Así evoluciona la curva de contagios por coronavirus en España y en otros países
  1. España
  2. Coronavirus
el pico de transmisión está cerca

Así evoluciona la curva de contagios por coronavirus en España y en otros países

Si en la primera etapa de la crisis del coronavirus se ponía el foco en las cifras de contagios, ahora se impone como indicador el ritmo al que crecen los infectados en cada territorio

Foto: Un niño se protege del coronavirus con una mascarilla. (EFE)
Un niño se protege del coronavirus con una mascarilla. (EFE)

Doblegar la curva es el gran objetivo de la lucha contra el coronavirus SARS-CoV-2. Si durante los primeros días de la crisis la atención se centraba en las cifras de contagios que registraba cada país, una vez descontrolada la transmisión de la COVID-19 se impone como indicador el ritmo al que crecen las infecciones. Sólo de esta forma es posible analizar con precisión qué medidas resultan efectivas y por qué la enfermedad causa más estragos en algunas regiones que en otras.

La teoría es simple. Si las medidas de contención decretadas por el Gobierno hacen efecto, en algún momento de esta semana se alcanzará el punto máximo de la curva. "Estamos llegando al pico", aseguraba este jueves el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. "El objetivo es reducir los contactos de riesgo donde haya transmisión del virus. Ese objetivo, de acuerdo a las cifras, parece que se ha conseguido. Hay movilidad muy reducida, de entre el 5% del 10% con respecto al año pasado y una gran parte del trabajo se hace desde casa, y en los otros, aunque no es al 100%, se han establecido medidas. Eso nos lleva a un suavizado de la curva, a que posiblemente estemos ya en el pico o yendo hacia abajo", sostiene.

Madrid y Cataluña son las comunidades autónomas más afectadas. En la región donde se sitúa la capital se han registrado 19.243 casos hasta este viernes, lo que supone alrededor del 30% del total, mientras que las autoridades sanitarias de la Generalitat han detectado 12.940 positivos. Por detrás se encuentran País Vasco (4.601), Castilla y León (4.132), Castilla-La Mancha (3.934), Andalucía (3.793) y Comunidad Valenciana (3.532). Murcia y Cantabria resisten como los territorios peninsulares menos afectados.

Foto: Una mujer espera al autobús en la calle Alcalá durante la epidemia. (Susana Vera / Reuters)

Si se pondera la cifra de infectados en función de la población, La Rioja tiene la tasa más alta, con más de 251 casos acumulados por cada 100.000 habitantes. Allí se sitúa Haro, una localidad convertida en uno de los primeros focos de la enfermedad en el país después de que parte de sus 12.000 habitantes regresaran contagiados de un funeral en Vitoria. Precisamente, País Vasco tiene uno de los ratios más altos (165), sólo superado por la Comunidad de Madrid (236) y Navarra (205). Castilla-La Mancha es la quinta comunidad más afectada, al promediar 160 positivos por cada 100.000 personas; seguida de Cataluña (149) y Castilla y León (141).

El mayor ritmo de muertes diarias

Cuando el Ejecutivo español aprobó medidas drásticas como la restricción de movimientos ya iba 11 días tarde con respecto al momento en que reaccionaron, con los mismos contagiados, China o Corea del Sur. El gigante asiático decidió cerrar la ciudad de Wuhan, epicentro del brote, desde el momento en que se acercaba a los 500 contagios; y 48 horas después extendía el confinamiento a más urbes de la provincia de Hubei. Su vecino tomó el mismo camino: cuando apenas contaba 150 casos confirmados, cerró espacios públicos en Seúl y recomendó salir de casa sólo para lo indispensable.

La curva de contagios española lleva un ritmo superior al de Italia y, lo que es más preocupante, también la de muertes. El fin de semana pasado se superaron los 400 fallecimientos diarios —459 nuevas muertes el domingo con respecto al sábado a la misma hora—, unas cifras que ni siquiera alcanzó China en los peores momentos del brote y a la que la nación transalpina llegó varios días más tarde, teniendo en cuenta el momento a partir del cual cada país registró su décimo deceso.

Otro dato alarmante es que el personal sanitario representa en torno al 15% de los contagiados, lo que también supone una tasa muy superior a la del resto de países afectados. Los registros nacionales están cuatro puntos porcentuales por encima de los de Italia, donde el asunto se ha convertido en una de las polémicas nacionales; e incluso superan en términos absolutos los de China, que todavía tiene el triple de infectados.

Coronavirus
El redactor recomienda