El Gobierno de Ahora Madrid se marchita entre juicios y peticiones de dimisión
  1. España
  2. Madrid
"ESTRATEGIA DE DESESTABILIZACIÓN" PARA GANEMOS

El Gobierno de Ahora Madrid se marchita entre juicios y peticiones de dimisión

Las denuncias contra los dirigentes de Ahora Madrid comienzan a acumularse. El Gobierno se divide a la hora de lidiar con esta situación, entre mantener un perfil bajo o confrontar

Foto: El Gobierno de Ahora Madrid se marchita entre juicios y peticiones de dimisión
El Gobierno de Ahora Madrid se marchita entre juicios y peticiones de dimisión

Tercera petición de dimisión sobre la mesa de Ahora Madrid y segundo desfile por los juzgados de representantes del Gobierno municipal. Esta semana le tocó a la portavoz, Rita Maestre, contra quien la fiscalía mantiene su petición de un año de prisión por una protesta en la capilla de la Universidad Complutense de Madrid hace ahora cinco años. La munición se acumula en la trinchera de la oposición. Incluso el Ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, se ha sumado a la petición de dimisión de la edil lanzada por Esperanza Aguirre, que ha abandonado la presidenciadel PP de Madrid pero no su portavocía al frente del grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Madrid.

La pasada semana el foco se centró sobre la concejala de Cultura, Celia Mayer. La oposición en pleno, incluidos los socialistas que facilitaron la investidura de Manuela Carmena, reclamaron la dimisión de Mayer por su gestión en el caso de los titiriteros. La responsable del área de Cultura se ha aferrado a su acta. Mientras tanto, el juez de la Audiencia NacionalIsmael Morenoha rechazado investigar a Mayer y a la alcaldesa por un supuesto delito de enaltecimiento del terrorismo porque "no ejecutaron actos ni vertieron expresiones", como habían solicitado la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y Dignidad y Justicia.

El antecesor de Mayer en el cargo, Guillermo Zapata, está pendiente en cambio de conocer si la Fiscalía solicita la apertura del juicio oral o el sobreseimiento de su causa por una serie de mensajes ofensivos publicados hace cinco años en Twitter. El juez de la Audiencia NacionalSantiago Pedraz así lo ha propuesto, en línea con lo que le ordenó hacer la Sección Segunda de la Sala de lo Penal por un presunto delito de humillación a las víctimas del terrorismo. El caso Zapata, archivado por el juez el pasado mes de octubre, fue reabierto gracias a un recurso, una vez más, de Dignidad y Justicia.

Las denuncias contra los dirigentes de Ahora Madrid comenzaron a acumularse desde que el nuevo Gobierno municipal pisó el Palacio de Cibeles el pasado mes de junio. Las últimas se han dirigido principalmente contra Manuela Carmena. Una de ellas, que trata de querellarse también contra su marido, se refiere a una presunta fuga de capitales entre el matrimonio. La segunda, presentada por el PP a principios de este mes contra el Ayuntamiento por un presunto delito de prevaricación en la eliminación de los vestigios franquistas, reclama la inahabilitación de la alcaldesa para cargos públicos. Si bien de todas las querellas cursadas hasta el momento solo han prosperado dos, el relato del nuevo Gobierno municipal se ha visto condicionado.

Entre la confrontación y el perfil bajo

En materia cultural, el área de Gobierno incluso ha caído en la inacción. Desde la dimisión exprés de Zapata, su sustituta ha mantenido un perfil tan bajo que incluso se le obligó a comparecer en el pleno del pasado mes de noviembre para que diese cuentas. La oposición en bloque criticó la “dejadez” por parte del área, principalmente, en cuestiones relacionadas con el turismo, que calificaron de actividad dormida. Desde entonces, las acciones más visibles que ha emprendido el área causaron algunas de las mayores polémicas, desde la cabalgata de Reyes hasta el caso de los carnavales, pasando por la aplicación de la Memoria Histórica que, tras acumularse varios errores, se ha paralizado.

Mayer resiste en el cargo, no sin dificultades y tras provocar una fuerte división interna en el partido. Maestre, en cambio, esperará a recibir la sentencia para valorar los pasos a dar. En caso de ser declarada culpable, valorará “en equipo” si dimitir o permanecer en el cargo. El cerco judicial, y no precisamente por asuntos relacionados con la gestión pública de sus representantes, asfixia a una formación que no siempre ha demostrado capacidad de reacción.

La oposición, principalmente de los populares, ha explotado esta situación llevando el relato de los plenos o comisiones municipales a su terreno. Los rifirrafes se multiplican acaparando el foco. El último, durante la comisión de Desarrollo Urbano Sostenible, donde el concejal del PP de MadridBorja Fanjulsañaló sin motivo aparente que prefería "tener uncompañero que haya robado a uno que ponga bombas".

La respuesta del Gobierno municipal se divide entre mantener un perfil bajo o entrar en la confrontación. Entre los últimos, el teniente AlcaldeMauricio Valiente. Este semana echó de una comisión aledil'popular' Percival Manglano después de llamarle tres veces la atención y que este tirasede la mesa unos papeles que exigió al edilNacho Murgui. Unos días antes, había afirmado en su cuenta de Twitter: "En una hora pleno extraordinario del Ayuntamiento de Madrid, a pesar de la estrategia golpista del PP y los poderes fácticos el cambio avanza".

Ganemos planta cara, Carmena suaviza

La única reacción hasta el momento, más allá del “Gobernar para todos” y el “Madrid de los abrazos” de Manuela Carmena ha venido del sector Ganemos Madrid, y en la misma línea de las otras plataformas ciudadanas que gobiernan en los denominados Ayuntamientos del cambio. Con motivo de las peticiones de cesa a Mayer, la plataforma ciudadana rechazó en un comunicado “la sistemática petición de dimisiones por quienes jamás han dado siquiera explicaciones por asuntos gravísimos que afectan a nuestra ciudad”. La plataforma ya se opuso en su día a ladimisión deGuillermo Zapata, aunque este finalmente decidió dar un paso al lado, 'invitado'por Carmena.

La lectura de ahora Madrid sobre la "imposición de la prisión preventiva" a los titiriteros detenidos fue que se tratabade "una medida excepcional en nuestro ordenamiento jurídico. No se entiende sino como parte de lacampaña de desestabilización del Ayuntamiento de Madrid,que enseguida se ha servido del espectáculo para atacar la gestión global del ayuntamiento”.

Lasplataformas ciudadanasque elpasado 24-Mse hicieron con las alcaldías deBarcelona, A Coruña, Zaragoza y Santiago de Compostelasuscribieron por su parte un comunicado conjunto apoyando a la concejala de Cultura y denunciando “una estrategia evidente para desestabilizar al Ayuntamiento de Madrid, justo en el momento en el quese discute el futuro del Gobiernodel Estado”. El debate sobre la respuesta está abierto entre las dos almas de Ahora Madrid, mientras el Gobierno municipal se marchita de cara a la opinión pública entre juicios y peticiones de dimisión.

Terrorismo Partido Popular (PP) Rita Maestre Ayuntamiento de Madrid Universidad Complutense de Madrid Manuela Carmena Santiago Pedraz Guillermo Zapata Ahora Madrid