Las autoridades valencianas alertan de 100 mascarillas que no protegen contra el coronavirus
  1. España
  2. Coronavirus
No se consideran aptas

Las autoridades valencianas alertan de 100 mascarillas que no protegen contra el coronavirus

El Invassat advierte de que, al menos, un centenar de mascarillas no ofrecen lo que prometen, en su mayoría supuestas FFP2, FFP3 o equivalentes fabricadas en China

Foto: Dos personas, protegidas con mascarillas en una playa de Valencia. (EFE)
Dos personas, protegidas con mascarillas en una playa de Valencia. (EFE)

El Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo (Invassat), dependiente de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo de la Generalitat Valenciana, elaboró el pasado viernes la guía 'Equipos de protección individual frente a covid-19: mascarillas no conformes' para advertir sobre las mascarillas que no cumplen los requisitos mínimos de salud y seguridad necesarios para combatir el coronavirus.

En ella se recoge un listado de mascarillas que han sido expresamente notificadas como no conformes mediante alertas publicadas por fuentes oficiales de acceso público, según un comunicado de la Generalitat. Asimismo, contempla otras mascarillas sobre las que también se han emitido alertas a nivel nacional, pero que todavía no han sido publicadas en la página web del Ministerio de Sanidad y Consumo.

Este documento, que se puede consultar en el portal web del Invassat, ha contado, entre otros, con la colaboración de la Red de Alertas sobre la seguridad de productos y servicios de consumo no alimentarios del Ministerio de Consumo y con la Dirección General de Comercio, Artesanía y Consumo de la Generalitat. El objetivo de esta publicación es informar a la ciudadanía de la comunidad para prevenirla acerca de los posibles peligros relacionados con el uso de estas mascarillas no aptas para su uso.

De esta manera, el listado recoge datos de un centenar de mascarillas de las que se informa acerca del nombre, la marca, el tipo, características del embalaje, país de origen y también especifica cual es la disconformidad que presentan:

Los principales defectos que se han detectado en las mascarillas analizadas son una insuficiente retención de partículas, que no cumplen con el reglamento sobre equipos de protección individual y la norma UNE-EN149; llevan el marcado CE pero no está certificado como equipo de protección por el organismo competente; la imposibilidad o insuficiente adaptación de la mascarilla a la cara; falta de protección en el material filtrante; filtros combinados peligrosos, y falsificaciones.

Sucedáneos de FFP2 y FFP3

El texto resalta que en los últimos meses se han distribuido multitud de mascarillas aparentemente asimilables a FFP2 o FFP3 —aquellas que presentan mayor capacidad de filtración— que en ocasiones ofrecen serias dudas sobre su eficacia protectora debido a la dificultad de verificar su idoneidad respecto a las especificaciones técnicas actualmente aceptadas. Una de las más simbólicas que aparecen en la clasificación es la Garry Galaxy, modelo que utilizaron algunos médicos y enfermeros en España hasta que el Gobierno ordenó su retirada a mediados de abril.

Así son las mascarillas de la marca Garry Galaxy.
Así son las mascarillas de la marca Garry Galaxy.

Muchas otras KN95 o N95 se consideran falsificaciones o, directamente, no están certificadas por el organismo competente. Buen ejemplo de ello es la mascarilla 9501V de 3M, considerada una copia de la KN95 de 3M. El producto lleva el marcado CE, pero no está certificado. Además no cumple el reglamento sobre equipos de protección individual. "Es ilegal e insegura", tal y como ya advirtió la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) el pasado 20 de mayo.

La Guardia Civil se incautó el pasado 15 de julio de 300.000 mascarillas sin garantías que se habían distribuido entre la Comunidad Valenciana y Aragón. "Creemos que fue muy poquito, mínimo, lo que llegó al usuario final, porque aunque alguna parte llegara a comercializarse, la operación se inició en una fase muy temprana del desarrollo de la trama y el material se recuperó en los registros practicados", indicó el general destinado a la zona, José Hermida.

En todo caso, esa mínima comercialización de mascarillas falsas generó un peligro para el usuario que creyera falsamente estar protegido del contagio gracias a ellas. Su comercialización pudo llevarse a cabo tanto en supermercados, como en farmacias, en alguna clínica o en empresas, así como a través de internet.

Coronavirus Ministerio de Sanidad Generalitat Valenciana
El redactor recomienda