Las hijas de ZP, los Aznar, periodistas 'amigos'... Los 'gratis total' del Club de Campo
  1. España
MARHUENDA, SÁENZ DE BURUAGA, CASALS O SAMARANCH, ENTRE OTROS

Las hijas de ZP, los Aznar, periodistas 'amigos'... Los 'gratis total' del Club de Campo

La lista de espera para poder hacerse abonado del Club de Campo Villa de Madrid en el que los Aznar recibieron clases de Golf en el

placeholder Foto: Las hijas de ZP, los Aznar, periodistas 'amigos'... Los 'gratis total' del Club de Campo
Las hijas de ZP, los Aznar, periodistas 'amigos'... Los 'gratis total' del Club de Campo

La lista de espera para poder hacerse abonado del Club de Campo Villa de Madrid en el que los Aznar recibieron clases de Golf en el año 2001 alcanza las miles de personas. Y aunque hace años que parece que no corre turno para que nuevos ciudadanos puedan disfrutar de estas instalaciones, situadas junto al Palacio de la Moncloa, lo cierto es que una pléyade de empresarios, periodistas ‘amigos’, familiares e hijos de políticos del Partido Popular y del PSOE disfrutan o han disfrutado de tarjetas gratuitas de acceso al recinto gentileza del Ayuntamiento de Madrid o de Patrimonio del Estado.

El listado de personalidades VIP, que se ha reducido ostensiblemente en el año 2013, pero que llegó a albergar hasta a 648 beneficiarios en el 2011, según datos oficiales del propio Consistorio, recoge nombres variopintos que van desde las hijas de José Luis Rodríguez Zapatero, Alba y Laura Rodríguez Espinosa, hasta los vástagos del matrimonio Aznar-Botella, Alonso y José María, pasando por periodistas destacados como Ernesto Sáenz de Buruaga, responsable de La Mañana de La Cope, o Francisco Marhuenda, director de La Razón, hasta personalidades propias del mundillo del corazón como Luis Alfonso de Borbón, su mujer y todos sus hijos, o el duque de Feria, Rafa Medina. Por supuesto, también importantes empresarios como Florentino Pérez o Aldo Olcese Santonja.  

El antiguo vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, que fue presidente del Club durante su mandato, reconoce que todos estos pases VIP son “atenciones protocolarias” que otorga discrecionalmente el Ayuntamiento de Madrid, que posee, desde 1984, el 51% de la propiedad del Club. También tenía esa facultad Patrimonio del Estado. La Real Sociedad Hípica Club de Campo y Patrimonio del Estado se reparten a partes iguales el 49% restante del accionariado. “Esto ha existido desde siempre”, explica Cobo. “En cualquier club deportivo siempre ha habido atenciones protocolarias, al igual que ocurre con el palco del Bernabéu, al que acceden muchas personas por invitación”.. Hay que recordar que el Real Madrid es un club privado, mientras que el Club de Campo se sostiene con fondos públicos: el 98% del recinto se mantiene gracias a la cuota de los abonados y los servicios concretos que pagan cada vez que utilizan uno.

Hacienda confirma también que Patrimonio suele premiar con estas entradas VIP a altos cargos del Gobierno como ministros o secretarios de Estado, aunque matizan que, en el 2013, las tarjetas correspondientes a su departamento se han reducido cerca de un 50%. En la lista, figuran como poseedores o que han tenido acceso VIP en los últimos años, entre otros, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y su esposa, Elvira Fernández, su hermano, Enrique Rajoy, la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Curras, la diputada Lourdes Méndez Monasterio, el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, y la secretaria general del ministerio de Agricultura, Isabel García Tejerina, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón y su mujer, Mar Utrera, o el jefe de gabinete de José Manuel García-Margallo, Alberto Carnero.  

