Es noticia
Menú
Del dumping fiscal al egoísmo energético: Ximo Puig vuelve a cargar contra Ayuso
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
"La libertad no es ir por libre"

Del dumping fiscal al egoísmo energético: Ximo Puig vuelve a cargar contra Ayuso

El 'president' valenciano inaugura el curso político con un duro discurso contra la popular y anticipa un nuevo campo de batalla

Foto: Ximo Puig, en una imagen de archivo. (EFE)
Ximo Puig, en una imagen de archivo. (EFE)

En su día fue la fiscalidad, luego la vertebración territorial o el reparto de ayudas, y ahora la batalla se ha trasladado al terreno de la grave crisis energética que vive Europa a raíz de la guerra en Ucrania. El cruce de reproches y críticas entre el socialista Ximo Puig, ‘president’ de la Comunidad Valenciana, y la popular Isabel Díaz Ayuso, presidenta de Madrid, ha sido constante los últimos años y este lunes el listado de acusaciones sumaba una nueva muesca. Puig inauguró el curso político volviendo a ponerse el traje de ariete y cargó contra la líder del PP, reprochándole el “egoísmo de alto voltaje” que habría exhibido la madrileña por haber criticado y negarse a aplicar las medidas de ahorro propuestas por el Gobierno central.

Foto: Ximo Puig, en el Fórum Europa Tribuna Mediterránea. (EFE)

En un desayuno informativo organizado por el Fórum Europa Tribuna Mediterránea, y aunque no la mencionó de forma expresa, Puig cargó duramente contra Ayuso. El ‘president’, en el tramo final de su discurso, abogó por cerrar un pacto energético entre todas las comunidades que garantice “equidad, igualdad y solidaridad”. “Igual que reclamamos armonización fiscal contra el dumping o una financiación justa, también exigimos solidaridad energética”, por lo que “no es muy razonable que quienes más energía consumen, y menos energía generan, sean también quienes más obstáculos ponen a medidas que propician la implantación de renovables, el ahorro y la eficiencia”.

No fue el único dardo. Puig volvió a insistir en la misma idea al preguntarse: “¿Es razonable que los responsables de un territorio que solo produce el 4,9% de la energía consumida actúen como si no pasara nada? ¿Es lógico que se boicotee lo que en toda Europa se asume como normal? En mi opinión, no”. Y si todavía alguien dudaba de a quien se refería, el ‘president’ tiró de la palabra sobre la que Ayuso ganó las elecciones del 4-M, consiguiendo más diputados que toda la izquierda junta, y sobre la que ha levantado su acción de gobierno: libertad.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

La libertad no es ir por libre, eso se llama egoísmo. La libertad no es desentenderse de los desafíos comunes. La libertad exige solidaridad para propiciar la igualdad de oportunidades y, sobre todo, si esa pretendida libertad se asienta sobre el esfuerzo secular del resto”, señaló el socialista para terminar zanjando que mientras algunas regiones albergan centrales nucleares, huertos solares o molinos de viento, hay “una minoría instalada en un egoísmo de alto voltaje”. Puig recuperó así un discurso duro contra Ayuso, como ya había enarbolado en otras ocasiones a cuenta de la política fiscal de una y otra comunidad, y volvió situarse como el barón socialista más combativo frente a uno de los principales activos del PP.

Porque si en el tema energético no quiso hacer mención expresa al destino de sus críticas, aunque no dejó lugar a las dudas, en el tema educativo, otro de los caballos de batalla de la Comunidad de Madrid contra el Gobierno central, ahí no tuvo reparos en señalar directamente al destinatario de sus reproches. “Decía un periódico estos días que las familias de Madrid tendrán que pagar un 67% más por los libros de texto. Eso en Madrid. Aquí, no. Aquí, cero”, presumió el valenciano, abriendo un nuevo campo de batalla a través de la A-3, como ya lo han sido la finalidad o la descentralización de instituciones.

En su día fue la fiscalidad, luego la vertebración territorial o el reparto de ayudas, y ahora la batalla se ha trasladado al terreno de la grave crisis energética que vive Europa a raíz de la guerra en Ucrania. El cruce de reproches y críticas entre el socialista Ximo Puig, ‘president’ de la Comunidad Valenciana, y la popular Isabel Díaz Ayuso, presidenta de Madrid, ha sido constante los últimos años y este lunes el listado de acusaciones sumaba una nueva muesca. Puig inauguró el curso político volviendo a ponerse el traje de ariete y cargó contra la líder del PP, reprochándole el “egoísmo de alto voltaje” que habría exhibido la madrileña por haber criticado y negarse a aplicar las medidas de ahorro propuestas por el Gobierno central.

Ximo Puig Isabel Díaz Ayuso