por el 'asalto' a la capilla de la complutense

La Fiscalía mantiene la petición de un año de prisión para Rita Maestre

La edil de Ahora Madrid ha defendido que la protesta de hace cinco años en la que participó fue "pacífica y legítima". A pesar de ello ha declarado que "no lo repetiría"

La Fiscalía mantiene la petición de un año de presión para Rita Maestre al considerar "perfectamente acreditados los hechos condenatorios". Su participación en el "asalto" a la capilla de la Universidad Complutense, según ha indicado el Ministerio Público en su alegato, fue "activa y consciente", acusando a Maestre de un delito contra la libertad de religiosa. Asimismo, la fiscal Marisa Morando, argumenta un delito tipificado en el Código Penal (524 y, subsidiariamente, 525.1) por "profanar" la capilla y ofender a los creyentes que allí se reunían.

La defensa, por su parte, ha invocado la falta de ánimo ofensivo, al no ir en contra de los dogmas de fe, como indica el artículo 525.1 del Código Penal, así como la ausencia de profanación, al "no tocar ningún objeto" sagrado, para solicitar la absolución. El letrado ha iniciado su alegato hablando de la posible "politización" del juicio, al que "se le ha puesto un altavoz", en referencia a su retransmisión televisiva. "Se la quiere hacer responsable de una culpa colectiva. ¿Si entraron 60 (a la capilla) don están los otros 58?", ha cuestionado la defensa. El juicio ha quedado visto para sentencia tras cerca de ocho horas de vista.

La portavoz del Gobierno municipal ha defendido ante el Ministerio Fiscal que el denominado por la acusación 'asalto a la capilla' de la Universidad Complutense en el que participó hace cinco años, para reivindicar la aconfesionalidad de la educación pública , "fue una protesta pacífica y legítima". La edil negó que la acción fuese violenta, también que la hubiese organizado, pero ha aclarado durante el juicio que no volvería a repetirlo "por todo lo que he tenido que pasar", en referencia al proceso judicial y al supuesto juicio paralelo de algunos medios de comunicación.

El sacerdote presente en el despacho contiguo a la capilla en el momento de los hechos ha identificado a Maestre como la líder del grupo que realizó la protesta. El resto de los testigos llamados a declarar por la acusión popular, por encontrarse también en la capilla, no han otorgado a Maestre un papel preponderante sobre el resto de las personas que participaron en la reivindicación. Por su parte, Guillermo Errejón, hermano del dirigente de Podemos Íñigo Errejón, y el exmiembro de la asociación universitaria Cotrapoder, a la que también pertenecía la ahora edil madrileña, ha negado que dicha asociación organizase o difundiese esta acción. Mediante videoconferencia, Errejón ha manifestado que no le constaba tampoco que Maestre tuviese un papel activo en el desarrollo de los hechos llevados a juicio. 

Durante el inicio del juicio la juez ha rechazado unas pruebas periciales fisiológicas, a propuesta de la acusación popular, que para el abogado de la defensa "recuerdan a los juicios de la Stasi". La concejala de Podemos ha acudido al juicio por el 'asalto' a la capilla de a Universidad Complutense en 2011 diez minutos antes de su inicio, previsto para las 9:30 horas, aunque éste se ha visto retrasado cerca de media hora debido a la numerosa afluencia de medios de comunicación y público. Alrededor de una treintena de informadores se dieron cita en el juzgado, incluidos medios extranjeros. El aforo de la sala, de unas cincuenta personas, se ha completado dejando a unas cuarenta personas fuera, entre informadores y acompañantes de la concejal. 

Ante las preguntas del Ministerio Fiscal, la edil ha asegurado que "el torso desnudo no tiene que ser una cosa ofensiva". A pesar de ello, ha negado que se desnudase en el altar de la capilla. "Recuerdo quitarme la camiseta, no me desnudé. Me quedé en sujetador", aseguró. Maestre ha reiterado que defiende "las protestas pacíficas y legítimas. Eso lo he afirmado siempre". En cualquier caso, interpreta que "nadie lo volvería a repetir" en relación a esta acción convocada por la asociación universitaria Contrapoder a la que pertenecía junto a otro de los encausados, Héctor Meleiro, quien también ha declarado. Este último negó a la fiscalía que hubiese hablado con Maestre durante el transcurso de la propuesta.  

"Cuando un persona se enfrenta a cosas así, como lo que hemos tenido que vivir, no lo repetiría", explicó Maestre. La edil, que tenía 22 años y cursaba tercero de Ciencias Política cuando ocurrieron los hechos que se le imputan, no ha negado su participación. "Nunca dije que no estuviese. Lo dije desde el principio porque es evidente, y pese a las consecuencias no lo niego". 

Rita Maestre: "Recuerdo quitarme la camiseta, no me desnudé. Me quedé en sujetador"

Interrogada por su abogado, Rita Maestre ha explicado que se puso en contacto con el Arzobispo de Madrid, para explicarle los hechos. "Consideré que tenía sentido ponerme en contacto con él para explicarle el sentido de la acción y con qué ánimo estaba allí", respondió, al considerar también "la bola medíatica" y "las cosas horribles que se han dicho"

Acompañada por una docena de personas, entre las que se incluye personal de prensa de Ahora Madrid y de Podemos, además de otras personas vinculadas a la formación emergente que han acudido "en calidad de amigos", Maestre ha entrado a la sala con gesto serio y aparentemente tranquila. Ha evitado hacer declaraciones a la prensa. 

[Lea aquí: 'Podemos entona el 'Je Suis Rita Maestre' para apoyar a la portavoz de Carmena']

Está previsto que el juicio por un presunto delito contra la libertad de conciencia se alargue hasta la tarde, ya que testificará más de una veintena de personas. Once a propuesta del Fiscal y trece a propuesta de la acusación popular: Centro de Estudios Jurídicos Tomás Moro y Alternativa Española. 

La Fiscalía mantiene la petición de un año de prisión para Rita Maestre

Dirigentes de Podemos, representantes del Gobierno municipal y simpatizantes de la formación emergente han mostrado su apoyo a Maestre durante toda la semana en las redes sociales. La concejal de Ahora Madrid se enfrenta a un año de cárcel por la protesta en la que participó para reivindicar la laicidad de la enseñanza pública, con una acción contra el uso de edificios públicos en la Universidad Complutense para fines religiosos. 

Maestre solo ha valorado por Twitter la vista pública, justificando que no organizó el acto de protesta y que mantuvo "una actitud pacífica y en ningún caso amenazante". La edil de Ahora Madrid defiende asimismo que los edificios públicos universitarios deben ser empleados solamente para fines académicos. 

Rita Maestre, a la derecha, a su llegada al juzgado (EFE)
Rita Maestre, a la derecha, a su llegada al juzgado (EFE)

La portavoz municipal lanza un comunicado vía Twitter para hacer una valoración sobre la vista pública que se celebra el 18 de febrero. La edil afirma que no organizó el acto por el que se le acusa de un delito contra los sentimientos religiosos. Mantengo que Iglesia y Estado deben estar separados y, al mismo tiempo, lamento que algunas personas se sintieran ofendidas por esa actuación concreta. Los sentimientos religiosos merecen el mayor de los respetos, como también lo merecen sus símbolos», ha argumentado.

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
183 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios