Es noticia
Menú
A paso de tortuga: Benidorm consigue aliviar el tráfico con límites de 10 km/h
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
la prueba de fuego ha sido el verano

A paso de tortuga: Benidorm consigue aliviar el tráfico con límites de 10 km/h

El secreto está en asegurar un tráfico lento pero constante. La ciudad ha eliminados semáforos y ha quitado carriles, pero no ha llegado el fin del mundo, como vaticinó la oposición

Foto: Vista aérea de una calle de Benidorm limitada a 10 kilómetros por hora. (Cedida)
Vista aérea de una calle de Benidorm limitada a 10 kilómetros por hora. (Cedida)

A veces menos es más. O eso es lo que piensan en el Ayuntamiento de Benidorm sobre el futuro de la movilidad. A menos velocidad, más fluidez. A primera vista parece un contrasentido y cuando el Consistorio decidió limitar la velocidad en su trazado urbano por debajo de lo que marca la Dirección General de Tráfico, que ya rebajó los umbrales en mayo de 2021, muchos se echaron las manos a la cabeza. Pero la capital turística de la Comunidad Valenciana ha sorteado con éxito la gran prueba de fuego: el verano.

Foto: Madrid 360 empieza a multar a los conductores en distrito Centro y Plaza Elíptica (EFE/Suárez)
El nuevo Madrid Central ya multa: restricciones y mapa del distrito Centro y plaza Elíptica
El Confidencial Infografía: Rocío Márquez Infografía: Laura Martín

Velocidades máximas de 10 kilómetros por hora en arterias como la avenida del Mediterráneo, la principal vía de la ciudad que discurre paralela a la playa de Levante, límites de 20 en accesos como Severo Ochoa o máximas de 30 en todo el núcleo urbano. El plan además contemplaba aceras más anchas, menos carriles y más estrechos. Las redes sociales ardieron, los partidos de la oposición lanzaron duras críticas contra el Gobierno municipal, al que acusaron de fomentar “el caos circulatorio” y los comerciantes entraron en pánico por si el acceso al centro se hacía más complicado o no había suficientes aparcamientos. La Zona de Bajas Emisiones anunciada iba a sentenciarlos definitivamente después de dos años de pandemia.

Pero los datos son tozudos. Este año, las entradas de Benidorm han registrado entre un 6% y un 8% más de vehículos con picos de un 12% en verano respecto al mismo periodo de 2021 y “no ha habido colapso, ni caos circulatorio, ni ningún problema de movilidad”, asegura a El Confidencial el edil de Movilidad, José Ramón González de Zárate

placeholder Señal que limita el acceso de vehículos en una calle de Benidorm. (Cedida)
Señal que limita el acceso de vehículos en una calle de Benidorm. (Cedida)

Es más, precisa que en poco más de año y medio las velocidades medias de los vehículos han descendido un 28% y que, paradójicamente, los tiempos medios para desplazarse por el interior del centro urbano son ahora más cortos. “Más despacio se llega antes a los sitios”, insiste.

Más rotondas, menos semáforos

La clave está en las rotondas. El Ayuntamiento ha conseguido darle fluidez al tráfico a pesar de rebajar los límites de velocidad porque ha eliminado cruces con semáforos y los ha sustituido por rotondas. “La gente piensa que si vas más rápido llegas antes y no es verdad. Si vas despacio, pero con un ritmo continuo, llegas antes a los sitios porque no te paras en un semáforo y no tienes que frenar de golpe en un paso de cebra. El tráfico lento hace que el coche no pare”, argumenta.

Foto: Solo en las grandes vías urbanas con dos o más carriles en cada sentido se podrán superar los 30 km/h.

Solo en el acceso a Benidorm por el Rincón de Loix se han eliminado seis semáforos entre las avenidas Ametlla de Mar y Severo Ochoa. Curiosamente, el acceso principal al parque acuático Aqualandia, que “este año ha roto sus estadísticas de ocupación”, ha pasado de registrar atascos constantes y a necesitar 8 policías para regular el tráfico en la zona, a que no haga falta ningún agente.

Según las estadísticas del Ayuntamiento, antes se tardaba entre 5 y 10 minutos en recorrer la avenida de Europa hasta la calle El Puente por la avenida del Mediterráneo por los cuatro cruces con semáforos y los dos pasos de peatones que se encontraban los coches, sin embargo ese tiempo ahora no llega "ni a los dos minutos". "Vas despacio y pasa el peatón, los patinetes y las bicis, los que tienen prioridad, pero tú no paras”. Además, parte del tramo antes contaba con cuatro carriles y ahora sólo tiene uno.

