Logros, fracasos y retos del Gobierno de Carmena en el ecuador de su mandato
  1. España
  2. Madrid
LA HUELLA DE AHORA MADRID EN LA CIUDAD

Logros, fracasos y retos del Gobierno de Carmena en el ecuador de su mandato

Sin la excusa de la herencia recibida, el balance de los dos años de 'Gobierno del cambio' presenta resultados dispares, dependiendo de si la mirada es de la ciudadanía o de la oposición

Foto: Logros, fracasos y retos del Gobierno de Carmena en el ecuador de su mandato
Logros, fracasos y retos del Gobierno de Carmena en el ecuador de su mandato

Dos años, dos meses y 18 días después de su presentación pública en el barrio de Lavapiés, Ahora Madrid llega al ecuador de la legislatura en el ayuntamiento de la capital, cuya sede no ha sido rebautizada como 'Palacio del ayuntamiento y de la sociedad civil', tal y como defendió Manuela Carmena en la puesta de largo de su candidatura. Lo hace con el respaldo de las encuestas, que sitúan al “partido instrumental sin vida orgánica” como primera fuerza, y tras experimentar una acelerada transformación de sus principios fundacionales e, incluso, programáticos, fruto del 'gobernismo': con un acento más personalista que quincemayista, más pragmático que ideológico y más a la defensiva que a la ofensiva.

Sin poder acudir ya al recurrente argumento de la herencia recibida, pero con las limitaciones de competencias marcadas por la ley de bases de la Administración y el corsé presupuestario de la denominada ley Montoro, el balance de los dos años de 'Gobierno del cambio' presenta resultados dispares, dependiendo de la mirada de la ciudadanía o de la oposición. La valoración de la ciudadanía arroja unos resultados positivos, como refleja la encuesta de calidad de vida y satisfacción con los servicios públicos realizada por el observatorio municipal. De sus resultados se desprende que la gestión del gobierno municipal con Carmena mejora cinco puntos su valoración tras acumular ocho años consecutivos de caídas, situándose en un 53,9% de aprobación, que la percepción de transparencia del ayuntamiento pasa del 23% al 38% o que el 50,4% de los ciudadanos reconoce la "honestidad" de la actuación municipal.

Los grupos de la oposición siguen situando el foco en la mala gestión. Su postura quedó patente en el último pleno sobre el estado de la ciudad. La principal crítica sigue siendo la suciedad de las calles y una genérica “falta de rumbo”. Sin embargo, la elevada tensión que caracterizó los primeros tiempos de gobierno de Ahora Madrid dista mucho de la situación actual, y los augurios que aventuraban una huida de las inversiones y el aumento de la deuda pública o del desempleo han desaparecido de los discursos de la oposición.

Tras dos años, Ahora Madrid es más personalista que quincemayista, más pragmático que ideológico y gobierna más a la defensiva que a la ofensiva

Las principales sospechas, tanto de la oposición como de una parte del movimiento asociativo que aupó a Manuela Carmena a la alcaldía hace ahora dos años, recaen en la dudosa gestión realizada por cargos no electos que acumulan un creciente poder en el Palacio de Cibeles, lo que revela una cierta deriva tecnócrata, no exenta de grandes polémicas. Entre ellas destacan el caso Open de Tenis, supuestas irregularidades en las contrataciones de la empresa municipal Madrid Destino y adjudicaciones dudosas, como las de la Feria del Libro de Guadalajara. Según los datos denunciados por el PP, las adjudicaciones “a dedo” se han duplicado, pasando de los 16 a los 32 millones.

Detrás de todas estas operaciones —Open de Tenis, Madrid Destino o FIL— se repite un mismo nombre: Luis Cueto. Se trata del coordinador de la alcaldía y jefe de gabinete de Carmena, conocido como el alcalde en la sombra. A las numerosas parcelas de poder que le adjudicó la alcaldesa nada más llegar a su despacho en Cibeles, se han ido acumulando otras muchas con el paso de la legislatura, como el control de Madrid Destino. Así, están bajo su responsabilidad el Consorcio Institución Ferial de Madrid (Ifema), fondos europeos, coordinación administrativa general, gabinete de la alcaldesa, relaciones con otras instituciones públicas, asesoramiento legal estratégico, protocolo, organización de actos oficiales, promoción de la ciudad en el exterior y relaciones internacionales, cooperación al desarrollo y relaciones con la Oficina del Defensor del Pueblo.

En el capítulo de polémicas, las principales fallas se han concentrado en Cultura, con capítulos como el de los titiriteros o la memoria histórica. En el caso Open de Tenis, después de que la alcaldesa reconociese que había destituido a los responsables del consejo de administración que llevaron la denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción, pero si dar cuenta sobre su papel en la obstrucción de las investigaciones, el sector de Ganemos Madrid ha demandado la creación de una comisión de investigación.

Entre los logros destacados, aun asumiendo la renuncia de una parte considerable del programa con el que Ahora Madrid se presentó a las elecciones, destacan la lucha contra la contaminación a través del plan de calidad del aire, el nuevo modelo de movilidad urbana, incluido el proyecto de la nueva Gran Vía que echará a caminar en enero de 2018, la vivienda social, levantando el veto a la construcción de nuevas viviendas, la ordenanza de transparencia, los presupuestos participativos, los foros locales, la cesión de espacios vecinales o la remunicipalización de las escuelas de música, reduciendo en un 78% sus precios de matriculación. Asimismo, se han desbloqueado la mayoría de los grandes proyectos urbanísticos, aunque, según reprochaba la portavoz socialista, Purificación Causapié, “el 80% de los proyectos urbanísticos los han votado con el PP”.

La deuda municipal se ha reducido en más de un tercio, con la previsión de dejarla a la mitad en dos años, y el gasto social ha aumentado un 26%

La deuda se ha reducido en más de un tercio, con la previsión de dejarla a la mitad antes de finalizar la legislatura, y el gasto social en los presupuestos ha aumentado un 26%. Capítulo aparte merecen las nuevas ordenanzas fiscales, en su mayoría de tipo progresivo, o los programas sociales. Por otra parte, se han removido algunas alfombras, llevando a los tribunales la venta de vivienda pública a fondos buitre por Ana Botella, o a través de la demanda que dio lugar a las investigaciones sobre Mercamadrid y a la imputación de Concepción Dancausa y la comisión de investigación de la empresa mixta Calle 30.

Los retos no son menores en la segunda mitad de la legislatura, máxime tras la reestructuración del Gobierno municipal anunciada por Carmena y prevista para los próximos meses de junio y julio. En esta línea, Ahora Madrid tiene pendiente preparar el relevo de la alcaldesa para las próximas elecciones, quien no repetirá en el cargo. Un reto que ya ha provocado movimientos y choques en clave interna, protagonizados por las diferentes corrientes que integran la plataforma municipalista. Gestionar la heterogeneidad presente en sus filas sin acrecentar la tendencia bonapartista —la alcaldesa ya ha adelantado que tutelará su relevo— será una tarea clave para evitar que las fisuras no torpedeen el proceso de reelección.

Luis Cueto Balance Candidaturas municipalistas Manuela Carmena Ayuntamiento de Madrid Ahora Madrid
El redactor recomienda