Por qué los carteles de 'covid free' son el nuevo timo de la estampita
  1. España
  2. Coronavirus
Falsa sensación de tranquilidad

Por qué los carteles de 'covid free' son el nuevo timo de la estampita

Cada vez son más los establecimientos comerciales que presumen de mantener sus instalaciones libres de coronavirus, pero es imposible demostrar esta afirmación

Foto: Desinfección de la superficie de un local. (iStock)
Desinfección de la superficie de un local. (iStock)

Un eslogan se extiende como la pólvora a medida que los españoles aprenden a convivir con el coronavirus. Restaurantes, tiendas y gimnasios de todo el país se anuncian como 'covid free', pero expertos de varios campos coinciden en que este sello se parece más al timo de la estampita que a una acreditación real. "Es un reclamo engañoso y, desde el punto de vista de la epidemiología, es un sinsentido porque los potenciales portadores somos las personas", explica la especialista en medicina preventiva y salud pública María Sainz.

La estafa parte de un error conceptual. SARS-CoV-2 es el nombre del virus y covid-19 el de la enfermedad. Por tanto, decir que un establecimiento está libre de covid sería como asegurar que está libre de resfriados. "Ellos se basan más en un aspecto de marketing para convencer a sus usuarios de que cumplen la normativa", aclara Sainz, pero garantizar que los clientes no se van a contagiar no sólo es una quimera, sino que además puede ser contraproducente: "Desgraciadamente, el nivel de educación sanitaria de la población española no es para tirar cohetes y esto puede provocar que el cliente se relaje y no tome las medidas de prevención oportunas".

El contacto cercano con las personas infectadas de coronavirus es la principal vía de transmisión del SARS-CoV-2, pero no la única. Estudios como el que realizaron en abril los Institutos Nacionales de Salud y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y la Universidad de Princeton demuestran que es posible contagiar el virus a través de pequeñas gotas en suspensión en recintos mal ventilados. Sin ir más lejos, la directora de Salud Pública de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, aseguró este martes que los espacios cerrados fueron los escenarios que más contribuyeron a propagar el coronavirus en España.

Por ello, además de las medidas de higiene individual y el distanciamiento social es importante prevenir el hacinamiento y proporcionar una buena ventilación en los interiores. El Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España (COGITI) advierte de que no existen equipos de climatización capaces de garantizar un sello 'covid free' bajo criterios científico-técnicos. Como mucho, se pueden exigir unos requisitos para minimizar la propagación del virus por vía aérea. "Cada uno de los métodos existentes para la eliminación o desactivación del SARS-CoV-2 tienen una eficacia que nunca llega al 100%. La suma varios de ellos puede llevarnos a situaciones cercanas a la desinfección completa pero sería de forma puntual en el tiempo", detalla el presidente del COGITI, José Antonio Galdón.

El experto en climatización y calidad del aire del COGITI José Arboledas divide las únicas soluciones válidas en actuaciones de choque y actuaciones continuadas. El primer grupo engloba tareas de mantenimiento como la limpieza de los filtros y otras excepcionales como la desinfección del sistema utilizando peróxido de hidrógeno (H2O2). En el segundo apartado se incluyen técnicas como aplicar luz ultravioleta a determinados niveles o mantener una humedad ambiental relativa de entre un 40 y un 60%.

No existe ninguna forma de acreditar que un establecimiento está libre de coronavirus, pero sí de reducir las probabilidades de contagio

"Es imprescindible no precipitarse en tomar decisiones de intervención en las instalaciones de climatización y ventilación, como la compra de nuevos equipos o modificación de instalaciones con el objetivo de lucir en los establecimientos una engañosa etiqueta 'covid free', ya que sólo se conseguirá el efecto contrario al deseado, es decir, propiciar la relajación de los usuarios en su necesaria cautela preventiva al contagio", advierten desde el COGITI.

A instancias oficiales, tampoco existe una forma de acreditar que un establecimiento está libre de covid-19. Lo más parecido es solicitar una auditoría a la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR), pero este organismo únicamente puede garantizar que las instalaciones y servicios que aprueban el proceso aplican los protocolos de prevención oportunos. En concreto, la metodología de AENOR respalda que se cumplen los criterios establecidos por las autoridades sanitarias en cuanto a la salud de los trabajadores, la limpieza de las superficies y la responsabilidad de informar debidamente a los consumidores.

También existe un sello de 'turismo seguro', en virtud del cual el Instituto de Calidad Turística Española (ICTE) certifica que un hotel, albergue o monumento cumple con el protocolo establecido por las autoridades sanitarias. Sin embargo, los organismos oficiales se desmarcan de esta acreditación. El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo niega tener nada que ver con él, mientras que la Junta de Andalucía ha optado por crear su propia marca, 'Andalucía segura', que únicamente exige una declaración responsable por parte de la empresa.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) pone en el punto de mira a algunas compañías especializadas en limpieza que ofrecen la etiqueta 'covid free' por contratar sus servicios. "Lamentablemente, por mucho que nos gustara que fuera así, no es posible garantizar con ningún sello que un establecimiento esté libre de coronavirus: se puede asegurar que se ha desinfectado, pero no que permanezca así en el momento en que vuelva a abrirse", aclara la entidad.

Un filón para los vendehúmos

Desde que las autoridades sanitarias recomendaron desinfectar los espacios de uso común para frenar la transmisión del virus han proliferado multitud de métodos y productos milagrosos que prometen purificar el ambiente pese a no haber demostrado eficacia alguna. "Tanto las máquinas de ozono como el empleo de vaporetas pueden poner en serio riesgo tanto la sostenibilidad de la desescalada como la salud de los usuarios", avisaba hace unas semanas el presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA).

Foto: Ni ozono ni vaporetas: estos son los únicos desinfectantes autorizados contra el coronavirus

Otra de los supuestas técnicas revolucionarias es la utilización de túneles desinfectantes para personas. El propio Ministerio de Sanidad lanzó una alerta el pasado 27 de abril ante los posibles peligros que pueden ocasionar los arcos de desinfección y recordó que, a día de hoy, no existen virucidas autorizados para su uso por nebulización sobre personas. "Un uso inadecuado de biocidas introduce un doble riesgo: posibles daños para la salud humana y dar una falsa sensación de seguridad", esclarece el departamento que dirige Salvador Illa en una nota.

Coronavirus
El redactor recomienda