PARA 'TUMBAR' SUS PRIVILEGIOS

Carmena 'toma' el consejo de administración del Club de Campo

Revisar la concesión del Club instalado en suelo público, que expira en 2034, será una de las prioridades, junto a la apertura de las instalaciones a todos los vecinos con precios populares

Foto: Campo de golf del Club de Campo Villa de Madrid. (EFE)
Campo de golf del Club de Campo Villa de Madrid. (EFE)

El gobierno de Manuela Carmena ha consumado su promesa de renovar el consejo de administración del Club de Campo de la Villa de Madrid SA, lo que le proporcionará una mayoría suficiente para acometer cambios de calado en la gestión del elitista recinto deportivo. Revisar la concesión del Club instalado en suelo público, que no expira hasta el 2034, será una de las prioridades de los nuevos directivos, en consonancia con las promesas electorales de Ahora Madrid. El objetivo pasa por convertirlo en un polideportivo municipal más.

La edil de Cultura, Celia Mayer, será la representante del Ayuntamiento en la Junta General de Accionistas, donde también ejercerá de consejera junto a la concejala de Medio Ambiente, Inés Sabanés, el de Economía, Carlos Sánchez, el director general de Deportes, Francisco Javier Odriozola, la directora general de Sector Público, Marta Fernández-Pirla, José Antonio Haro. Al Ayuntamiento le corresponde designar a un representante y proponer el nombramiento de siete de los trece consejeros.

Menos de dos meses después de las elecciones municipales, el Gobierno municipal sienta así las bases para iniciar la “recuperación” de unas instalaciones que ocupan alrededor de 200 hectáreas en la Casa de Campo. El selecto club deportivo ha estado en el punto de mira de distintos grupos políticos de la oposición por los privilegios de aquellos VIP que utilizan las instalaciones de forma gratuita (mayoritariamente políticos, sus familias, y hasta periodistas afines), así como por ser de uso exclusivo de los socios, aunque en los últimos años se han abierto al público las escuelas deportivas.

Esta empresa semipública depende en un 51% del Ayuntamiento de Madrid, que sólo entre los cuatro directores del centro (deportes, comercial, financiero y régimen interior y personal) desembolsa 298.968 euros anuales del erario público, según los últimos presupuestos. Patrimonio del Estado y la Real Sociedad Hípica Española se reparten a partes iguales el 49% restante. Dirigido durante las últimas dos décadas por personas cercanas al Partido Popular, el Ayuntamiento también ha financiado tradicionalmente la ampliación y la mejora de las instalaciones.

La última renovación de la cúpula directiva del Club de Campo se produjo el pasado enero, a cuatro meses de los comicios municipales. Por aquel entonces, su presidente, José Manuel Berzal, prescindió de los servicios de José María Roncallo, director de Deportes, y Matías Barahona, director comercial, para sustituirlos por Ana Elisa Rodríguez y Borja Cubillo, respectivamente. El decreto firmado por la alcaldesa deja sin efecto las designaciones de los representantes efectuadas hasta la fecha. 

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid. (EFE)
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid. (EFE)

Segovia fue nombrado por Ana Botella en septiembre de 2012 en sustitución de Joaquín Castillo. Entre 2011 y 2012 ocupó el cargo de teniente de alcalde en Boadilla del Monte, hasta que lo abandonó para ocuparse de la gerencia del club. Anteriormente había sido asesor del coordinador general de Urbanismo de Madrid y jefe de departamento de Estudios y Programas de la empresa de suelo del mismo ayuntamiento.

Carmena mantuvo una reunión hace escasas tres semanas con los responsables del Club, donde ya les expuso sus planes para el futuro del recinto deportivo. El Consejo de Administración que controla el recinto, por su parte, expresó sus temores a que los abonados dejen de pagar la cuota correspondiente ante una posible remunicipalización de las instalaciones.

Desde la Concejalía de Cultura, dirigida por Celia Mayer, se estudia la forma jurídica para revertir la concesión, ampliada por el alcalde Álvarez del Manzano hasta 2025 y posteriormente por Ana Botella hasta 2034. En cualquier caso, se promoverá la implantación de precios populares. Actualmente, los abonados pagan 3.000 euros a fondo perdido y 730 de cuota de mantenimiento anual, y existe lista de espera. 

El listado de personalidades VIP, que se ha reducido ostensiblemente desde el 2013, pero que llegó a albergar hasta a 648 beneficiarios en el 2011, según datos oficiales del propio Consistorio, recoge nombres variopintos que van desde las hijas de José Luis Rodríguez Zapatero, Alba y Laura Rodríguez Espinosa, hasta los vástagos del matrimonio Aznar-Botella, Alonso y José María, pasando por periodistas destacados como Ernesto Sáenz de Buruaga o Francisco Marhuenda, director de La Razón

Madrid

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
69 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios