CONTRA EL CRITERIO DE RECURSOS HUMANOS

Carmena blinda en el Palacio de Cibeles al directivo despedido por presunta estafa

Una vez reincorporado, ya no ha vuelto a desarrollar sus funciones en las dependencias de Madrid Destino, sino que lo hace en el propio Palacio de Cibeles, donde cuenta con despacho propio

Foto: La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, conversa con el coordinador general de la alcaldía de Madrid, Luis Cueto. (EFE)
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, conversa con el coordinador general de la alcaldía de Madrid, Luis Cueto. (EFE)

El Ayuntamiento de Madrid ha blindado al alto cargo despedido por un presunto “delito de estafa” y negligencia, basándose en las conclusiones de una auditoría externa encargada al despacho de abogados de la exeurodiputada socialista Francisca Sauquillo, y que posteriormente el coordinador de la alcaldía, Luis Cueto, exigió readmitir en nombre de Manuela Carmena. Todo ello incluyendo el abono de los salarios dejados de percibir, “dejándonos de informes y jueguecitos”. Se trata del que fuera director de Infraestructuras de Madrid Destino, Justo Benito Batanero, quien tras su reincorporación ocupa uno de los puestos más altos del organigrama, dependiendo directamente del consejero delegado.

Una vez reincorporado, Justo Benito ya no ha vuelto a desarrollar sus funciones en las dependencias de la empresa municipal, sino que lo hace en el propio Palacio de Cibeles, donde cuenta con despacho propio. Según fuentes del Gobierno municipal, tiene rango de director de departamento, asociado al centro cultural Centro Centro. Sus funciones se centran en adecuación de espacios y arquitectura, una “cantidad ingente de trabajo”, aseguran, pues Centro Centro gestiona el Palacio de Cibeles. Actualmente, se dedica a la actualización de planos y reforma del restaurante.

Lo cierto es que desde el departamento de Recursos Humanos no se accedió a firmar su reincorporación por no considerarla ajustada a derecho. Dudas que también se manifestaron desde el departamento de Legal. Los trámites los realizó directamente el nuevo consejero delegado, Joaquín Fernández Segura. Una de sus primeras decisiones tras asumir su puesto en sustitución de Ana Varela, quien se opuso, junto al resto de su equipo, a acceder a las demandas del coordinador de la alcaldía.

Iván GilIván Gil

El informe que firmó en su día el responsable de Recursos Humanos de Madrid Destino concluye que “no se descarta que independientemente de las responsabilidades laborales se haya podido producir un delito de estafa cuyo perjudicado sería la empresa pública”. Asimismo, añade tras una exposición de motivos que “no es descartable la posible valoración de los daños que la conducta de D. Justo Benito Batanero haya podido producir en el patrimonio de la sociedad pública Madrid Destino”.

Lo cierto es que desde el departamento de RRHH no se accedió a firmar la reincorporación de Justo Benito por no considerarla ajustada a derecho

Todas estas indicaciones parten de un informe jurídico del despacho Lista, en el que se auditaron ciertos expedientes de contratación tramitados por Madrid Destino durante el periodo 2014-2015 bajo la responsabilidad de Batanero. Se trata de un total de 70 expedientes que presentaron indicios de supuestas irregularidades, sumando un valor superior a los 2,5 millones de euros. Sus conclusiones son contundentes: “Ha faltado eficiencia en aspectos como la detección de necesidades de realización de obras, la valoración de las mismas, la posible asignación innecesaria de recursos por existir otras alternativas, las adjudicaciones de contratos, su seguimiento, la exigencia de responsabilidades a los contratistas, la práctica de retenciones de garantía y su ejecución en casos de incumplimiento y las condiciones de recepción de obras. Ya que de seguro se han producido actuaciones perjudiciales para Madrid Destino susceptibles de la exigencia de responsabilidad civil, administrativa e incluso penal”.

Apadrinado por la número dos de Cultura

Ni la contundencia del informe elaborado por Recursos Humanos ni las conclusiones de la auditoría externa fueron suficientes para evitar la readmisión ordenada por Luis Cueto. Un hecho por el cual el comité de empresa de Madrid Destino ya exigió todos los informes pertinentes en los que se sostiene la readmisión, además de las auditorías externas por las que se concluyeron posibles hechos susceptibles de la exigencia de responsabilidad civil, administrativa e incluso penal en el desempeño de sus funciones (como se detalla en este correo electrónico).

Ana Botella. (EFE)
Ana Botella. (EFE)

Justo Benito Batanero fue nombrado por el exalcalde del PP Alberto Ruiz-Gallardón, tres meses antes de ceder el testigo a la anterior regidora, Ana Botella, en septiembre de 2011. Entonces llegó al ente público de la mano de Carmen Rojas, quien fue directora general de Patrimonio Cultural hasta un año después. Precisamente, dos semanas antes de la readmisión de Batanero, fue fichada como nueva coordinadora general de Cultura y Deportes. Se sitúa así como número dos del área, cuyas funciones ha asumido la alcaldesa tras la destitución de Celia Mayer, y a la espera de una reestracturación más amplia del Gobierno municipal, coincidiendo con el ecuador de la legislatura, y que ha generado malestar y enfrentamiento entre los diferentes sectores que conforman el Ejecutivo municipal.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios