Calviño y Montero enfrían la subida del SMI y descartan que tenga efectos retroactivos
  1. España
SE PLANTEA POSPONERLA A LOS PRÓXIMOS PGE

Calviño y Montero enfrían la subida del SMI y descartan que tenga efectos retroactivos

Los ministerios más económicos se inclinan por no tocar el SMI en 2021 y posponer la subida para incluirla en los próximos PGE, mientras que la cartera de Trabajo lo ve urgente

placeholder Foto: La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Gobierno, Nadia Calviño (d) junto con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero (i). (EFE)
La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Gobierno, Nadia Calviño (d) junto con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero (i). (EFE)

El debate sobre la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) vuelve a coger fuerza en el seno del Gobierno, con posturas enfrentadas entre los ministerios más económicos y el de Trabajo. En Economía y Hacienda, se inclinan por no tocar el SMI en 2021 y posponer la subida para incluirla en el proyecto de Presupuestos del próximo año, mientras que desde el departamento que dirige Yolanda Díaz defienden que es "urgente" aumentar su cuantía.

A la espera de aterrizar el debate, con la intención de llevar una propuesta cerrada a la mesa de diálogo social con sindicatos y patronal el próximo mes de julio, lo que sí se da por descartado en Moncloa es que una hipotética subida tenga efectos retroactivos a 1 de enero, como tienen previsto reclamar los sindicatos después de haberse congelado a principios de año.

En el ala ortodoxa del Ejecutivo, prevalece la lectura de que una subida en el actual contexto podría ralentizar la creación de empleo en ciertos sectores y lastrar la recuperación económica. Eso sí, se destaca que es "ineludible" el compromiso programático de que al final de la legislatura el SMI se equipare al 60% del salario medio. El debate, por tanto, se circunscribe a la senda para alcanzar esta cantidad, que fijará un grupo de expertos. Para los morados, sin embargo, es necesario aplicar cuanto antes la subida para combatir la pobreza laboral y corregir la pérdida de poder adquisitivo entre los trabajadores que sufrieron la congelación del SMI.

Durante los próximos días, está previsto que el comité de expertos remita al Gobierno sus conclusiones para fijar cuál es la cifra que corresponde al 60% del salario medio. Una cuestión en la que también hay diferentes posiciones, y que finalmente se quedaría en una horquilla de entre 60 y 90 euros más de los 950 euros actuales. Lejos por tanto de los 1.200 euros que llegaron a señalarse desde el sector morado del Gobierno. Se trata así de una cantidad que se ve "más razonable" desde los ministerios más económicos que la inicialmente planteada.

Una vez remitido el informe de conclusiones elaborado por el comité de expertos, se convocará la mesa de diálogo social

Una vez remitido el informe de conclusiones elaborado por el comité de expertos que guiará al Gobierno, se convocará la mesa de diálogo social. La intención de Trabajo es que se haga ya en el próximo mes de julio. La medida podría llevarse al Consejo de Ministros antes de verano, si se impone la posición de Trabajo, o dejarla para septiembre tras el arranque del nuevo curso político con vistas a asociarla a los Presupuestos de 2022.

Al contrario que el salario mínimo, durante este 2021 no se congelaron ni las pensiones ni el sueldo de los funcionarios, creciendo cerca de un punto. Asimismo, los convenios de empresa también aumentaron entre el 1,5% y el 1,8%, dejando más desprotegidos a los trabajadores con sueldo mínimo, ya que habitualmente son los que no están cubiertos por convenio.

Foto: María Jesús Montero, ministra de Hacienda (EFE)

Las discusiones sobre el SMI se están llevando con discreción, alejándose del ruido que se produjo a finales del pasado año entre los socios de la coalición. Entonces, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ganó el pulso interno frenando las intenciones de Trabajo de subir el SMI 50 euros, hasta los 1.000, en 14 pagas (13.300 euros brutos al año). El argumento fue que no era el momento debido a la situación de crisis económica derivada de la pandemia, mientras que ahora se quiere priorizar la creación de empleo.

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, advertía este martes en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros de que la senda de incrementos del SMI hasta situarlo en el 60% del salario mínimo deberá ser "compatible" con la creación de empleo y "no a costa" de perder puestos de trabajo. "Para el Gobierno, es importante llegar a ese compromiso, pero también que sea compatible con la generación de empleo para llegar a cifras prepandemia y, si es posible, recuperar las expectativas de ocupación que teníamos antes de la pandemia", concluyó.

Foto: El secretario de Estado de Economía, Gonzalo García Andrés, en las oficinas del ministerio. (Alejandro Martínez Vélez)
Gonzalo García, el nuevo n.º 2 de Calviño: "Lo prudente es esperar para subir el SMI"
Javier G. Jorrín Fotografías: Alejandro Martínez Vélez

El nuevo secretario de Estado de Economía, Gonzalo García Andrés, explicaba en una reciente entrevista con este diario que "lo más prudente nos parece esperar a que tengamos más claridad sobre la recuperación y poder reanudar ese avance hacia el objetivo de final de la legislatura, que es el 60% del salario medio, y que culminaría el esfuerzo que se hizo al inicio de la legislatura". En 2019 y 2020, se produjeron aumentos del 22,3% y el 5,6%, respectivamente, pasando de los 736 euros hasta los 950 actuales. Para el número dos de Nadia Calviño, los registros actuales de paro juvenil y de ERTE en sectores como la hostelería o el alojamiento "hacen poco prudente que se reanude esa subida del SMI en estas condiciones". El debate en el seno del Gobierno todavía es incipiente, pero el choque de posiciones no es nuevo.

El debate sobre la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) vuelve a coger fuerza en el seno del Gobierno, con posturas enfrentadas entre los ministerios más económicos y el de Trabajo. En Economía y Hacienda, se inclinan por no tocar el SMI en 2021 y posponer la subida para incluirla en el proyecto de Presupuestos del próximo año, mientras que desde el departamento que dirige Yolanda Díaz defienden que es "urgente" aumentar su cuantía.

SMI Nadia Calviño Yolanda Díaz Ministerio de Trabajo
El redactor recomienda