Según una comunicación remitida por el Club de Campo al Ayuntamiento de Madrid el pasado 19 de febrero, en el 2013 se ha producido una importante reducción de las tarjetas VIP y se han eliminado por completo los pases de segunda categoría, los que sólo permitían el acceso al recinto al titular del mismo. Los de primera, en cambio, dan derecho de acceso al titular y un invitado y permiten realizar reservas de instalaciones por internet. En 2012, último año del que se tienen datos, el Club concedió 349 pases de primera categoría y 196 de segunda. En ambos casos, las tarjetas sólo garantizan el acceso al recinto: los titulares deben abonar las mismas tarifas de uso de instalaciones que rigen para el resto de los abonados del Club, unos 20.000 en total.

Por un acuerdo del Consejo de Administración del Club de Campo Villa de Madrid, en el 2013 se han renovado las tarjetas para el presidente y los expresidentes del Gobierno, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y su esposa, Lourdes Cavero; todos los concejales del Ayuntamiento excepto los cinco ediles de UPyD, los únicos que han renunciado a ellas; todos los embajadores residentes en Madrid y un “reducido grupo” de periodistas. Previa petición, también se conceden a los consejeros de la Comunidad de Madrid que deseen entrar en las instalaciones.

La reducción de pases gratuitos ha hecho que muchos de los que los tuvieron en su día hayan dejado de percibir ese derecho. Según ha podido contrastar El Confidencial, ni el piloto Carlos Sainz ni la familia entera de Luis Alfonso de Borbón disfrutan ya de este privilegio sólo al alcance de unos pocos.

En el apartado de periodistas figura Ernesto Sáenz de Buruaga, que reconoce tenerla, pero asegura que no lo ha visitado nunca; el director de La Razón, Francisco Marhuenda, que afirma que tampoco la ha utilizado nunca y considera “una chorrada” el que la tenga o no por razón de su cargo; el presidente del mismo periódico, Mauricio CasalsFernando Baeta, director de Elmundo.es; el columnista Raúl del Pozo, que confirma que se la otorgaron en época de Ruiz-Gallardón y sigue disfrutando de las instalaciones ocasionalmente; el director de La Gaceta, Javier Esparza; el de Interviú, Alberto Pozas, o el exdirector de la Cadena Ser, Daniel Gavela.  

El actual consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, la poseyó durante el tiempo que trabajó como consejero de Sanidad en el Ayuntamiento de Madrid (1991-1996), aunque recalca que nunca la disfrutó. Entre los allegados del Consistorio que también tienen o han tenido la tarjeta figuran amistades de la alcaldesa Ana Botella como Patricia y José Miguel Martínez Martínez o el esposo y el hijo de la primera teniente de alcalde, Concepción Dancausa: Juan Oñate y Juan Oñate Dancausa.

Los abonados pagan una cuota de 704 euros al año

Las estrictas normas de acceso al Club de Campo establecen un número cerrado de abonados que limita el que nuevas personas puedan acceder a esa condición. Para ello, figuran durante años en una lista de espera que sólo corre turno porque alguien se haya dado de baja o por el fallecimiento de alguno de los abonados. La crisis ha hecho que en los últimos años muchas personas hayan abandonado el Club pero, por ejemplo, en el año 2000 eran 30.000 personas las que engrosaban dicha lista.

Los abonados ordinarios que no tienen los privilegios de los pases VIP pagan una inscripción inicial de 2.200 euros, y una cuota anual de 704 euros que se paga por semestres. El Club cobra aparte el uso de las instalaciones o la inscripción a determinados deportes (ajedrez, bridge, golf, hípica, hockey, natación, pádel, patinaje y tenis). 

La lista completa incluye centenares de nombres de la vida política, económica, cultural y deportiva de Madrid. Entre ellos, el secretario de las Infantas, Carlos García Revenga, el cantautor Patxi AndionJuan Antonio Samarach hijo o el jefe de administración de la Casa Real, Isaías Peral, que también se escuda en que no la ha usado nunca.

José María Aznar Botella