Foto: El Mercedes-Maybach GLS 600 4Matic, que emite 297 g/km de CO2, es 'eco'. (Mercedes-Benz)

Un ejemplo más de esta política de movilidad lenta, pero fluida es el cierre por obras de la avenida Beniardà. Es un vial por el que al día acceden a la ciudad 36.000 vehículos con picos de 42.000. Esta arteria, otro de los puntos clave de Benidorm, está completamente cortada y el tráfico se ha desviado a los accesos de Levante y Poniente. “Hemos desviado 42.000 coches, pero no hay colapsos porque todo está regulado con velocidades más bajas, reductores de velocidad, estrechamiento de carriles, rotondas y radares simpáticos y no pasa nada”, presume el concejal.

Emoticonos para concienciar

Durante un año, Movilidad ha realizado un estudio analizando los datos obtenidos en 25 puntos de la ciudad. El objetivo, recopilar las velocidades medias de los vehículos desde que se implantaron medidas como el estrechamiento de carriles, la colocación de reductores de velocidad y los 'radares simpáticos' (emoticonos que señalan si se circula en el límite correcto). El estudio arroja que las velocidades han descendido.

placeholder Vista de unos los semáforos que con un emoticono indica si el coche circula dentro de los límites permitidos. (Cedida)
Vista de unos los semáforos que con un emoticono indica si el coche circula dentro de los límites permitidos. (Cedida)

Los últimos datos de principios de septiembre revelan velocidades medias de 28 kilómetros por hora en la avenida Beniardà o Villajoyosa, de entre 25 y 26 en Severo Ochoa y Alfonso Puchades, de entre 30 y 32 en Comunidad Valenciana o Armada Española o de 16 en Mediterráneo. Donde se continúan registrando velocidades más altas es en la avenida Vicente Pérez Devesa, con una media de 41 kilómetros por hora, pero aun así por debajo de lo que establece la DGT.

Además de reducir la velocidad, estas medidas también han reducido la siniestralidad. “Donde antes teníamos accidentes graves, incluso con muertos, ahora tenemos golpes leves porque el vehículo va más lento y el impacto es menor”, afirma el edil.

Sin multas

El caso es que con todas estas limitaciones uno podría pensar que las medidas funcionan a golpe de multa, pero no es así. González de Zárate sostiene que lo que ha funcionado son las medidas disuasorias, no punitivas. De hecho, puntualiza: “Nadie podrá sacar una multa puesta por el Ayuntamiento de Benidorm dentro de los parámetros que marca la DGT”.

Foto: Foro 'El nuevo paradigma de la movilidad en la metrópolis y la industria'.

Los comerciantes, apuntan desde el Ayuntamiento, también se han acabado convenciendo de las bondades de la política de movilidad. “Los datos nos dicen que la experiencia está siendo buena y donde las calles son peatonales o con prioridad peatonal los comercios están trabajando mucho más”, señala el edil, que remarca que la principal preocupación de los tenderos era la falta de plazas de aparcamiento.

En este sentido, el Ayuntamiento ha habilitado cerca de 10.000 plazas de aparcamiento disuasorio, algunas con servicio de bus lanzadera gratuito, para evitar el acceso al centro de los vehículos privados y dejar las zonas azules para los turistas. “Benidorm es una ciudad cómoda para andar que no tiene grandes rampas. Hay muchos parkings gratuitos y tardas como mucho 7 minutos en llegar al centro. Nadie puede decir que a Benidorm no se puede venir y aparcar”, sentencia.

placeholder Vista del carril bici de Benidorm. (Cedida)
Vista del carril bici de Benidorm. (Cedida)

A todo ello se suman los más de 100 kilómetros de carril bici y ciclovía con los que cuenta la ciudad, el Plan de Movilidad Eléctrica presentado hace un par de semanas y que es el primero de la Comunidad Valenciana, y la implantación de Zonas de Bajas Emisiones en cuatro puntos de la ciudad, tres de ellos en licitación y uno de inicio inminente.

A veces menos es más. O eso es lo que piensan en el Ayuntamiento de Benidorm sobre el futuro de la movilidad. A menos velocidad, más fluidez. A primera vista parece un contrasentido y cuando el Consistorio decidió limitar la velocidad en su trazado urbano por debajo de lo que marca la Dirección General de Tráfico, que ya rebajó los umbrales en mayo de 2021, muchos se echaron las manos a la cabeza. Pero la capital turística de la Comunidad Valenciana ha sorteado con éxito la gran prueba de fuego: el verano.

Benidorm Comunidad Valenciana Dirección General de Tráfico (DGT) Noticias de Comunidad Valenciana