ambos están imputados

El arquitecto de los vips incrimina al cuñado de Esperanza Aguirre en la trama de Getafe

Javier García-Monsalve está casado con María Aguirre. Trabajó para Joaquín Torres, que declaró que Lucía Figar le advirtió de que Monsalve usaba el nombre de Esperanza para lograr contratos

Foto: El arquitecto Joaquín Torres (a la izquierda) y Javier García-Monsalve.
El arquitecto Joaquín Torres (a la izquierda) y Javier García-Monsalve.

"Él presumía y alardeaba de que salía con la hermana de Esperanza Aguirre, con la que luego se casó. Yo cuando le contrato le digo que el estudio tiene suficiente solvencia como para no hacer uso de banalidades, y le digo que tenga mucho cuidado con este tema". El arquitecto de los famosos, Joaquín Torres, dueño del estudio A-Cero, incriminó en su declaración judicial del pasado 27 de enero a Javier García-Monsalve, cuñado de Aguirre (está casado con su hermana María). Ambos, Torres y García-Monsalve, ya han sido citados en calidad de investigados (la nueva figura jurídica de la imputación) en lo que se ha bautizado como caso Teatro, que salpica a varios cargos del Ayuntamiento de Getafe cuando estaba gobernado por Juan Soler, hoy diputado autonómico del PP y senador. De hecho, varios concejales del PP de Getafe también están imputados, todo gracias a la denuncia que puso un vecino del municipio y editor del diario 'ElBercial.com'.

El arquitecto de los vips incrimina al cuñado de Esperanza Aguirre en la trama de Getafe

El juzgado de instrucción número 4 de Getafe y la Policía Nacional investigan si los proyectos arquitectónicos encargados al estudio de Joaquín Torres (dos escuelas infantiles y la reforma de un mercado) fueron amañados por el equipo de Juan Soler. En su declaración ante el juez, Torres quiso dejar claro que Javier García-Monsalve nunca fue socio del estudio. "Es una persona que yo contraté sobre el año 2010, era un comercial, se me pidió el favor de que se le contratara y en septiembre, después del verano de 2013, decidí prescindir de este señor". En su perfil de LinkedIn, García-Monsalve señala que fue socio director de A-Cero Tech entre marzo de 2011 y septiembre de 2013. "Él llevaba una parte comercial del estudio, ofrecer el estudio a empresas y constructoras. Se creó una sociedad, como comercializadora, en la que él tenía una pequeña participación si conseguía proyectos", matizó Torres.

El arquitecto señaló que fue el equipo de Juan Soler el que contactó con su estudio porque querían que A-Cero trabajara para el consistorio. "El ayuntamiento llamó al estudio interesándose por nuestros servicios, querían conocernos. Javier García-Monsalve me dijo que conocía mucho a Juan y quería participar e ir a verlo. Gestionó el primer encuentro que se hizo en mi casa por una sugerencia de Javier, una cena completamente social, una cena en la que incluso estaban Cristina Tárrega y su marido. Fue una cena puramente social, en la que creo que vino con algún concejal del PP".

La cena se celebró en septiembre de 2012, casi un año antes de que finalmente el proyecto se adjudicara a A-Cero en octubre de 2013. En un informe fechado el pasado 16 de noviembre de 2016, el Grupo XXVI de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Policía Nacional señala que Soler acudió a la cena para "tratar de rebajar el presupuesto aportado por Torres". Algo que los agentes califican de irregular, que un ayuntamiento "contacte directamente y sin concurso previo con el estudio de arquitectura 'seleccionado', dejando en sus manos la estimación del gasto de su propio trabajo".

El informe policial recoge el contenido de un correo electrónico en el que Javier García-Monsalve se dirige a una concejala de Soler, también presente en la cena, para escribirle que "fue muy agradable la cena anoche en casa de Joaquín" y, de paso, adjuntarle "el presupuesto global estimativo de una escuela infantil con las características que nos habéis indicado". Los agentes destacan que García-Monsalve también quiso "reunirse directamente con el alcalde [Juan Soler] para tratar directamente con él", recalcando que García-Monsalve es uno de los muñidores de esas "negociaciones orquestadas", participando en el "intercambio de información privilegiada con el ayuntamiento". De hecho, la Policía le citó en calidad de investigado no detenido el pasado 21 de noviembre por el delito de "uso de información privilegiada".

El arquitecto de los vips incrimina al cuñado de Esperanza Aguirre en la trama de Getafe

Mala relación entre ambos

Torres explica en su declaración que la contratación de García-Monsalve fue una especie de imposición, que apenas trajo contratos al estudio, y que nunca se fió de él. "A mí Javier nunca me informó de que tenía una relación vía 'mails' con gente del ayuntamiento. Se me pide el favor de contratarlo por varios amigos, pero tenía un problema desde el principio. Él presumía y alardeaba de que salía con la hermana de Esperanza Aguirre, con la que luego se casó. Yo cuando le contrato, le digo que el estudio tiene suficiente solvencia como para no hacer uso de banalidades y le digo que tenga mucho cuidado con este tema".

El juez le pregunta entonces qué es lo que pasó con García-Monsalve. "Yo echo a Javier porque recibo una llamada de Lucía Figar diciendo que Javier ha ido a verla…", comienza Torres. En esa época, Figar era consejera de Educación en el Gobierno regional (hoy está imputada en la trama Púnica). "Lucía Figar es básicamente una amiga que sabía que trabajaba en el partido y que tenía un puesto con Esperanza. La verdad es que no sé en qué consejería. Me llamó Lucía para advertirme de que la había llamado Javier. Eso me pareció intolerable y fue cuando pusimos fin a nuestra relación. Me imagino que para conseguir proyectos. Lucía Figar me dice de manera muy sutil que se había presentado como cuñado de tal y que había que tener cuidado con eso. En ese momento ni siquiera estaba casado con María...". Efectivamente, en 2013 García-Monsalve solo era pareja de María Aguirre. Se casaron en septiembre de 2014.

García-Monsalve, en conversación telefónica con El Confidencial, se defiende de las acusaciones. "No me echaron, yo me fui. Todo es absolutamente falso. Es veneno. Me desvinculé de A-Cero Tech el 30 de septiembre de 2013 porque no me gustaba el ambiente del estudio de Joaquín Torres, al que le va más 'el Sálvame'. Son todo invenciones. Son muy mala gente". García-Monsalve, también arquitecto, asegura que nunca utilizó el nombre de su cuñada para conseguir nada. "En esos momentos solo era pareja de María Aguirre, luego me casé en septiembre de 2014".

También afirma que nunca se reunió con Lucía Figar. "Me han imputado porque hay un 'mail'. Yo solo presenté a Juan Soler y a Torres. Al alcalde de Getafe le gustaba la arquitectura de A-Cero y yo les mandé un 'mail' pidiendo información. Estoy seguro que no me va a pasar nada porque no he hecho nada malo. Confío en la justicia". A sus 61 años, señala que no le ficharon por recomendación de nadie. "Torres me quiso fichar e insistió, yo al principio incluso le dije que no. Cuando me fui, les di las acciones de la empresa que teníamos. No quiero saber nada de ellos".

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios