Es noticia
Menú
El PSOE de Alicante intenta restañar sus heridas con un cambio en la portavocía
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
VIEJAS RENCILLAS

El PSOE de Alicante intenta restañar sus heridas con un cambio en la portavocía

Miguel Millana asume el liderazgo del grupo municipal después de la crisis abierta con Francesc Sanguino, que mantendrá su acta de concejal. El partido busca un nombre para las elecciones municipales de 2023

Foto: Miguel Millana en una imagen de archivo. (PSPV Alicante)
Miguel Millana en una imagen de archivo. (PSPV Alicante)

Tras una semana asomado al abismo, el grupo socialista en el Ayuntamiento de Alicante y el PSPV en la provincia y en la comunidad, respira aliviado. El partido está cerca de cerrar la última crisis que ha sacudido a la formación con el cambio de portavoz en el Consistorio. Miguel Millana toma el relevo de Francesc Sanguino, después de que este acusase al primero y al exsenador Ángel Franco de crear un grupo paralelo y pidiese amparo a Ferraz. El cambio sólo ha sido posible una vez que el secretario municipal ha tomado en consideración y ha avalado el escrito registrado por siete de los nueve ediles que conforman el grupo pidiendo ese movimiento.

Foto: Puig visita las hogueras de Alicante el pasado junio. (EFE/Manuel Lorenzo)

A no ser que el enredo dé un nuevo giro, la herida empieza a cicatrizar. Aunque Sanguino no haya dado un paso al lado, como le reclamó Millana, a la sazón secretario general del PSPV en la ciudad de Alicante, la mayoría de concejales e incluso Ximo Puig, parece que todo empieza a enderezarse. La prioridad ahora para la formación es restituir la imagen del partido y no ahondar en la guerra interna. “Todo depende de su actitud personal”, responde Millana cuando se le preguntá si la formación adoptará alguna medida contra Sanguino. “Nosotros le pedimos que reflexionara e hiciera honor a los compromisos que había adquirido con la dirección del partido en Valencia. Ese era el escenario, que no hiciera daño al proyecto”, rememora el nuevo portavoz, que no obstante prefiere no entrar en escenarios futuros. Sanguino, por su parte, seguirá como concejal raso, según confirma a El Confidencial.

Un viejo conflicto

La división en el seno del grupo venía de lejos, pero todo saltó por los aires cuando Sanguino, un independiente alejado del aparto del partido, decidió cesar a tres asesores e intentó apear de la portavocía adjunta a la edil Trini Amorós. Entonces, lo que había sido una guerra más o menos soterrada, saltó a la primera plana. Sanguino remitió un escrito el lunes 18 a la ejecutiva federal del PSOE en el que daba cuenta de una estrategia para anular su trabajo. Entonces, Millana aseguró que el partido le daría una segunda oportunidad si se retractaba y retiraba los ceses que había solicitado ante la secretaría del Ayuntamiento.

placeholder Francesc Sanguino, portavoz del PSPV en Alicante.
Francesc Sanguino, portavoz del PSPV en Alicante.

El propio ‘president’, su principal valedor cuando en las primarias para encabezar la lista al Ayuntamiento de Alicante apostó por él, le emplazó a dar un paso al lado. "Lo que debe hacer cualquier dirigente político en cualquier instancia es pensar siempre en el interés general. Nadie de nosotros es imprescindible", remarcó Puig ese lunes fatídico para los socialistas alicantinos. Pero Sanguino, aunque escribió de madrugada en latín un enigmático mensaje en Twitter, ‘Feci quod potui, faciant meliora potentes' (Hice lo que pude, que los que puedan lo hagan mejor), dando a entender que dejaba el puesto no lo hizo.

Desde entonces, la madeja no hizo más que enredarse. Sanguino se mantuvo en sus trece, llevando su caso hasta la comisión de derechos y garantías del PSOE, mientras Millana intentaba conseguir la portavocía del grupo antes de la celebración este jueves del pleno. De hecho, el secretario general del PSPV local llegó a acusar al alcalde, Luis Barcala (PP), de querer sacar tajada de la crisis tras haber planteado que un cambio de portavoz debía sustentarse por la unanimidad del grupo. Acusaciones rebatidas este lunes por los portavoces del Gobierno municipal, Mari Carmen de España (PP) y Antonio Manresa (Cs), los encargados de anunciar que el secretario del Ayuntamiento había notificado el relevo al grupo socialista y que era efectivo desde ese momento. "Ojalá el PSOE se recondujera y vuelva a ser un partido serio", censuró De España para insistir en que lo vivido los últimos días “es de una irresponsabilidad e incompetencia abismal".

Sin cartel

Tras la crisis del subyace el principal reto al que debe enfrentarse en los próximos meses el PSPV de Alicante, la falta de un nombre que lidere las listas para las elecciones locales de 2023. Tras una legislatura de desavenencias entre Sanguino y el aparato de partido, el nombre del primero no figuraban en ninguna quiniela, sí que aparece el de Ana Barceló, 'exconsellera' de Sanidad y ahora portavoz en las Cortes, o el de la 'consellera' de Universidades y Ciencia, Josefina Bueno.

Tras una semana asomado al abismo, el grupo socialista en el Ayuntamiento de Alicante y el PSPV en la provincia y en la comunidad, respira aliviado. El partido está cerca de cerrar la última crisis que ha sacudido a la formación con el cambio de portavoz en el Consistorio. Miguel Millana toma el relevo de Francesc Sanguino, después de que este acusase al primero y al exsenador Ángel Franco de crear un grupo paralelo y pidiese amparo a Ferraz. El cambio sólo ha sido posible una vez que el secretario municipal ha tomado en consideración y ha avalado el escrito registrado por siete de los nueve ediles que conforman el grupo pidiendo ese movimiento.

PSOE Comunidad Valenciana Ximo Puig Alicante Noticias de Comunidad Valenciana