Es noticia
Menú
La contaminación del aire es más mortal que el alcohol o el tabaco
  1. Medioambiente
  2. Ciudad
CALIDAD DEL AIRE

La contaminación del aire es más mortal que el alcohol o el tabaco

Un informe de la OMS deja claro que en 2022 casi toda la población mundial (el 99%) respira un aire que no cumple los límites de calidad recomendados y pone en peligro su salud

Foto: Es importante tener en cuenta que la contaminación del aire también está profundamente relacionada con el cambio climático (EFE/Sáshenka Gutiérrez).
Es importante tener en cuenta que la contaminación del aire también está profundamente relacionada con el cambio climático (EFE/Sáshenka Gutiérrez).

Respiramos niveles insalubres de materia particulada fina y dióxido de nitrógeno y las personas que viven en los países de ingresos bajos y medianos son quienes sufren las exposiciones más altas. ¿Qué consecuencias tiene para la salud la contaminación del aire?

La base de evidencia científica sobre el daño que la contaminación del aire puede provocar al cuerpo humano ha ido creciendo rápidamente y apunta a un detrimento significativo causado incluso por niveles bajos de muchos contaminantes atmosféricos. Ahora, según el último informe anual del Instituto de Política Energética de la Universidad de Chicago (EPIC), la contaminación del aire nos quita más de dos años a nuestra expectativa de vida en todo el mundo.

Un asesino silencioso

Sí, es una cifra más alta incluso que el alcohol, el tabaquismo y hasta las víctimas de terrorismo. Los investigadores de EPIC descubrieron que la contaminación del aire por partículas (una combinación de polvo, humo, vapores y polen) se ha mantenido alta incluso durante los confinamientos provocados por la pandemia de COVID-19, lo que ha generado todo un abanico de riesgos para la salud.

Foto: Se desconoce el alcance total de los efectos en la salud de tales exposiciones (Pexels).

“Sería una emergencia global si los marcianos vinieran a la Tierra y rociaran una sustancia que hiciera que la persona promedio en el planeta perdiera más de dos años de esperanza de vida”, comentó Michael Greenstone, director de EPIC y autor principal de la investigación. “Esto es similar a la situación que prevalece en muchas partes del mundo. Excepto que estamos rociando la sustancia, no algunos invasores del espacio exterior”.

Así, a pesar de que el mundo se paró, la economía mundial se desaceleró y todo, en general parecía estar asociado a una etapa extraña y ralentizada del planeta, la contaminación por partículas promedio anual global (PM2.5) se mantuvo prácticamente sin cambios con respecto a los niveles de 2019.

Concretamente, la contracción masiva de la actividad redujo los niveles de contaminación global de forma poco significativa. El material particulado promedio ponderado de la población disminuyó de 27,7 microgramos (una millonésima parte de un gramo) por metro cúbico de aire a 27,5 microgramos por metro cúbico de aire entre 2019 y 2020, según el informe.

placeholder La OMS dice que la densidad de PM2.5 en el aire no debe superar los 15 microgramos por metro cúbico en un período de 24 horas, o 5 mcg/m3 en promedio durante todo un año.  (EFE).
La OMS dice que la densidad de PM2.5 en el aire no debe superar los 15 microgramos por metro cúbico en un período de 24 horas, o 5 mcg/m3 en promedio durante todo un año. (EFE).

Cifras escandalosas

Según el informe, la contaminación del aire por partículas reduce 2,2 años la esperanza de vida promedio global, o un total combinado de 17.000 millones a nivel global. Este impacto en la esperanza de vida es comparable al del tabaquismo, más del triple del consumo de alcohol y agua no potable, seis veces el del VIH/SIDA y 89 veces el del conflicto y el terrorismo. Son cifras que ponen los vellos de punta.

La contaminación del aire puede provocar enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, cáncer de pulmón y otras enfermedades respiratorias. Mientras que fumar cigarrillos reduce la esperanza de vida en 1,9 años, beber alcohol en ocho meses y el terrorismo en solo nueve días, el Índice de calidad de vida del aire (AQLI, Air Quality Life Index) recientemente publicado ha demostrado que la contaminación por partículas supera con creces todas estas posibilidades.

Eso sí, a diferencia de los cigarrillos o el alcohol, dicen los investigadores del informe, la contaminación del aire es "casi imposible de evitar".

"Al igual que la pandemia de COVID-19, la crisis climática tendrá un impacto desproporcionado en la salud de las comunidades históricamente marginadas"

Los lugares más contaminados

Más del 97 por ciento de la población mundial vive en áreas donde la contaminación del aire supera las pautas recomendadas actuales por la Organización Mundial de la Salud.

El sur de Asia es la región más contaminada del mundo, según el informe, y el lugar donde respirar aire es más letal. Los crecientes niveles de contaminación se producen a medida que la región se desarrolla y las poblaciones crecen, lo que conduce a un mayor uso de combustibles fósiles. De entre todos, Bangladesh es el país más contaminado, mientras que aproximadamente el 44 por ciento del aumento de la contaminación en el mundo desde 2013 proviene de la India.

Estados Unidos y Europa han “en gran medida aplicado con éxito normas estrictas sobre contaminación”, dice el informe, pero se necesita un enfoque gubernamental renovado en el tema.

Dado que la contaminación del aire está profundamente relacionada con el cambio climático, abordarla también ayudaría a proteger el clima de nuestro planeta. “La política puede reducir simultáneamente la dependencia de los combustibles fósiles, lo que permitirá a las personas vivir vidas más largas y saludables y reducir los costos del cambio climático”, concluyeron los autores.

Respiramos niveles insalubres de materia particulada fina y dióxido de nitrógeno y las personas que viven en los países de ingresos bajos y medianos son quienes sufren las exposiciones más altas. ¿Qué consecuencias tiene para la salud la contaminación del aire?

Tabaco Calidad del aire
El redactor recomienda