Calviño pincha el globo de la financiación ante Puig: "Se resolverá en los próximos años"
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
LA PRIORIDAD SON LOS PGE

Calviño pincha el globo de la financiación ante Puig: "Se resolverá en los próximos años"

La vicepresidenta resta urgencia a la modificación del modelo y desatiende la reivindicación del barón socialista antes de su reunión con el presidente de la Junta de Andalucía

placeholder Foto: La vicepresidenta Nadia Calviño, con Ximo Puig, en Valencia. (EFE)
La vicepresidenta Nadia Calviño, con Ximo Puig, en Valencia. (EFE)

La vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, desplegó este jueves una intensa agenda de actos en la Comunidad Valenciana para vender gestión del Gobierno y mensajes optimistas de futuro sobre las perspectivas económicas de España. Sin embargo, dejó para las hemerotecas una frase que cayó como una bomba en el debate político autonómico y trasladó la percepción entre el universo de los agentes sociales y empresarios de que hay una importante brecha entre las posiciones que defiende la Generalitat que preside el socialista Ximo Puig y las intenciones reales del Ejecutivo de Pedro Sánchez sobre el problema más acuciante de la Administración valenciana: la reforma de la financiación autonómica.

Preguntada en varias ocasiones por los medios de comunicación en una comparecencia conjunta en el Palau de la Generalitat, Calviño aseguró que la intención del Gobierno es que la revisión del sistema se resuelva "en los próximos años". "Se está teniendo un trabajo de fondo y unas conversaciones para, en el marco de diseño de los próximos años, ver cuál es el momento y la forma más oportuna de abordar esta cuestión", señaló la vicepresidenta, que calicó el asunto como una cuestión "muy compleja" con "múltiples dimensiones". “La prioridad del ministerio es el Presupuesto de 2022 para impulsar la recuperación y aprovechar los fondos europeos”, añadió.

Foto: Ximo Puig y Pere Aragonès, en el Palau de la Generalitat. (EFE)

Las declaraciones, marcando un escenario temporal tan abierto e indefinido, se producen en el contexto de los movimientos que el socialista Puig está trabajando para intentar generar un clima favorable a la reforma, con el fin de que el Ministerio de Hacienda cumpla con el compromiso de su titular, María Jesús Montero, de presentar una propuesta antes de terminar el año. El próximo 21 de septiembre, Puig se reúne con el presidente de la Junta de Andalucía, el popular Juan Manuel Moreno, para fijar una posición conjunta. El barón andaluz también ha convertido la exigencia de la redistribución de recursos en uno de los ejes centrales de su agenda política.

Las afirmaciones de Calviño, que incluso evitó posicionarse en favor de una mejor ponderación de la población en un encuentro matinal organizado por la SER en Valencia, al que acudieron numerosos cuadros del equipo económico del Gobierno valenciano, evidencia que los tiempos que están reclamando Puig y Moreno, pero también el presidente de Murcia, el popular Fernando López Miras, están lejos del calendario con que trabaja el Gobierno central. Las tres CCAA acumulan un importante desequilibrio con respecto a la media en recepción de recursos por habitante ajustado, es decir, una vez ponderados factores correctores como la dispersión demográfica o el envejecimiento, tal como reflejan de forma reiterada los informes de Fedea. El propio Puig recordaba a la ministra de Economía que se trata de un problema "estructural".

La vicepresidenta corrige y dice que Hacienda hará una primera propuesta en noviembre

De las palabras de la vicepresidenta se desprende que en su opinión no se trata de un problema lo suficientemente grave como para corregirlo, pese a tratarse de un modelo que lleva ocho años caducado. Por la tarde-noche, la también ministra de Economía trató de matizar su posición aprovechando el discurso de su intervención en un acto invitada por la Cámara de Comercio de Valencia. Aseguró que Montero prevé presentar en noviembre "una propuesta sobre criterio de población ajustada, punto de partida para la revisión del sistema". Es decir, una primera aproximación a la revisión del método de cálculo, pero no una propuesta de nuevo modelo.

Sobre esto, señaló que "el debate sobre la financiación no se puede plantear como un juego de suma cero o basarse en agravios comparativos entre territorios". "Este proceso va a requerir mucho trabajo, mucha escucha y mucho respeto desde la lealtad institucional", dijo.

Foto: Pere Aragonès y Ximo Puig, en la reunión que mantuvieron en Barcelona en diciembre de 2020. (GenCat)

"Todos somos conscientes de que la reforma del sistema exige tramitar una ley orgánica, y ello lleva tiempo e implica unos consensos reforzados, una responsabilidad reforzada por parte de todos los partidos políticos. Tenemos que tener claro que ello no depende solo de la voluntad del Gobierno sino de todos los que participan en este debate", concluyó, en una frase que parecía dirigida a reclamar el acuerdo del Partido Popular.

En un encuentro a mediodía organizado por 'Levante-EMV', el presidente de la patronal valenciana (CEV), Salvador Navarro, enfatizó ante Calviño que existe una "realidad empírica" en el desequilibrio del sistema. "Somos una de las comunidades peor financiadas. En los últimos tiempos ha habido soluciones temporales, pero ni unos gobiernos ni otros han dado una solución adecuada. Lo que sentimos es que somos españoles de segunda o de tercera. Somos la única autonomía que con salarios, pensiones y renta per cápita por debajo de la media aporta más de lo que recibe, y eso afecta a los servicios públicos", protestó Navarro ante Calviño.

Nadia Calviño Ximo Puig Noticias de Comunidad Valenciana Reforma de la financiación autonómica
El redactor recomienda