DURANTE MÁS DE DOS HORAS

Feijóo escenifica una tregua con Sánchez tras pasar por la Moncloa

El presidente de la Xunta agradece al del Gobierno su “buena disposición” ante las reivindicaciones de Galicia

Foto: Pedro sánchez y Alberto Núñez Feijóo. (EFE)
Pedro sánchez y Alberto Núñez Feijóo. (EFE)

En medio del ruido que precedió al encuentro en la Moncloa y al que probablemente le siga, Alberto Núñez Feijóo escenificó este martes una tregua con Pedro Sánchez, con el que se entrevistó durante más de dos horas. El presidente de la Xunta trasladó al del Gobierno una lista más que conocida en Galicia de reivindicaciones, que afectan principalmente a financiación autonómica e infraestructuras.

Casi todas ellas recibieron el visto bueno de Sánchez o al menos su intención de estudiarlas. Singularmente, los plazos del AVE a Galicia y la consideración de la dispersión y el envejecimiento de la población entre los criterios financieros. Feijóo abandonó la sede de la Presidencia del Gobierno notablemente satisfecho por esa “buena disposición”, aunque advirtió que se mantendrá vigilante de que se cumpla lo prometido.


La reunión llegaba precedida de avisos y líneas rojas. Feijóo había saludado el cambio de Gobierno con serias advertencias. “No vamos a admitir ni interferencias ni componendas para mantener en el poder a un presidente débil”, dijo días atrás, y que tampoco consentirá “que se mueva una coma” de los compromisos adquiridos con el anterior Gobierno. Especialmente en materia de financiación, para que a Galicia no le marquen la agenda “ni los nacionalistas vascos, ni los independentistas catalanes ni Podemos”. De acuerdo con los expresado con alivio por Feijóo en rueda de prensa, Pedro Sánchez no pretende hacer tal cosa.

Tampoco dudó en festejar otros compromisos de Sánchez. Está por ver cuánto dura el idilio. La última vez que Feijóo se entrevistó con un presidente socialista en la Moncloa, no tardó ni una semana en convertir las palabras de agradecimiento a Zapatero en denuncias de agravio, también por un supuesto trato de favor a Cataluña en materia de financiación.

Feijóo escenifica una tregua con Sánchez tras pasar por la Moncloa

Pero a la espera de eventuales desencuentros, y siempre según la versión de Feijóo, este y Sánchez tiraron de guante blanco. El socialista, que ya había adelantado que no se aprobará un nuevo modelo de financiación en lo que resta de legislatura, le comentó a su homólogo gallego que el “el calendario es el que es”, e insistió en que el asunto no está lo suficientemente maduro como para cerrar el nuevo sistema.

Feijóo, eso sí, le reiteró que es una cuestión que no puede prorrogarse de forma indefinida. Pero sobre todo, demostró “una especial sensibilidad” al admitir que, cuando se aborde, el nuevo sistema contemplará los principios que históricamente demanda Galicia de dispersión y envejecimiento. Lo expresó el presidente de la Xunta con dos datos. Uno de ellos son los 30.000 núcleos de población que existen en Galicia, la mitad del total de España. El otro, que el 8,1% de la población de la comunidad autónoma tiene 85 o más años, y consume el 23% del gasto farmacéutico. “No es lo mismo el gasto sanitario de una persona joven que el de una de 65,75 o 85 años”, resumió.

Las infraestructuras, la pieza clave

Las otras dos grandes reivindicaciones de Feijóo tienen que ver con las infraestructuras. Una de ellas es el plazo para la conclusión del AVE a Galicia y la otra, la reclamación de que la autopista AP-9 se transfiera a la comunidad autónoma. Sobre el primer asunto obtuvo un respaldo sin paliativos. Según Feijóo, Sánchez asumió como propios los plazos que venían ofreciendo el Ministerio de Fomento y la propia Xunta, después, eso sí, de sucesivos aplazamientos: un tren en pruebas a finales de 2019 y operativo desde 2020.

No fue tan fructífera la entrevista en lo que se refiere a la autopista. Aunque el presidente sí garantizó la retirada del peaje de Redondela, muy cerca de Vigo, uno de los más caros de España, no garantizó la transferencia, pero sí se comprometió a estudiarla.

Alberto Núñez Feijóo y Pedro Sánchez, en La Moncloa. (EFE)
Alberto Núñez Feijóo y Pedro Sánchez, en La Moncloa. (EFE)


Feijóo explicó la importancia para Galicia de la principal autopista de Audasa, un auténtico eje vertebrador que, en contra de lo manifestado por Sánchez, carece de carácter transfronterizo. “Se lo puedo explicar sobre el terreno o en un mapa de carreteras”, zanjó. En palabras del presidente gallego, Sánchez “abrió la puerta” a la transferencia, un asunto en el que el líder de los populares gallegos ha chocado constantemente con el Gobierno de su partido.

El PP llegó a bloquear hasta en tres ocasiones en el Congreso el proyecto legislativo impulsado por unanimidad desde el Parlamento de Galicia. En alguna ocasión Feijóo deslizó su malestar por esta cuestión, y esta vez también reconoció abiertamente que esperaba “que estuviera aprobada por el ministerio anterior”, pero “sigue igual”.

"Se mantienen los compromisos"

La visita de Feijóo, el tercer presidente autonómico que recibe Sánchez en su despacho tras Quim Torra e Íñigo Urkullu, sirvió para validar por completo los plazos acordados por el AVE con el anterior Gobierno, a pesar de que han sido reiteradamente puestos en duda por la oposición. El presidente le aseguró, dijo, “que se mantienen todos los compromisos” relativos a la conexión de alta velocidad “y los trenes podrán entrar en Galicia en pruebas en el último trimestre de 2019”, para que a lo largo del siguiente año comience la explotación comercial. Es un cronograma de realización prácticamente imposible, ya que existe un tramo de 17 kilómetros, el de entrada a Ourense, aún sin obras y que no estará listo al menos hasta 2024, pendiente de una “solución provisional” que aún no se vislumbra.

Lo que Feijóo trasladó a Sánchez fue “cierta preocupación” por “algunas declaraciones desde Fomento” que ponían en duda este calendario, pero las dio por zanjadas. “El presidente me ha asegurado que no debo tener ningún temor y que esa fecha no se toca”, garantizó.

La lista de peticiones incluye fondos para completar las ayudas por la oleada de incendios de 2017


También dio por satisfecha la petición de que un ramal del AVE cubra el trayecto Ourense-Lugo en 2021 y que en una fecha sin determinar se aborde el tramo Ourense-Vigo, ciudad que queda descolgada del mapa de la alta velocidad, y reiteró la petición de que Fomento aborde otras obras de infraestructuras que enumeró. La lista de peticiones incluye fondos para completar las ayudas por la oleada de incendios de 2017, que según Feijóo están pendientes de la aportación de siete millones de euros por parte de la Administración general del Estado.

En la reunión se abordaron otros asuntos como la colaboración del Estado en la celebración del Xacobeo 2021 y en la recuperación de las viviendas afectadas por la explosión de una pirotecnia en Tui el pasado mes de mayo. Feijóo también reclamó que en 2019 comience la construcción de cinco fragatas en los astilleros de Navantia de Ferrol, una cuestión que consideró de especial importancia para la economía de la comarca y de toda Galicia.

Cuando la reunión comenzaba, Pedro Sánchez publicó un mensaje en gallego en la redes sociales sobre su encuentro. “Primer encuentro con Feijóo en el que abordaremos la situación de los afectados en la explosión de Tui, y de las demandas de esta comunidad tanto en infraestructuras como de cara al Xacobeo 2021”, tuiteó la cuenta del presidente, que lanzó otro mensaje idéntico en castellano. Los mensajes se ilustraron con sendas fotografías de la recepción en La Moncloa, una de ellas estrechándose la mano y en la otra, departiendo momentos después del saludo inicial.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios