Es noticia
Menú
Las plantas que purifican las aguas de La Albufera: “Vamos en buena dirección”
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
PATRIMONIO NATURAL

Las plantas que purifican las aguas de La Albufera: “Vamos en buena dirección”

Desde la Secretaría Autonómica de Transición Ecológica apuntan a que, si todo prosigue en esta línea, esperan que en menos de diez años la zona esté completamente recuperada

Foto: Imagen de La Albufera. (EFE/Kai Försterling)
Imagen de La Albufera. (EFE/Kai Försterling)

A unos 10 kilómetros al sur de la ciudad de Valencia se encuentra La Albufera, uno de los espacios naturales protegidos más importantes del país y que más eco mediático ha recibido por el peligro y errores que se han cometido para su conservación. En este paraíso se puede encontrar todo tipo de fauna, especialmente aves; y flora, como el pino carrasco, enebro, tomillo, la aliaga, el palmito o el romero, entre otros muchos. Sin embargo, desde hace un tiempo, unas inusuales plantas han conseguido cada vez más protagonismo: las najas marina.

Desde hace 40 años, el número se había reducido considerablemente a causa de los vertidos arrojados a las aguas que les impedían adquirir nutrientes. Se trata de una planta típica de la zona mediterránea que se presenta anualmente y raramente de forma perenne, pero que es muy beneficiosa para la biosfera y el entorno. Tiene unas capacidades purificadoras para el agua que ayudan a depurarla y a mantener un ecosistema estable, ya que ayuda a frenar el oleaje, la erosión y otorga a la fauna de la zona más facilidades para establecerse y desarrollarse.

Foto: Estatua de Alfonso XII en El Retiro de Madrid. (EFE/Víctor Lerena)

Las praderas de plantas subacuáticas cubrían de vida toda la costa del paisaje natural en los años 70. Desde entonces, la mala conservación del territorio hizo que toda esa flora se redujera, dejando resquicios de vida en lo que antes era una exhibición de ella. Sin embargo, desde hace unos cuantos años se empezó a trabajar para revertir la situación y, aunque aún quede mucho por hacer, en 2016, Medio Ambiente ya recalcaba una notable mejoría en la calidad del agua, esencial para el desarrollo de la fauna y flora.

La calidad del agua de La Albufera ha aumentado, el lago ya no presenta de forma permanente el agua turbia verde y los técnicos han detectado que la concentración media de clorofila, principal indicador de la contaminación, ha disminuido casi un tercio”, destacaba el Ministerio entonces. Ahora, con el resurgimiento notable de las najas marinas, todo apunta a que la progresión sigue su curso correctamente.

Foto: Vista del edificio Espai Verd. (Cedida)

Desde Conservación de L'Albufera destacan que se ha recuperado entre un 2 y un 3% del espacio de estas praderas, lo que posibilita la mejora palpable que se está dando. “Es importante que existan estas micro explosiones de najas marinas porque eso significa que el agua es de mayor calidad, tienen más oxígeno y pueden albergar más biodiversidad”, destaca la Secretaria Autonómica de Transición Ecológica, Paula Tuzón.

“Hay agua gracias a las aportaciones de estos últimos meses, lo que puede significar que esta situación no se quede en anécdota. Todavía no son poblaciones consolidadas, pero que cada vez existen más señales de que vamos por el buen camino. Nuestro objetivo es que en un plazo de siete u ocho años tengamos una Albufera completamente recuperada”, concluye Tuzón valorando positivamente la situación actual.

Foto: Protesta de la Banda Municipal de Valencia frente al Palau de les arts. (EFE/Biel Aliño)

El agua es el elemento indispensable por el que se empiezan a dar estas condiciones, pero existen dos vertienes. En primer lugar, es que el aumento de la misma se da gracias a un acuerdo entre la Secretaría y la Confederación Hidrográfica, por la que existe un traspase de agua del río Júcar a la Albufera continuamente.

En segundo lugar, su calidad es otro de los puntos diferenciales. Para ello, la Generalitat Valenciana ha realizado dos planes de saneamiento, lo que ha hecho que muchas aguas residuales no vayan directamente al lago. Esto ha repercutido considerablemente, más con relación a los años 90, donde era uno de los problemas básicos. También la puesta en marcha de un plan integral de saneamiento, consignado con los Fondos de Recuperación y Resiliencia, con el que se hará un conector y una nueva depuradora que se espera que evite con mayor eficacia que el agua en mal estado no pueda afectar al ecosistema.

A pesar de que el caso de las najas marinas puedan llegar a ser anécdota, si la progresión sigue por este camino puede significar que la Albufera vuelva a recobrar definitivamente la vida que tuvo hace ya mucho tiempo.

A unos 10 kilómetros al sur de la ciudad de Valencia se encuentra La Albufera, uno de los espacios naturales protegidos más importantes del país y que más eco mediático ha recibido por el peligro y errores que se han cometido para su conservación. En este paraíso se puede encontrar todo tipo de fauna, especialmente aves; y flora, como el pino carrasco, enebro, tomillo, la aliaga, el palmito o el romero, entre otros muchos. Sin embargo, desde hace un tiempo, unas inusuales plantas han conseguido cada vez más protagonismo: las najas marina.

Generalitat Valenciana Ecosistema Valencia