pruebas selectivas este domingo en madrid

Matrona sigue escribiéndose con 'a': solo 77 de 1.488 aspirantes son hombres

Menos del 5% de las matronas son varones, una especialidad que sigue teniendo una gran demanda femenina. Varios matrones señalan no obstante que los prejuicios están superados

Foto: Prácticas de un grupo de matronas. (EFE)
Prácticas de un grupo de matronas. (EFE)

Este domingo (10 horas), la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid albergará la primera prueba selectiva de la oferta de empleo público 2018, que la Consejería de Sanidad calificó como "histórica": 13.322 plazas para consolidar puestos de trabajo que ya se desempeñan en el Servicio Madrileño de Salud (Sermas), es decir, para convertir a los interinos y eventuales que trabajan en la región en personal estatutario fijo. Este primer examen es para estabilizar 71 plazas en la categoría de matrona, una especialidad que sigue siendo eminentemente femenina. De los 1.488 aspirantes admitidos solo 77 son hombres.

Y es que la profesión de matrón o matrona sigue escribiéndose preferentemente con 'a'. Incluso la convocatoria del propio Sermas habla de 'categoría de matrona', cuando para el resto de especialidades que se ofertan se habla de enfermero, técnico medio en cuidados auxiliares de enfermería, fisioterapeuta, auxiliar administrativo y celador. No es de extrañar. Los hombres se han ido incorporando muy poco a poco, gota a gota, a una rama tradicional y culturalmente femenina. De hecho, menos del 5% de las 699 matronas que hay actualmente en la plantilla del Sermas son hombres.

La de matrona es una especialidad dentro de enfermería, y enfermería sigue siendo una profesión sanitaria copada principalmente por mujeres. Como la mayoría. De hecho, la última Estadística de Profesionales Sanitarios Colegiados hecha por el INE (datos 2017) revela que en 13 de las 16 profesiones analizadas había más mujeres colegiadas que hombres. La de enfermería ocupaba el cuarto lugar. El 84,3% de los 51.347 profesionales madrileños colegiados en esta especialidad son mujeres. Con la especialidad de matrona solo hay 1.576 colegiados. Solo 71 (el 4,5%) son hombres.

David, 41 años es matrón del hospital de Alcorcón. Es uno de los que se presenta este domingo al proceso selectivo, después de encadenar varios contratos eventuales y sustituciones por baja desde el año 2006. David no se ve un extraño en una especialidad liderada por mujeres. "Es una salida profesional como otra cualquiera. Me llamaba la atención y me gusta". David asegura que los prejuicios están superados. "Creo que está aceptado por la mayoría de los pacientes. Puede haber alguna sorpresa inicial en algunos casos puntuales, pero ya es totalmente normal de que la matrona sea matrón".

Pruebas de selección para matronas en una oposición celebrada en 2014 en Madrid. (EFE)
Pruebas de selección para matronas en una oposición celebrada en 2014 en Madrid. (EFE)

Micael es de la misma promoción que David. A sus 41 años es uno de los tres matrones que hay en el hospital La Paz, en una plantilla de medio centenar. También se presenta este domingo a la prueba, un examen tipo test de 100 preguntas, y piensa lo mismo que su compañero: "No sé por qué los medios os extrañáis de que haya hombres en esta especialidad de enfermería. Sé que el concepto de matrona tiene una entidad femenina, pero es un debate totalmente superado. Igual que hay ginecólogos varones y está totalmente normalizado, hay matrones".

David y Micael señalan además que nunca han tenido problemas a la hora de encontrar trabajo por ser hombres. "En Europa está totalmente aceptado en los hospitales públicos. Otra cosa es que te vayas al extranjero, donde algunos países árabes que demandan mucho esta especialidad vetan a los hombres". Desde el sindicato de enfermería SATSE explican que la realidad médica refleja la realidad de la sociedad, "ya que este tipo de especialización tiene una visión más femenina, aunque las cosas están cambiando poco a poco". Esa visión hace que la demanda siga siendo mayoritariamente femenina.

También es cierto, destacan David y Micael, que la especialidad es una gran desconocida para la mayoría de los pacientes, que vinculan la profesión solo con el parto. "Y no es así. Es una especialización que incluye todo el ciclo de la mujer, la pubertad, la menopausia, la educación maternal, la planificación familiar, medidas anticonceptivas, suelo pélvico, prevención del cáncer ginecológico... en definitiva, somos especialistas en obstetricia y ginecología", resumen ambos matrones. Pero a pesar de esa especialización, lamentan que no haya tanto trabajo en su rama, pero sí en enfermería general.

La prueba de este domingo no supondrá la creación de 71 nuevas plazas, sino la consolidación de empleos que ya desempeñan profesionales eventuales o interinos en los hospitales y centros de salud madrileños. De esas 71 plazas 66 son de turno libre, es decir, que se pueden presentar matronas y matrones de otras regiones de España o que actualmente no trabajen pero cumplan los requisitos. Por eso el alto número de aspirantes, 1.488. "Actualmente unas 195 de las 699 plazas de matronas son temporales. Esta oposición de consolidación ayudará a reducir la temporalidad, ya que la Administración se ha fijado como objetivo bajarla al 8%", explican desde la federación de sanidad de CCOO. La temporalidad hoy es del 38% en toda la plantilla del Sermas.

Una matrona toma la huella dactilar de un recién nacido. (EFE)
Una matrona toma la huella dactilar de un recién nacido. (EFE)

"Este tipo de oposiciones de consolidación están bien porque dignifican el puesto de trabajo con una estabilidad real, pero no solucionan el problema de la falta de plazas. Hoy cada matrona tiene que atender a 4.904 madrileñas y hay que concienciar a la Administración de que esta importante especialidad no solo debe verse como un empleo subsidiario del de ginecólogo, sino que integra una cartera de servicios muy amplia que incluye la atención integral del ciclo de la mujer", recalcan desde Satse. "En el ámbito hospitalario, la matrona está infrautilizada. Y en los centros de salud está infradotada, ya que no todos disponen de esta especialidad, y es un puesto imprescindible y sostenible". Para ser matrón o matrona hay que hacer un grado de cuatro años, una prueba EIR (como el MIR de los médicos) y otros dos años de especialización.

Las pruebas selectivas que comienzan este domingo (con la categoría de matrona) continuarán hasta el 12 de mayo, fecha en que tendrán lugar los exámenes de enfermería (5.396 plazas). Entre ambas fechas, se realizarán las pruebas de fisioterapeuta (17 de febrero), celador (2 de marzo), auxiliar administrativo (7 de abril) y técnico en cuidados auxiliares de enfermería (28 de abril). En total, más de 103.000 personas se presentarán a las 13.322 plazas que se ofertan. Enfermería (DUE) es la que más solicitudes ha recibido (37.000 para 5.396). En segundo lugar, técnico de enfermería (23.162 aspirantes para 4.387 plazas). Auxiliar administrativo y celador han recibido 19.334 y 18.775 solicitudes respectivamente para 1.700 y 1.500 plazas. Las 208 plazas de fisioterapia han recibido 3.886 solicitudes.

En total, la Comunidad de Madrid convocará 19.700 plazas en tres años, 13.322 en esta primera convocatoria. En la segunda, están previstas 2.099 nuevas plazas en otras cinco categorías: médico de familia, pediatras, técnicos especialistas en laboratorio, técnicos especialistas en radiodiagnóstico y pinches. Para una tercera se esperan otras 4.200 plazas.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios