Es noticia
Menú
El Valencia CF y el Ayuntamiento, a un paso de desbloquear (por fin) la operación Mestalla
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
REUNIÓN EN VALENCIA

El Valencia CF y el Ayuntamiento, a un paso de desbloquear (por fin) la operación Mestalla

La SAD de Lim acepta construir un aforo de 70.000 personas, pagar el Polideportivo de Benicalap y ceder el estadio para eventos de atletismo. El IVA de las obras y otros usos son el último escollo

Foto: Último diseño del estadio de Nuevo Mestalla, en la avenida de las Cortes de Valencia.
Último diseño del estadio de Nuevo Mestalla, en la avenida de las Cortes de Valencia.

El Ayuntamiento de Valencia y el Valencia Club de Fútbol están más cerca de firmar el convenio definitivo para la culminación del nuevo estadio de Mestalla, cuyo esqueleto lleva congelado por la paralización de las obras desde 2008, y el aprovechamiento urbanístico del suelo del actual recinto de la avenida de Aragón. La cúpula de la sociedad anonima deportiva de Peter Lim, con la presidenta, Layhoon Chan, a la cabeza, mantuvo este viernes un encuentro con el alcalde Joan Ribó (Compromís), la vicealcaldesa Sandra Gómez (PSPV-PSOE) ya concejala encargada de la tramitación de licencia de actividad, Lucía Beamud.

En la reunión se hizo entrega de un borrador de convenio en el que el Valencia CF aceptar prácticamente todas las condiciones impuestas por el consistorio para seguir adelante con el proyecto y permitir el aprovechamiento de los beneficios de metros de techo comercial y residencial de la operación de recalificación. Ribó y Gómez prefirieron no valorarlo en público hasta estudiarlo en profundidad, aunque Beamud señaló que "a priori" cumple con su expectativas. Ahora está en manos de los servicios jurídicos municipales.

La SAD cuenta con la liquidez de los 80 millones del acuerdo de la Liga con CVC para desarrollar infraestructuras y tiene apalabrada la venta y explotación con un operador del anexo comercial del nuevo estadio. El pulso ha estribado hasta en el aforo del Nuevo Mestalla y el cumplimiento de los compromisos de compensación a la ciudad por la operación de recalificación, principalmente el coste de construcción de un nuevo polideportivo de uso ciudadano en el barrio de Benicalap.

Foto: Las obras del Nuevo Mestalla comenzaron en 2007 y se paralizaron en 2009.

Según el borrador de convenio presentado a la institución, al que tuvo acceso El Confidencial, el Valencia CF acepta construir un estadio con capacidad para 70.000 personas (66.000 sillas fijas y otras 4.000 móviles) y cuyas características técnicas "garanticen la posibilidad de celebración en él de competiciones internacionales del más alto nivel, incluyendo el aparcamiento necesario a tal efecto". Esta era una condición impuesta durante el proceso de negociación para que la SAD pudiera beneficiarse de los 40.000 metros cuadrados de suelo terciaria (20.000 de oficinas y 20.000 de centro comercial) que se añadieron al planeamiento residencial de cinco torres de 400 viviendas sobre la parcela del viejo Mestalla cuando sea derruido.

La vicealcaldesa Sandra Gómez ha sido especialmente incisiva en esa cuestión, ante el deseo de la SAD de firmar un convenio para construir una nuevo estadio por fase, con un primer aforo de 45.000 sillas, insuficiente para el equipo de Gobierno municipal. Este viernes, al finalizar la reunión, el director corporativo del Valencia CF, Javier Solís, aseguró que su propuesta de 66.000+4.000 "cumple en esencia lo que solicita el Ayuntamiento y de esta manera nos permite tener la peculiaridad de las terrazas sobe el estadio, que es un punto importante para la ciudad".

Uno de los objetivos del consistorio es ofrece a la ciudad como subsede del Mundial de Fútbol de 2030 por el que pujan España y Portugal con una oferta conjunta. Y el Valencia CF también se abre a la cesión temporal del nuevo arena para la celebración puntual de competiciones internacionales de atletismo. Este apartado, el de la cesión de usos, es uno de los puntos de fricción. El equipo de gobierno tiene en mente el Nuevo Mestalla para los Gay Games de 2026 y no quiere cerrar la puerta a otros posibles eventos que requieran de grandes aforos. "Nos tiene que concretar el Ayuntamiento a que se refiere con esos otros usos. Nosotros no vemos impedimentos a que se hagan otros eventos siempre", dijo Solís.

Foto: Vista del Mestalla con cientos de aficionados manifestándose contra el propietario del club, Peter Lim. (EFE/Biel Aliño)

Del mismo modo, el Valencia CF acepta que el consistorio no apruebe el proyecto de reparcelación del solar del estadio antiguo hasta que no esté terminado el nuevo, otro de los requisitos junto con el de que el club asuma el coste del derribo. También eleva a 8,1 millones de euros el dinero que está dispuesto a desembolsar por las obras del Polideportivo de Benicalap. Es otro de los aspectos que las partes tendrán que limar, porque esta cantidad no incluye el IVA que el Ayuntamiento quiere que cubra la sociedad deportiva. La sociedad de Peter Lim habla de "cantidad máxima total y por cualquier concepto" y señala que la obligación urbanística "no podrá superar el mencionado importe". La discrepancia no es realmente elevada, de algo más de un millón de euros, por lo que fuentes municipales se mostraban extrañadas por la contundencia en este aspecto.

Tras finalizar la reunión, en una comparecencia por separado ante los medio de comunicación, Solís aseguró tener una sensación es "positiva". "Creemos que con esto que hemos presentado el Ayuntamiento de Valencia debería aceptar y cerrar de una vez por todas el convenio. Se podía haber firmado hoy, aunque al haberlo presentado es normal que haya un periodo de estudio".

“Nos lo han dado en directo y no sería serio valorarlo ahora. Hay que estudiarlo con detenimiento y profundidad”, explicó la dirigente socialista Gómez, que prefirió mostrarse "prudente". “Es un convenio que pone en juego muchas cosas para la ciudad y necesitamos asesoría jurídica porque ellos tienen muy buenos asesores pero aquí también los tenemos”, añadió Ribó. La fecha del próximo encuentro, que podría ser el definitivo para cerrar un conflicto que dura más de una década, “será lo mas rápido posible”. Fuentes municipales incluso afirman que en pocas semanas.

El Ayuntamiento de Valencia y el Valencia Club de Fútbol están más cerca de firmar el convenio definitivo para la culminación del nuevo estadio de Mestalla, cuyo esqueleto lleva congelado por la paralización de las obras desde 2008, y el aprovechamiento urbanístico del suelo del actual recinto de la avenida de Aragón. La cúpula de la sociedad anonima deportiva de Peter Lim, con la presidenta, Layhoon Chan, a la cabeza, mantuvo este viernes un encuentro con el alcalde Joan Ribó (Compromís), la vicealcaldesa Sandra Gómez (PSPV-PSOE) ya concejala encargada de la tramitación de licencia de actividad, Lucía Beamud.

Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda