Es noticia
Menú
Madrid se juega hoy cambiar su plan general de ordenación urbana tras 20 años
  1. España
  2. Madrid
DEBATE CRUCIAL EN EL PLENO DEL AYUNTAMIENTO

Madrid se juega hoy cambiar su plan general de ordenación urbana tras 20 años

La propuesta de Ciudadanos de revisar el plan de ordenación urbana, que contará con el apoyo de los socialistas, constituirá un debate crucial para el futuro del urbanismo en la ciudad

Foto: Las portavoces de Ciudadanos, PSOE-M y PP en el ayuntamiento, Begoña Villacís, Puri Causapié y Esperanza Aguirre, de izquierda a derecha. (EFE)
Las portavoces de Ciudadanos, PSOE-M y PP en el ayuntamiento, Begoña Villacís, Puri Causapié y Esperanza Aguirre, de izquierda a derecha. (EFE)

El urbanismo madrileño vuelve al foco este martes de la mano de una propuesta que se debatirá en el pleno municipal sobre la revisión del actual Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM), propuesto por el grupo de Ciudadanos y que el PSOE-M respaldará, según fuentes del consistorio. La formación de centro apelará a la necesidad de buscar el mayor consenso político posible para acabar con un plan caduco —el de 1997— "que precisa de una nueva realidad". La idea del grupo liderado por Begoña Villacís pasa por convencer a la oposición de aprobar la revisión para iniciar lo antes posible los trabajos, teniendo en cuenta que el PGOUM final podrá no ver la luz hasta dentro de dos legislaturas.

"Se trata de un plan ambicioso para el futuro de Madrid, que para eso estamos aquí, para lanzar un nuevo modelo de ciudad", insisten desde el grupo municipal de Ciudadanos, mientras el delegado del área, José Manuel Calvo, se niega en redondo a una revisión del plan general. El equipo de Gobierno de Ahora Madrid que lidera Manuela Carmena es partidario de que el plan general no puede ser la única vía para las políticas urbanísticas de la ciudad, pero no hay un posicionamiento único acerca del asunto. El partido de centro insiste en que, hoy por hoy, la ley del suelo solo contempla el plan general como herramienta para urbanizar.

El posicionamiento del PP en este sentido puede ser esencial. Por parte del PSOE-M, el grupo que lidera Puri Causapié en el consistorio ha afirmado en más de una ocasión que el PGOUM del 97 no se puede dar por bueno, señalando la necesidad de un "nuevo plan de ordenación urbana más humano" en la capital. De hecho, el acuerdo de Presupuestos de 2017 firmado entre los socialistas y Ahora Madrid contiene un potentísimo acuerdo urbanístico en el que está recogida esta cuestión. Ciudadanos redactó su propuesta de forma general, dejándola abierta a enmiendas de otros grupos, mirando fijamente al PSOE-M que, salvo sorpresa, la apoyará.

La propuesta recoge además otro de los reclamos que el PSOE introdujo en su pacto para apoyar las cuentas. El tercer punto de la iniciativa, con la que también están de acuerdo los populares, recoge la creación de una comisión de expertos de patrimonio histórico, artístico y natural para reexaminar el catálogo de edificios protegidos de la ciudad. Justamente una de las enmiendas elaboradas por los socialistas para condicionar los Presupuestos pedía dotar de una partida específica de 50.000 euros para este concepto.

Será en la jornada de este martes cuando los apoyos a la revisión del plan se concreten, y Ciudadanos afirma que tratará de encontrar consenso con los populares hasta el último momento. El debate pasa también por la postura de Ahora Madrid, sobre todo ante la posibilidad de que los concejales de la candidatura que gobierna no consideren la misma decisión.

placeholder Trazado de operación Chamartín. (EC)
Trazado de operación Chamartín. (EC)

Urbanismo a golpe de modificaciones puntuales

El más claro ejemplo de la obsolescencia del actual PGOUM es que Ahora Madrid está recurriendo constantemente a planes especiales y modificaciones puntuales del plan general para poder desbloquear algunos de los proyectos más importantes de la capital, medidas que, 'de facto', suponen confirmar la caducidad del actual esqueleto.

Precisamente, en estos momentos el consistorio negocia una modificación puntual para sacar adelante la conocida como Pastilla Comercial de Valdebebas, mientras que en operación Chamartín las conversaciones que está manteniendo con el Ministerio de Fomento y Distrito Castellana Norte tampoco podrán aplicarse sin recurrir a esta solución.

La propia operación Calderón ha requerido también una modificación puntual para que los terrenos donde se levanta el nuevo campo del Atlético de Madrid pasen de ser dotacional deportivo público a dotacional deportivo privado, modificación que el consistorio necesitaba aplicar imperiosamente si no quería enfrentarse a tener que indemnizar al equipo colchonero con una factura de hasta 200 millones de euros. En el caso de la reforma del Santiago Bernabéu, se ha recurrido a un plan especial.

Suma y sigue, teniendo en cuenta que el rechazo del actual equipo de gobierno a todo el desarrollo del sureste le ha llevado a convocar unas mesas técnicas para revisarlo en su totalidad, otro ejemplo de que la columna vertebral del urbanismo madrileño está completamente gangrenada. Con un importante añadido en este caso: sus enormes dimensiones. Los 13 ámbitos y sectores que conforman este gran plan suman 5.813 hectáreas y casi 22 millones de metros cuadrados edificables, por lo que una transformación de todo su planteamiento requeriría una revisión parcial del PGOUM.

Estos parches, además, generan aleatoriedad e inseguridad jurídica, la cual es mayor o menor en función de la figura técnica que se elija. En el caso de los planes especiales, todo el poder queda en manos del ayuntamiento, mientras que las modificaciones puntuales exigen el visto bueno de la comunidad, un mayor control que no borra del todo la aleatoriedad.

El urbanismo madrileño vuelve al foco este martes de la mano de una propuesta que se debatirá en el pleno municipal sobre la revisión del actual Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM), propuesto por el grupo de Ciudadanos y que el PSOE-M respaldará, según fuentes del consistorio. La formación de centro apelará a la necesidad de buscar el mayor consenso político posible para acabar con un plan caduco —el de 1997— "que precisa de una nueva realidad". La idea del grupo liderado por Begoña Villacís pasa por convencer a la oposición de aprobar la revisión para iniciar lo antes posible los trabajos, teniendo en cuenta que el PGOUM final podrá no ver la luz hasta dentro de dos legislaturas.

José Manuel Calvo Begoña Villacís Manuela Carmena Ley del suelo Operación Calderón Valdebebas Ciudadanos Ministerio de Fomento Noticias de Madrid
El redactor recomienda