punto concluyente para llegar a un acuerdo

Última llamada para Valdebebas: Carmena presenta su 'plan B' para la pastilla comercial

El martes, el Ayuntamiento prevé presentar su propuesta de edificabilidad de la pastilla comercial, el último fleco pendiente de este ámbito. En su mano está el futuro de 65 cooperativistas

Foto: La antigua pastilla comercial de Valdebebas lleva un año esperando una solución
La antigua pastilla comercial de Valdebebas lleva un año esperando una solución

Hace casi un año, en marzo de 2016, el Ayuntamiento de Madrid comunicó a Pryconsa, Premier, Joyfe, la Junta de Compensación de Valdebebas y la cooperativa Valdecam la anulación del Plan Especial que había permitido transformar los 180.000 metros cuadrados donde iba a construirse el mayor centro comercial de Europa en un espacio para promover 1.000 viviendas (casi todas protegidas) y un colegio.

Los cinco afectados recibieron la noticia como un jarro de agua fría, especialmente el flanco más débil: los 65 cooperativistas que habían invertido todos sus ahorros en un plan que acababa de saltar por los aires. Rápidamente, empezaron a negociar con el consistorio una solución que permitiera dar cabida legal a sus futuras viviendas y que, casi un año después, tras varias reuniones institucionales y técnicas, continúan sin recibir una propuesta formal.

Esta situación de desamparo podría dar un giro de 180 grados este martes, día en que el equipo de Manuela Carmena prevé presentar una propuesta sobre los niveles de edificabilidad y densidad que, en su opinión, debe tener esta área. Un planteamiento que, para desbloquear definitivamente la situación, necesita recibir el visto bueno de los cinco afectados.

Se trata del punto más espinoso de todos los negociados hasta ahora, ya que afecta directamente a la rentabilidad prevista por los propietarios de suelo. Esto significa que una propuesta muy alejada de sus números actuales, que contemplan una edificabilidad residencial de 109.000 metros cuadrados, con un ratio de densidad ligeramente superior a tres, podría hacer saltar por los aires un año de negociaciones y judicializar la situación.

Los 65 cooperativistas que habían invertido todos sus ahorros en el plan continúan sin recibir una propuesta formal del consistorio

El motivo de que el Ayuntamiento quiera modificar estas cifras es que el suelo sobre el que se promoverán viviendas se ha reducido, gracias a que la Junta de Compensación ha accedido a destinar 13.000 metros cuadrados más a usos dotacionales –guarderías, bibliotecas, actividades deportivas…– , y el ratio de densidad se calcula dividiendo la edificabilidad residencial entre el suelo destinado a este uso.

Durante los once meses que llevan de negociaciones, la Junta está de acuerdo tanto con este punto como con reservar el frente del ámbito con el aeropuerto a oficinas, dos mejoras que ya fueron apuntadas por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) en marzo del año pasado, cuando anuló el Plan Especial de la pastilla.

El consistorio, por su parte, está dispuesto a tratar de desbloquear la situación mediante una modificación puntual del Plan General, y ha respetado seguir manteniendo esta área dentro de todo el ámbito de Valdebebas, ya que llegó a plantear sacarlo fuera.

Además, fue justo en medio de estas conversaciones, el pasado septiembre, cuando el Tribunal Supremo refrendó la legalidad del plan urbanístico de Madrid y dio al consistorio el arma legal necesaria para desbloquear el resto del ámbito, como adelantó El Confidencial. Sin embargo, en aquel momento, los técnicos del Ayuntamiento recomendaron dejar la pastilla a que culminaran todos los procesos judiciales que afectan a esta zona, ya que su plan especial se aprobó en octubre de 2014, es decir, después del plan urbanístico bendecido por el Supremo.

Sin embargo, la situación de indefensión en la que se encuentran los 65 cooperativistas de Valdecam, unida a la imperiosa necesidad que tiene todo el ámbito de Valdebebas de que se abra un colegio como Joyfe, debido a la falta de centros escolares que padece el área, convenció al consistorio de la importancia de negociar para tratar de encontrar una solución que se ajuste a la legalidad.

El último escollo

El problema que se abre ahora para estos dos actores es cómo se reparte entre los propietarios de suelo el recorte de edificacibilidad que termine proponiendo Carmena, ya que en el caso de los cooperativistas, además de ser la parte más pequeña, todas las viviendas están ya vendidas, situación que ha llevado al consistorio a mostrarse favorable a que no tuvieran que modificar sus planes, y sean los tres grandes propietarios quienes se repartan el ajuste.

Si el consistorio termina presentando una propuesta en línea con las directrices marcadas por el TSJM, la pelota para sellar un acuerdo que permita dar alas, definitivamente y con garantías legales, a todo el ámbito de Valdebebas, estará en el tejado de Pryconsa, propietaria de 15 parcelas para vivienda protegida, Premier, dueña de una parcela de vivienda libre, y la Junta de Compensación.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios