viceconsejeros y directores generales.

El exalcalde de Getafe Juan Soler. (PP de Madrid)
El exalcalde de Getafe Juan Soler. (PP de Madrid)

Sus puestos serán ocupados ahora por los números 31, 32 y 33 de la candidatura popular, es decir, Pedro María Corral Corral, Lorena Heras Sedano y Esther Platero San Román. De momento, la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, y el vicepresidente, Ignacio Aguado, presentaron este martes los 45 primeros altos cargos de su Ejecutivo de coalición. No son los únicos. Se esperan muchos más nombramientos que pueden afectar a más diputados, por lo que se espera que la lista popular siga corriendo en las próximas semanas. Y ahí surge el número 34, en teoría el siguiente en entrar.

Juan Soler está señalado judicialmente desde principios de agosto, cuando ya formaba parte de la candidatura electoral del PP. El juzgado de primera instancia e instrucción número 4 de Getafe (Madrid) le ha citado como investigado por un delito de prevaricación administrativa en el caso Teatro. Soler tendrá que prestar declaración el próximo 3 de octubre. En julio de 2018, la Fiscalía ya había pedido la imputación del exalcalde, lo que por su condición de senador implicaba elevarlo al Tribunal Supremo. Soler dejó el Senado en junio y por tanto el aforamiento. Pero si es elegido diputado, el caso deberá pasar al Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

El caso se inició por las irregularidades detectadas en la licitación de varios contratos de lo que iba a ser el Centro Europeo de Producciones Audiovisuales y Escénicas de Getafe, el proyecto estrella de Soler cuando fue regidor. La Audiencia Nacional también le tiene en el punto de mira en una de las 16 piezas del caso Púnica. Getafe otorgó 611.000 euros en contratos a dos empresas de la trama, casualmente en los mismos años en los que Soler viajó a París invitado por una de esas firmas. La Fiscalía está ultimando esta pieza y el anterior juez instructor del caso ya tomó declaración a varios testigos relacionados con los contratos en Getafe.

Lo que está claro es que si finalmente Soler entra en la Asamblea, supondrá una verdadera prueba de fuego para el pacto alcanzado entre PP y Ciudadanos, que ambas partes coinciden en señalar como "sólido". Aunque ese acuerdo solo incluye las dimisiones por corrupción de cualquier miembro del Gobierno. Los diputados no lo son. En la anterior legislatura, Ignacio Aguado y Cristina Cifuentes firmaron un pacto parecido, y luego Cifuentes obligó a cada uno de sus parlamentarios a firmar un compromiso que les obligaba a dimitir si eran imputados por corrupción. Ese escrito no se ha revalidado esta legislatura entre las filas del PP.

Vista general de la Asamblea de Madrid. (EFE)
Vista general de la Asamblea de Madrid. (EFE)

Nacido en Santander en 1960, Soler reside en Madrid desde 1975. Su currículo dice que es licenciado en Historia Moderna y Contemporánea y en Ciencias Políticas y Sociología. También asegura que con tan solo 22 años fue profesor en la Purdue University Calumet, en el estado norteamericano de Indiana. Entre 1984 y 1988, fue director del colegio mayor Marqués de la Ensenada, dependiente de la Universidad Complutense. Su primer cargo público llegó en 1987, cuando fue elegido por primera vez diputado en la Asamblea de Madrid.

Lleva en la Cámara madrileña 25 años (con el único paréntesis de la legislatura 1999-2003 y esta que acaba de empezar). También fue director general de FAES, la fundación que dependía del PP. Ha sido senador y concejal de la oposición en Getafe. Cifuentes forzó que no repitiera en las primarias internas para ser candidato a la presidencia del PP de Getafe. Ayuso, en cambio, sí ha contado con él para que conformara su candidatura, en un puesto relativamente bueno.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios