Fiebre, malestar... ¿cómo de frecuentes son los síntomas más comunes tras vacunarse?
  1. España
  2. Coronavirus
Más de 5 millones de dosis administradas

Fiebre, malestar... ¿cómo de frecuentes son los síntomas más comunes tras vacunarse?

Los síntomas más numerosos tras la administración de las vacunas (aunque no achacables a ellas con seguridad) son la fiebre, el dolor de cabeza o el dolor muscular

placeholder Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

Ninguna de las vacunas aprobadas o en vías de estarlo por la Unión Europea ha generado tanta preocupación como la de AstraZeneca. Ha habido confusión en la comunicación de los resultados de sus ensayos clínicos, un tira y afloja diplomático por posible incumplimiento contractual en la entrega de las dosis acordadas, dudas sobre su eficacia en personas mayores y ahora miedo por posibles efectos adversos que han llevado a varios países a suspender temporalmente su administración o a retirar algunos lotes.

Dinamarca y Austria han comunicado episodios de trombosis entre personas que habían recibido la vacuna. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarias (AEMPS) no considera que haya motivos para tomar ninguna medida, pero Castilla y León ya ha paralizado la administración de la vacuna de AstraZeneca, que en España está indicada para menores de 56 años.

"Cuando se vacuna a muchas personas (y en especial a grupos con riesgo de padecer ciertas enfermedades) en un corto periodo de tiempo podría observarse un número elevado de acontecimientos adversos sin que eso signifique que sean debidos a la vacuna. Hay que tener en cuenta que muchas de las enfermedades observadas (acontecimientos notificados) aparecerían de igual forma si la persona no hubiera recibido la vacuna. Por lo tanto, esta información debe analizarse cuidadosamente para diferenciar problemas médicos que pudieran ser una nueva reacción adversa a la vacuna de aquellos que igualmente habrían ocurrido, aunque la persona no se hubiera vacunado", explicó la AEMPS. "La incidencia anual de tromboembolismo pulmonar se estima entre 70 y 113 casos por cada 100.000 personas de cualquier edad".

Los acontecimientos adversos más comunes tras la vacunación son mucho más leves. Según el último 'Informe de Farmacovigilancia sobre Vacunas COVID-19', los más numerosos son la pirexia (fiebre), cefalea (dolor de cabeza), mialgia (dolor muscular) o dolor en la zona de vacunación. El informe indica que hasta el 21 de febrero hubo 204 notificaciones por cada 100.000 dosis administradas de la vacuna de Pfizer-BioNTech, una tasa mayor que la de AstraZeneca (69) y menor que la de Moderna (332). A nivel general, la tasa es de 204.

Pero hay una puntualización importante: la AEMPS advierte que esa información no puede utilizarse "para calcular la frecuencia de aparición de reacciones adversas en las personas vacunadas". No procede de una recogida sistemática de datos y no se trata de acontecimientos necesariamente relacionados con la vacunación. "Tampoco sirve, por tanto, para realizar comparaciones sobre la seguridad de las distintas vacunas", dice. Se puede decir que son acontecimientos 'tras' las vacunas, pero no provocados por las vacunas.

En España ya se han adminstrado 5.352.767 dosis y 1.583.244 personas ya han recibido la pauta completa. El ritmo de vacunación aumentará en las próximas semanas con el aumento del número de viales de Pfizer-BioNTech y, a partir de abril, cuando los países de la Unión Europea empiecen a recibir los viales de Janssen, la primera vacuna monodosis aprobada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés).

Foto: Personal sanitario en Italia administra la vacuna de AstraZeneca. (Reuters)

Qué se sabe de la vacuna de AstraZeneca

Dinamarca anunció el jueves que suspendía de manera temporal la vacunación con el suero de AstraZeneca tras detectar varios casos de trombos en personas ya vacunadas. Noruega e Islandia siguieron sus pasos y otros países europeos inmovilizaron unos lotes determinados. Uno de esos lotes, inmovilizado por Austria, es el ABV5300, del que España recibió y distribuyó 228.000 dosis.

"Los datos disponibles indican que los acontecimientos tromboembólicos notificados tras la administración de la vacuna de AstraZeneca no suponen un número mayor que los esperados en la población general. Hasta el momento se han notificado 22 casos de este tipo de acontecimientos en la UE en el contexto de tres millones de personas vacunadas. La evaluación preliminar no indica una relación de la vacuna con los acontecimientos notificados", dice la agencia.

Eso no ha evitado algunas reacciones de las autoridades españolas. Seis comunidades (Andalucía, Asturias, Canarias, Castilla y León, Cataluña y Comunidad Valenciana) han suspendido temporalmente la vacunación con las dosis del lote en cuestión, una medida que se toma por precaución porque no ha registrado ningún efecto adverso similar. El jueves, la Comisión de Salud Pública, dependiente del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), tenía previsto aprobar el uso de la vacuna para el grupo de edad de entre 55 y 65 años, pero aplazó su decisión hasta que haya un dictamen de la EMA, que sigue recomendando su administración.

"La posición del Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia es que los beneficios de la vacuna continúan superando los riesgos", dijo esta semana la EMA, que sí decidió añadir la anafilaxis y la hipersensibilidad (reacciones alérgicas) entre los posibles efectos de la vacuna de AstraZeneca.

Coronavirus
El redactor recomienda