de aliados a enemigos

La guerra entre Sonia Gumpert y Pintó (ISDE) sigue viva fuera del ICAM

La presunta agresión denunciada por Gumpert durante las elecciones al ICAM y que golpea de lleno al ISDE es un nuevo capítulo en la convulsa relación que la abogada tiene con la institución

Foto: La decana saliente, Sonia Gumpert, junto al logo del ISDE.
La decana saliente, Sonia Gumpert, junto al logo del ISDE.

Érase una vez una abogada desconocida que se convirtió en la decana del colegio profesional más influyente de España. Sonia Gumpert, experta en Derecho Procesal, fue nombrada máxima representante del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) en diciembre de 2012 tras una campaña con muchas luces y sombras que terminó con la intervención de la Policía Nacional el día de la votación. Este miércoles, el ICAM celebró elecciones en una cita de nuevo marcada por la polémica después de que Gumpert denunciase que Alejandro Pintó, fundador del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE), la había agredido.

Una acusación muy grave 'per se' que tiene todavía más recorrido si se tiene en cuenta que fue el ISDE, una de las instituciones educativas más prestigiosas del sector legal, la que apadrinó y navegó con Gumpert por las procelosas aguas de la abogacía madrileña hasta la histórica victoria de 2012.

Hace ahora cinco años, el centro de posgrados puso su influencia (y su dinero) al servicio de la candidatura de esta ‘outsider’. Una empresa que 'a priori' se presentaba complicada por la falta de 'pedigrí' de la candidata y a la vista de sus competidores: enfrente estaban el por entonces decano Antonio Hernández-Gil y el abogado Javier Cremades, dos viejos conocidos de la abogacía capitalina.

Gumpert, además de ejercer como abogada en un despacho, era profesora de la citada institución. Concretamente, fue directora del curso de secretariado jurídico, tal y como se aprecia en la foto de familia con la primera promoción de graduadas en 2011.

Gumpert (4d, fila de arriba)durante su etapa de profesora en ISDE con un grupo de alumnas. (ISDE)
Gumpert (4d, fila de arriba)durante su etapa de profesora en ISDE con un grupo de alumnas. (ISDE)

Ya en 2010, dos años antes de la celebración de las elecciones, el ISDE empezó a gestar la candidatura. La institución consideró que era necesario un cambio de rumbo en el colegio y ofreció a Gumpert ser la cabeza visible del equipo, una propuesta que aceptó. Gracias al peso del centro, la abogada se hizo un hueco en los principales mentideros legales de la mano de Pintó, lo que permitió que su nombre terminase apareciendo en todas las quinielas.

Aparte del ISDE, la candidatura contó con el apoyo de la Asociación de Letrados por un Turno de Oficio Digno (ALTODO), plataforma que aglutina a los abogados del turno y que le aseguró un buen puñado de votos, ya que este colectivo suele ser bastante activo en estas citas electorales.

Además de poner su agenda y apadrinar el proceso de principio a fin, el ISDE incluyó a su director, Juan José Sánchez Puig, como miembro de la candidatura en calidad de diputado. 5.500 votos después y una participación histórica, la otrora desconocida Sonia Gumpert se convirtió en la primera decana de la historia del ICAM. Y aquí empiezan los problemas.

Gumpert y Sánchez Puig durante la toma de posesión del diputado. (ISDE)
Gumpert y Sánchez Puig durante la toma de posesión del diputado. (ISDE)

Aunque todas las impugnaciones del resultado fueron tumbadas, el ambiente se mantuvo lo suficientemente enrarecido como para marcar a la nueva junta de gobierno durante los primeros compases. Menos de un mes después de la toma de posesión, Francisco Esteban, quien ocupaba el cargo de secretario, presentó su dimisión por “motivos personales”.

Una salida que forzó a que Sánchez Puig, al ser el más joven de la junta, ocupase su puesto. Dos meses después, el directivo del ISDE y la diputada Elena Ruiz de Angulo también presentaron sus dimisiones. En septiembre de 2013, el diputado Santiago Luengo, fundador de ALTODO, completó el listado de salidas.

Sobre los motivos, las fuentes consultadas por El Confidencial señalan varias. Desde presuntas promesas de puestos de trabajo por parte de Gumpert y el ISDE a cambio de votos hasta discrepancias sobre el rumbo que debía tomar el colegio. Desde el entorno de ambos niegan estas acusaciones y recuerdan que, hasta la fecha, todas las acusaciones contra Gumpert y su equipo han sido archivadas. Además, cabe señalar que desde 2014 el extesorero y exvicedecano Manuel Valero se ha negado a firmar las cuentas anuales y presupuestos "para no incurrir en responsabilidades".

Sin haber cumplido ni un año en el cargo, Gumpert y el ISDE rompieron relaciones tras la salida de Sánchez Puig. Fue entonces cuando la institución llevó a los tribunales a la decana para exigirle 75.000 euros empleados durante la campaña, una reclamación que finalmente fue desestimada. Y un dato: la defensa del centro la llevó Raúl Ochoa, miembro de la nueva Junta de Gobierno de José María Alonso.

Tras cinco años de gobierno y un equipo fracturado, Gumpert anunció a comienzos de octubre que no se volvería a presentar al no poder compaginar el cargo con su trabajo en el bufete. Javier Íscar, diputado y hombre de su total confianza, fue quien dio el paso adelante para encabezar la candidatura continuista y pronto se posicionó como uno de los favoritos junto con Alonso.

Aunque Íscar logró aglutinar en su lista a una parte importante del organigrama saliente, lo cierto es que el equipo de Gumpert se desmembró para las nuevas elecciones. El diputado Ignacio Gordillo se fue con Nicolás González-Cuéllar, Valero montó su propia lista y Begoña Castro recaló en el círculo de Alonso.

Una junta dividida y reunida este miércoles en un hotel de Madrid donde se celebró la votación. Desde las diez de la mañana hasta las ocho de la tarde, los más de 77.000 letrados registrados en el colegio estaban llamados a elegir al sucesor de Gumpert en una jornada que algunas voces del sector ya aseguraban que no sería tranquila.

Una predicción que estuvo a punto de no cumplirse hasta que la decana saliente denunció haber sido agredida por Alejandro Pintó durante el recuento de votos. Como ya publicó este diario, ambos tuvieron un encontronazo en el 'hall' del hotel que, según Gumpert, incluyó agresiones verbales y físicas. Aunque en estas elecciones ISDE no ha concurrido con ningún candidato, la institución estaba vinculada a la candidatura de Alonso, quien es profesor del centro.

Sonia Gumpert (i), tras denunciar la presunta agresión. (El Confidencial)
Sonia Gumpert (i), tras denunciar la presunta agresión. (El Confidencial)

En un comunicado emitido este jueves, el ISDE ha “negado rotundamente las acusaciones falsas vertidas por Sonia Gumpert Melgosa contra don Alejandro Pintó Sala y esta institución”. Además, el centro señala que “frente a la importancia de estos hechos y los gravísimos perjuicios causados a la imagen de personas físicas y jurídicas” ha interpuesto “las correspondientes acciones legales”. Por su parte, Gumpert también ha presentado una denuncia ante la Policía.

Aunque el pronunciamiento de la institución se ha limitado a ese mensaje, otras fuentes consultadas por este diario señalan que el ISDE se encuentra muy “dolido” por estas acusaciones. No en vano, Pintó y Gumpert fueron uña y carne durante los meses de campaña y el músculo financiero del centro fue decisivo para encumbrar a la abogada.

El ISDE, que tiene acuerdos con los principales despachos y empresas del sector, amén de colaboraciones con entidades como Harvard, teme que este enésimo enfrentamiento público con Gumpert empañe la imagen de la institución. Ahora, es el turno de que un tribunal dirima qué paso realmente en la última noche electoral del ICAM.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios